Sábado, 21 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Un total de 108 personas muestran su compromiso con España jurando o prometiendo la bandera
X
CIUDAD RODRIGO | JURA DE BANDERA

Un total de 108 personas muestran su compromiso con España jurando o prometiendo la bandera

LOCAL
Actualizado 08/05/2022 16:56
David Rodriguez

El acto estuvo marcado por el calor reinante en la Plaza Mayor mirobrigense, lo que provocó el mareo de varios soldados

Ciudad Rodrigo hizo en la mañana del domingo un guiño a su pasado militar con el acto de jura o promesa de la bandera de España por parte de civiles dirigido por la Base Aérea de Matacán, en el que finalmente tomaron parte –tras un par de bajas de última hora- 108 personas, algunas de las cuales contaron con la compañía de familiares en una zona acotada, siendo seguido todo ello por otros cuantos mirobrigenses, tanto a pie de Plaza (donde había ciertas restricciones) como desde los balcones.

Este acto de jura o promesa de la bandera de España estuvo marcado por el intenso calor reinante en la Plaza Mayor mirobrigense en los espacios donde daba directamente el sol, lo que acabó provocando el mareo de al menos cinco militares, teniendo que ser atendidos por los sanitarios militares con chalecos verdes que estaban repartidos por el ágora (en cuyos balcones lucían bastantes enseñas de España).

Precisamente, los militares fueron los primeros en formar en un lateral de la Plaza (se contó con personal de la Base Aérea de Matacán y con la Banda de Música del Acuartelamiento Aéreo de Getafe), situándose frente a ellos el grupo de jurandos (la mayor parte de los hombres iban con traje, mientras que entre las mujeres se vieron algunas mantillas negras), las autoridades militares, y las autoridades civiles que se habían apuntado a esta jura o promesa.

El acto comenzó oficialmente con la entrada en escena de la bandera de España desde los soportales de la Casa Consistorial, en cuya fachada se habían colgado los clásicos reposteros junto al emblema del Ejército del Aire. Una vez la bandera ya estuvo en posición, bajaron desde la Casa Consistorial a la Plaza el alcalde Marcos Iglesias, y el Coronel Jefe de la Base Aérea y Director del Grupo de Escuelas de Matacán, José Gallo. Como apertura del acto, ambos pasaron revista a las tropas, además de acercarse a saludar a los distintos grupos de jurandos.

El momento de jura o promesa de la bandera fue lo primero que se realizó, para lo cual José Gallo se situó junto a la bandera, donde pronunció la fórmula del juramento: "¡Españoles! ¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, con lealtad al Rey y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?". Todos los jurandos contestaron al unísono “sí, lo hacemos”, momento en el cual un sacerdote les dijo que “el Señor os ayude a cumplir lo que habéis jurado o prometido”.

A partir de ahí, comenzó el desfile por delante de la bandera de España de las 108 personas apuntadas (la cifra se quedó lejos de las 150 que podían llegar a participar), siendo los primeros el alcalde Marcos Iglesias, los concejales Beatriz Jorge Carpio, Ramón Sastre, José Manuel Jerez, Davinia Montero, Laura Vicente, Jorge Labajo, Carmen Lorenzo y Begoña Moro; el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Eloy Ruiz; el jefe de la Policía Local Narciso Caridad; y el presidente de la Asamblea Comarcal de Cruz Roja, Ángel Agudo.

Por la pandemia, no hubo beso a la bandera de España, sino que el gesto se limitó a una reverencia al paso por delante de la enseña por parte de los jurandos, entre los que había personas de fuera de Ciudad Rodrigo, según apuntó en el discurso que ofreció a continuación el alcalde Marcos Iglesias, que lo definió como “uno de los actos más singulares de los últimos tiempos” en Miróbriga.

El alcalde quiso reseñar que este acto lleno de “espíritu patriótico, de amor inmenso a nuestro país” era una “manifestación de nuestro compromiso hacia España, de que queremos a nuestro país”, evocando en otro tramo el “pasado glorioso y la contribución decisiva de Miróbriga a la historia de España”, añadiendo que lo “queremos seguir conmemorando”, por ejemplo al hilo de la festividad de San Sebastián o de la efeméride de la toma de la ciudad por parte de los franceses.

Al tratarse de un acto liderado por el Ejército del Aire, Marcos Iglesias mencionó a la primera mujer piloto de España, María de la Salud Bernaldo de Quirós, quién vivió un tiempo en Ciudad Rodrigo, como también recordó José Gallo en su alocución posterior. Asimismo, coincidieron al hablar de la invasión de Ucrania: Marcos Iglesias expresó que “pone de manifiesto la necesidad de aumentar el gasto y la inversión en defensa”, mientras que José Gallo resaltó que ese conflicto bélico “nos recuerda que la frontera entre lo civil y lo militar se desdibuja”.

En su intervención, José Gallo calificó como “un orgullo celebrar este acto en esta Plaza Mayor donde civiles y militares hicieron causa común”, incidiendo en que la bandera de España “nos simboliza a todos y representa nuestra historia”. Tras dar las gracias y la enhorabuena a los jurandos, tuvo un recuerdo para “aquellos que perdieron su vida cumpliendo su deber”.

En este sentido, tras la interpretación del Himno del Ejército del Aire por parte de la Banda de Música del Acuartelamiento Aéreo de Getafe, hubo de hecho un homenaje a los Caídos, con una alocución al respecto y el depósito de una corona de laurel a los pies de la Casa Consistorial por parte de Marcos Iglesias y José Gallo. El acto en sí se cerró con la salida de escena de la bandera de España mientras se interpretaba el Himno de España, todo ello con el aplauso de los presentes. A continuación, salieron las tropas desfilando por la Rúa del Sol, de la que volvieron unos minutos después para recorrer hacia abajo la Plaza Mayor.

Comentarios...