Sábado, 25 de junio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Hinojosa de Duero recupera con fuerza la Fiesta del Santo Cristo de la Misericordia
X
TRADICIÓN Y DEVOCIÓN

Hinojosa de Duero recupera con fuerza la Fiesta del Santo Cristo de la Misericordia

LAS ARRIBES
Actualizado 25/04/2022 10:38
Ester Corredera

Vecinos de todas las edades arropan a las mayordomas en los actos organizados por la Cofradía del Santo Cristo

Los vecinos de Hinojosa han dejado patente una vez más su involucración con la tradiciones de la villa participando masivamente en la Fiesta del Santo Cristo de la Misericordia, que se ha celebrado hoy, último domingo del mes de abril, como manda la tradición. Tras su suspensión en 2020 y 2021 -obligada por la pandemia de la Covid-19- la celebracción se ha retomado con fuerza, promovida, como es habitual, por la Cofradía del Santo Cristo de la Misericordia. La mayordomía de la fiesta la han ejercido este año cuatro mujeres: María Belén Flores, Rebeca Valeros, María Isabel Bartol y María Teresa Frutos.

La jornada festiva se abrió al mediodía con una misa solemne, presidida por el Obispo José Luis Retana Gozalo, acompañado por sacerdotes de la comarca del Abadengo. A continación, la imagen del Santo Cristo -una bella talla del siglo XII- fue sacada en procesión por las calles del pueblo.

Por la tarde, después del rezo del rosario, la novena y del ofertorio en un abarrotado templo parroquial, los vecinos acompañaron al Santo Cristo en una gran procesión hasta la ermita situada en el cerro de San Pedro. A lo largo de la empinada subida hasta el bello templo románico, los cofrades se relevaron por turnos para llevar las andas del Cristo, custodiada por las mayordomas y los sacerdotes del Abadengo.

En la explanada delantera de la ermita, la imagen del Santo Cristo presidió la Bendición de campos, la tradicional rogativa para pedir buenas cosechas.

Ya en el interior de la ermita el sacedorte Juan Carlos Gómez dirigió los últimos rezos en honor del Santo Cristo. A continuación, con la emoción latente en las voces, los asistentes entonaron el emotivo canto Ne Recorderis, que puso fin al responso por los difuntos celebrado en el interior de la ermita románica. Muchos devotos se acercaron a la imagen del Cristo para coger un ramito de flores y pasar un pañuelo o una estampa por los pies del crucificado, objetos que guardarán para conseguir el amparo del Santo Cristo de la Misericordia.

Finalizados los actos religiosos, las mayordomas invitaron a un convite de hermandad a los miembros de la Cofradía, un colectivo de 180 personas que encara con esperanza el futuro de la celebración de la Fiesta del Cristo, pues ya hay mayordomas -cuatro mujeres - para el próximo año y para los tres siguientes.

Comentarios...