Viernes, 27 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
“Sé que llegar a ser figura es un sueño, pero tampoco me imaginaba debutar en Olivenza”
X
ESTA TARDE DEBUTA CON PICADORES

“Sé que llegar a ser figura es un sueño, pero tampoco me imaginaba debutar en Olivenza”

TOROS
Actualizado 04/03/2022 09:22
P.Z.

"Llegué a la Escuela sin saber coger siquiera los trastos y me han enseñado los valores que debe tener un torero y han confiado siempre en mí”.

Los sueños, como los sentimientos, como las ilusiones y como la mayor parte de las cosas importantes de esta vida, suelen ser algo que mantenemos en silencio. Los paladeamos, los disfrutamos, los sufrimos, los trabajamos… los imaginamos una y otra vez. Pero un día no queda más remedio que gritarlos, para que, al fin, se cumplan.

Algo así le ha sucedido a Raquel Martín, novillera de la Escuela Taurina de Salamanca, con su debut con picadores. Lo ha soñado y lo ha gritado y hoy hará el paseíllo en Olivenza junto a Lalo de María y Alejandro Adame frente a un encierro de El Freixo, ganadería de El Juli, para subir un peldaño más en la profesión elegida y continuar paladeando más sueños de mano de la torera Cristina Sánchez, quien se hará cargo en solitario de su carrera a partir de ahora, de cuya relación profesional conocíamos más a través de este medio en una entrevista hace unos meses, y a quien atribuye “un apoyo moral para mi fundamental, le debo muchísimo”.

En realidad, el camino hacia este día ya ha sido para Raquel un sueño cumplido, pues como ella misma afirma “desde el momento en el que vi mi nombre anunciado en un cartel al lado de figuras del toreo, pensé que no podía ser cierto”. La preparación ha sido intensa, pero ha habido días en los que Raquel ha disfrutado especialmente, y así lo cuenta: “pude compartir un día de campo con El Juli hace poco, su ganadería es un lujo y tiene una clase extraordinaria”, - afirma Raquel -, “y fue para mí todo un regalo, absorbí sus consejos como si fuese una esponja” (ríe tímidamente).

Y por qué no, si de sueños hablamos, otro de los que esta joven novillera tiene es llegar a alcanzar cotas tan elevadas como las de El Juli o cualquier figura del escalafón superior “ahora mismo eso sí que es una utopía, pero por otro lado, no me imaginaba debutando en Olivenza ni el año pasado sin caballos en Arles… y pasito a pasito, estoy segura de que los sueños se pueden ir cumpliendo, así que ¿por qué no? Ojalá…”.

Hoy confiesa que “tiene nervios” pero por encima de esos nervios, “está la ilusión porque me siento una privilegiada y agradecida a quienes tengo a mi alrededor y hacen que este sueño se cumpla”. Parte de ese agradecimiento es sin duda para sus padres, pilares fundamentales para ella en este camino hacia el debut: “están de los nervios, incluso más que yo, porque creo que son más conscientes de la responsabilidad que conlleva este debut, pero saben taparlo, (ríe), porque saben que si no, yo me ataco más. Les estaré eternamente agradecida siempre por el apoyo incondicional que me han dado”.

La acompañará una cuadrilla de lujo “Ramón Moya, Elías Martín, Javier Gómez pascual, Manuel José Bernal y Alberto Sandoval serán mi familia hoy, ahora mismo ellos me aportan mucho, porque saben mucho más que yo, estoy encantada de poder rodearme de profesionales de este nivel”. Y no faltarán a la cita tampoco sus maestros de la Escuela Taurina quienes le dicen que “esté tranquila, que vengo con los deberes hechos”. “Les debo todo, - prosigue Raquel -, puesto que llegué a la Escuela sin saber coger siquiera los trastos y me han enseñado los valores que debe tener un torero y han confiado siempre en mí”.

Y después de Olivenza… “¡pues no se acaba el mundo!”, dice Raquel. Por delante y sobre la mesa ya tiene dos citas más, ambas en Francia. Arles e Istres la esperan tras el debut… “es cierto que pienso en que salga bien todo hoy, pero es evidente que en función de lo que pase, rodarán las cosas el resto de temporada…”.

Comentarios...