Viernes, 01 de julio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El PP insta al Gobierno a acometer la depuración de 36 municipios salmantinos de Las Arribes del Duero
X
PROPUESTA AL PLENO DE LA DIPUTACIÓN DE SALAMANCA

El PP insta al Gobierno a acometer la depuración de 36 municipios salmantinos de Las Arribes del Duero

LAS ARRIBES
Actualizado 24/02/2022 21:10
Miguel Corral

Un estudio redactado en 2017 por encargo de la institución provincial estima una inversión de 25,2 millones de euros, cantidad que podría financiarse con fondos europeos

El Grupo Popular en la Diputación de Salamanca presentará mañana viernes ante el pleno provincial una proposición para instar al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a que lleve a cabo la depuración de las aguas residuales de los municipios de la zona Arribes del Duero ubicados en la provincia de Salamanca, financiando las obras incluidas en el proyecto ‘Actuaciones varias del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León. Anexo V del Protocolo. Provincia de Salamanca’ con cargo a los Mecanismos para la Recuperación y Resiliencia, acción puesta en marcha en 2020 por el Consejo Europeo y dotada con 720.000 millones de euros.

El proyecto de depuración Arribes del Duero fue redactado por encargo de la Diputación de Salamanca en 2017 tras el convenio de colaboración establecido en 2012 con la Sociedad Estatal Aguas de la Cuenca del Norte (Acuanorte). Este estudio incluye 38 actuaciones en 36 términos municipales y está presupuestado en 25,2 millones de euros, pero cuatro años después de su finalización no ha sido tramitado ante los organismos competentes a pesar de haber superado el trámite ambiental, según Resolución de 10 de abril de 2017 de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente (BOE de 26 de abril de 2017).

Asimismo, la propuesta del PP también presenta una segunda opción al Ministerio, y es que en el caso de que Gobierno decline acometer directamente las obras, “que por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se realicen las gestiones necesarias para decaer el Interés General de las obras proyectadas, y permitir así a los ayuntamientos afectados optar por las ayudas y subvenciones que en materia de depuración de aguas residuales se están promoviendo desde la Diputación y Junta”.

Sobre este segundo punto cabe explicar que en 2011, mediante Acuerdo del Consejo de Ministros de 25 de noviembre, se aprobó la ejecución de diferentes obras denominadas ‘Actuaciones varias del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León’. Dentro de estas actuaciones de depuración de aguas residuales se incluyeron las destinadas a varios municipios de la provincia de Salamanca, en concreto los integrados en el Espacio Natural Arribes del Duero, que de esta forma fueron declaradas de Interés General, al formar parte del Plan Nacional de Calidad de las Aguas 2007-2015, una declaración que ahora impide que sean los propios ayuntamientos los que puedan llevar a cabo los proyectos de depuración mediante las líneas de ayudas puestas en marcha por la Administración autonómica y la Diputación de Salamanca.

El estudio quedó en algún cajón de la CHD

Ante el interés de algunos municipios porque se lleve a cabo la depuración de sus aguas residuales, y la ausencia de respuesta de la Administración durante años, algún Consistorio se ha puesto en contacto con la sociedad pública ACUAES para sondear el estado de las obras, obteniendo respuesta en noviembre de 2020 en los siguientes términos:

“Informarles que en el Convenio de Gestión Directa que esta Sociedad Estatal tiene suscrito con el hoy Ministerio para la Transición ecológica y Reto Demográfico, cuya modificación nº 1 de fecha 28 de noviembre de 2019 es la hoy vigente, no se incluye ninguna actuación en la provincia de Salamanca referente al Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León.

Asimismo, indicarles que en base a un convenio de colaboración firmado en 2012 con la Diputación de Salamanca, se redactaron proyectos de varios sistemas de saneamiento y depuración, entre el que se encuentra el del municipio de Mieza. Estos proyectos no llegaron a tramitarse administrativamente, quedando incluso pendiente de completarse el trámite de supervisión por la Confederación Hidrográfica del Duero. Llegado el final del periodo de elegibilidad del periodo de fondos europeos 2007- 2013, al no haberse podido desarrollar los mismos quedaron archivados a la espera de que algún interesado los requiriese”.

De esta comunicación formal, para el Grupo Popular “resulta manifiesto que el Ministerio no tiene previsto acometer estas obras y dado que tampoco ha decaído la declaración de Interés General de las mismas, la situación de facto es que los 36 municipios de la provincia de Salamanca incluidos en el proyecto ‘Actuaciones varias del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León. Anexo V del Protocolo. Provincia de Salamanca’, no pueden resolver sus problemas de depuración de aguas residuales dado que ni el proyecto redactado al efecto por el Ministerio cuenta con financiación, ni los citados municipios pueden optar a las convocatorias de subvención para depuración promovidas desde la Diputación y la Junta al estar declaradas las actuaciones de depuración de aguas residuales en los citados municipios de interés general por el Ministerio”, de ahí la propuesta del PP al pleno provincial.

Un poco de 'historia', de AcuaNorte a Acuaes

La que fuera directora general de la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas del Norte (Acuanorte), más tarde Acuaes, Isabel Pérez-Espinosa, informaba en septiembre de 2012 en Lumbrales a 33 representantes de municipios de Arribes de la redacción de un anteproyecto de depuración que sería financiado por la Diputación.

Del polémico anteproyecto nada se ha vuelto saber más allá del trámite ambiental de 2017, como tampoco de los criterios de selección de los municipios. Entonces, el principal escoyo estaba en la financiación del 20% del proyecto de unos 25 millones. La mitad de la cantidad resultante sería financiada por los ayuntamientos mediante la ayuda de AcuaNorte, que pondría el dinero hasta su amortización en 40 años. La otra mitad se repercutiría en el recibo del agua que pagarían los vecinos en otros 40 años.

El estudio prometido por AcuaNorte para iniciar la redacción de los proyectos incluía 38 núcleos objeto de depuración, todos los pertenecientes al Parque Arribes, además de otros limítrofes, aunque no todos, siendo este apartado uno de los puntos polémicos de una propuesta de la que nunca más se supo.

Comentarios...