Miércoles, 22 de mayo de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Una hipótesis sobre el Covid persistente
X

Una hipótesis sobre el Covid persistente

Actualizado 14/02/2022 08:29
Francisco Delgado

El hecho de que una numerosa parte de los millones de casos contagiados por el Covid 19, en sus distintas variantes, haya vivido el contagio unido a sentimientos de temor ante lo desconocido, de temor ante los múltiples interrogantes sobre el virus aún sin resolver, de inseguridad sobre la capacidad de respuesta del propio organismo, hace pensar que el sujeto que ha vivido esa experiencia traumática, tenga dificultades para acallar esos temores incluso después de vencida la infección. El Covid persistente es un diagnóstico de exclusión: si después de 1 a 3 meses de pasada la infección el paciente sigue manifestando síntomas ( la mayoría de las veces) subjetivos, se le diagnostica de Covid persistente (Long COVID, en inglés). Solo un pequeño porcentaje de estos pacientes manifiestan lo que podrían ser secuelas fisiológicas.

La medicina psicosomática y la psicopatología tienen muchas décadas de experiencia en el tratamiento de trastornos orgánicos de etiología psíquica. La experiencia de muchos médicos actuales, explorando enfermos que consultan por un supuesto Covid persistente, se concreta en que la gran mayoría de estos pacientes, después de una exploración general médica, tienen una objetiva ausencia de toda patología vírica. Y los síntomas por los que consultan, son síntomas de carácter subjetivo que siempre aparecen en estados postraumáticos, relacionados con temores a que haya daños irreversibles debidos al contagio pasado.

Esta realidad impone que la exploración y la investigación de los pacientes con síntomas de Covid persistentes, deban ser estudiados no solo desde el punto de vista médico, sino también desde el punto de vista psicológico. Desde este doble punto de vista se podrá objetivar razonablemente si el síntoma que el paciente sufre es debido al orden de lo puramente somático o surge de sentimientos de temor, angustia, depresión, nacidos de lo traumático que ha rodeado su propio contagio o el de sus seres queridos, fallecidos o con graves procesos vividos durante la pandemia.

La gran ola epidémica de problemas de salud mental que una parte importante de la población está padeciendo, cuyo factor desencadenante ha sido todo lo que ha rodeado al Covid 19, sugiere que los temores a unos efectos persistentes de dicho virus, formen parte de esa inestabilidad general que ha afectado a toda la población, a niños y adolescentes en mayor medida y a adultos, de formas muy variadas.

El paciente que sufre del llamado Covid persistente y que acude a una consulta médica, no saldrá de ella tranquilo solo por saber que no tiene patología alguna que explique sus síntomas; ha de entender que pueden persistir y de hecho persisten con gran frecuencia en la vida psíquica los sentimientos y emociones que han acompañado la enfermedad. Y que el ritmo de la vida emocional es distinto al tiempo de cura de cualquier enfermedad.

Ahora, más que nunca, es necesario que en los equipos médicos exista la figura del psicólogo clínico. Vivimos tiempos de confusión y frecuente dificultad de discernir la realidad de lo temido. Los negacionismos no son sino otra manera de expresar el miedo ante realidades de las que solo la ciencia puede afirmar su naturaleza y desarrollo.

¡Ojalá el déficit de atención a la salud mental en nuestro país, no persista por más tiempo!

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.