Sábado, 29 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Ibex 35: Una guerra entre los 8200 y los 9300 puntos
X

Ibex 35: Una guerra entre los 8200 y los 9300 puntos

OPINIóN
Actualizado 23/12/2021 11:59
Gabriel Servera

Niveles clave que marcarán los futuros movimientos del Ibex 35.

Se acerca el fin de este 2021, con un último semestre que ha venido acompañado de descensos récord en el número de parados, (o así nos lo han contado) y de grandes avances en cuanto al incremento de vacunados (o así nos lo han contado). Sin embargo, resulta que el panorama en los mercados no es en absoluto más alentador que el que encontrábamos a finales de 2020 cuando todo eran problemas, pero los gráficos nos invitaban a continuar invertidos.

La situación bursátil de muchas compañías americanas lleva varios meses alertando de una debilidad preocupante bajo el comportamiento, aparentemente tranquilo, de los índices y se perciben signos de debilidad e indecisión en muchos valores de crecimiento desde hace semanas.

El comportamiento del Ibex 35 durante estos 20 meses de subidas ha sido mucho más discreto que en el resto de índices europeos y la comparación es muy triste si confrontamos su evolución con la del SP500, Dow Jones o Nasdaq.

La rotación inversora hacia sectores más cíclicos en los últimos meses está siendo evidente, y los valores más defensivos o conservadores son los que están mostrando una mayor fortaleza relativa. Por primera vez en mucho tiempo, la tecnología demuestra debilidad de cara al corto/medio plazo.

Está muy claro que la confianza inversora en nuestro país brilla por su ausencia, pero aquí viene el gran dilema al que nuestra mente racional nos puede conducir en este momento.

¿Puede beneficiar todo lo anterior a una economía como la española y a un índice compuesto en su gran mayoría por valores cíclicos como es el Ibex 35?

Mi opinión desde hace años, es que lo fuerte es más propenso a mantenerse fuerte y lo débil es más propenso a continuar con su debilidad. Pero sobre esto puede haber excepciones, sobre todo en el corto plazo.

Para no sufrir este tipo de dilemas tenemos una potente herramienta que nos proporciona la ventaja de mantenernos al margen a la espera de que las manos fuertes muevan ficha: El análisis técnico.

Si analizamos el comportamiento del Ibex en el largo plazo, encontramos un índice débil, pero que en el corto/medio plazo intentaba rebotar contra viento y marea.

En noviembre comenzaban los problemas mientras se acercaba a las potentes resistencias localizadas en los 9300 puntos. Y el día 26 del mismo mes quedaba de manifiesto un nuevo síntoma de debilidad cuando lo precios abrían con un gap bajista con continuación durante toda la sesión y que dejaba una nueva resistencia de corto plazo en los 8700 puntos.

Actualmente se encuentra muy próximo a soportes, lo que lo convierte en un blanco fácil para inversores alcistas que buscan especular con un riesgo reducido. Pero el recorrido de estas subidas es preocupante y los sucesivos rebotes podrían ser una trampa mortal si no se superan los niveles que veremos a continuación:

Cualquier esperanza de mejoría en el Ibex 35 pasa por no perforar, bajo ningún concepto, el soporte en los 8200 puntos a cierre de mercado. En caso de perder estos niveles, se proyectarían objetivos bajistas hacia los 7200 puntos.

Respetándose estos niveles de soporte cabe lugar a la esperanza, con un primer obstáculo en los 8700 puntos, su primera resistencia, que de ser superado impulsaría los precios hacia los 9200-9300 puntos, zona clave de cara a su futura evolución.

En caso de superarse estos 9300 puntos el Ibex tendría vía libre para volar hasta los 10.000 puntos. Pero mucho cuidado si no pierde los 8200 puntos marcados como soporte, posteriormente consigue superar la primera resistencia en 8700 puntos y finalmente se aproxima a esas zonas de 9200 puntos acompañado de cantos celestiales, que anticipan el fin de la crisis, una gran disminución del paro, el final de la pandemia y diferentes noticias similares que inciten a invertir. Mucho cuidado porque comprar en estas zonas de resistencia podría ser catastrófico. Es preferible comprar un 3% más caro, pero habiendo superado resistencias, que por querer ahorrarnos ese 3% hacerlo en una zona clara de venta.

Por lo tanto, mi consejo de cara al nuevo año: Absoluta precaución, niveles claros, lupa en una mano, metro en la otra y los ojos bien abiertos.

Felices fiestas y feliz 2022.

Ibex 35: Una guerra entre los 8200 y los 9300 puntos | Imagen 1

Comentarios...