Lunes, 08 de agosto de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Se jubila Domingo Siro, eficaz y valiente banderillero salmantino
X

Se jubila Domingo Siro, eficaz y valiente banderillero salmantino

SOCIEDAD
Actualizado 15/12/2021
Toño Blázquez

"Brilló con todos sus matadores, casi siempre con primeras figuras del toreo, grandes ferias?porque ha vivido el toreo en todos sus eslabones"

La estatura del corazón

Tengo por ahí alguna foto donde Domingo Siro, un chavea entonces, hacía grupito en la plaza de toros La "Capea", de Chamberí, con un tipo francés y algún otro personaje anónimo. "Venga, juntaros, que os hago una foto". El francés, rubito, treintañero y con un puntazo de alucine con esto de los toros, venía todos los años a Salamanca, a casa de los dominios del Sr. Paco Prado, a torear unas vaquillas. El Sr. Paco, con sus negocios con la carne y su placita, única entonces por aquellos pagos, con su callejón y sus corralitos, hacía sus apaños con la extranjería enamorada de los toros. Se ponían delante, brujuleaban para acá y para allá y entonces, al final, salían los chaveas que vivían por allí, a torear la becerra, más enterados de la cuestión: El Miura, el Pedri (El Niño de la Capea), "Cesterito"?y desde el balcón que daba a la placita de toros miraba un chavalín chicato pero avispado y listo como él solo. Minguito. Un día bajó y se unió a la banda de chavales que pululaban en torno a las vaquillas, aprendían a burlarlas y a torear más como Dios manda cuando los que iban de juerga y las pagaban mudaban la color de la "jeró" al primer revolcón.

Mingo no era Gasol precisamente, pero se nutrió pronto del oficio en engañar a los animales con las telas, la colocación y la martingala de las picardías. Pero, de familia humilde, Mingo se dio enseguida cuenta que iba a resolver su futuro dedicándose al toro. Y se hizo novillero a medida que fue cumpliendo años. Toreó aquellas legendarias becerradas nocturnas en la Glorieta en las que vi los primeros balbuceos taurinos de gente como Mario Herrero, Miguel Ángel Sánchez, "El Rubio de la Glorieta" etc? Cuando, tras una de ellas, Nicasio Pérez "Cesterito" perdió la vida en la carretera de Cabrerizos, Y comenzamos a medir a Domingo Siro, no por su estatura, sino por su corazón, su valentía.

Fue un suspiro ese paso primero, enseguida se hizo banderillero. Y rápido brilló con todos sus matadores, casi siempre con primeras figuras del toreo, grandes ferias?porque Domingo Siro ha vivido el toreo en todos sus eslabones. Torero de plata sí, pero con mucho oro dentro.

Si a Mingo se le quiere de verdad en una plaza, esa es Salamanca. La vecindad, la cercanía de los recuerdos de su barrio, Chamberí. En la Glorieta le hemos aplaudido mil veces por su entrega, su disposición siempre ante toros difíciles, con peligro evidente, esos toros malévolos que esperan, que impiden meter los brazos. Ahí el corazón de Domingo Siro ganó siempre en estatura y la afición de su tierra se lo reconoció con cariño y admiración. Creo que por eso Domingo debió anunciar su retirada en la pasada Feria charra. No merece irse así, en silencio, con su extraordinaria hoja de servicios a la Fiesta. Mingo mereció una vuelta al ruedo entre ovaciones en su plaza, en su tierra. Hubiera sido el broche justo e ideal para una carrera modélica.

Misión cumplida, felicidades Maestro.

Toño Blázquez

Comentarios...