, 03 de julio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Sobradillo vibra con la Fiesta de la Capachera
X

Sobradillo vibra con la Fiesta de la Capachera

LAS ARRIBES
Actualizado 20/12/2021 20:59
Gerente

Al convite de chorizo asado y vino seguiría la hoguera de quintos y el encendido de capachos en la torre de la iglesia, para concluir con una discoteca móvil

Tras su regreso en 2019, 65 años después, y después del parón sufrido por todas las actividades multitudinarias en 2020 como consecuencia de la pandemia, Sobradillo volvía a vibrar la noche previa al día de la Inmaculada con la Fiesta de la Capachera, celebración de quintos y que gira en torno al fuego y la luz.

Precisamente, junto a la plaza del Torreón, hoy Casa del Parque Natural Arribes del Duero, esperaba una gran pira para ser encendida por los quintos, aunque antes decenas de personas se concentraban en la Plaza del Ayuntamiento para dar cuenta del convite de chorizo asado y vino ofrecido por el Ayuntamiento, 30 kilos de embutido para coger fuerza ante una larga y fría noche, con algo de lluvia por momentos, pero apenas sin importancia, por lo que no impidió la discoteca móvil hasta entrada la madrugada del miércoles.

Una vez finalizada la degustación de chorizo elaborado por Embutidos Herrero, se procedería al encendido de la hoguera, momento en el que los quintos cobrarían todo el protagonismo. Y una vez con el júmbrio (enebro) y otras leñas hechas ascuas, todas las miradas se dirigirían a la torre del campanario de la iglesia para ver la estela de fuego del capacho sobre la oscuridad de la noche.

Como recordaba el alcalde de la localidad, José María González, no ha sido fácil encontrar capachos aptos para celebrar esta fiesta, un elemento fundamental que hasta hace unas décadas podía encontrarse en cualquier almazara, pues era usado para el prensado de la pasta de aceituna una vez molida y de ahí extraer el aceite, pero con las nuevas almazaras los capachos han desparecido.

Los capachos utilizados para el prensado quedaban impregnados de aceite, lo que facilitaba que ardieran al ser volteados en el aire, dejando su estela de fuego en la oscuridad y creando una imagen muy llamativa. En la actualidad, ante la ausencia de capachos en las almazaras de la zona, el alcalde señalaba que han tenido que recurrir a una empresa andaluza, dedicada a la elaboración de capachos como elemento decorativo, para poder adquirirlos y posteriormente han procedido a impregnarlos en gasóleo para facilitar su combustión.

De este modo, una de las campanas de la iglesia comenzaba a tañer anunciando el inicio inmediato de la capachera, se apagaron las luces de la plaza y únicamente quedó como fuente de luz la llama del capacho ardiendo en círculos verticales sobre la fachada de la torre de la iglesia. Sobradillo regresaba entonces a otro momento de su historia.

Comentarios...