Sábado, 22 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El Abadengo se planta y no irá a la vacunación el martes en Vitigudino

El Abadengo se planta y no irá a la vacunación el martes en Vitigudino

COMARCA
Actualizado 06/11/2021
Ester Corredera

Los asistentes a la concentración decidieron a mano alzada no acudir a la cita y pidieron el apoyo de los Alcaldes

La concentración celebrada esta tarde a las puerta del centro de salud de Lumbrales han concluido con el acuerdo de los asistentes de no acudir el próximo martes a Vitigudino, donde el Sacyl ha citado a los mayores de 86 años para recibir la tercera dosis de la vacuna del Covid-19 y de la gripe. Al grito de "que no vaya nadie" y a mano alzada los presentes han acordado no desplazarse ni desplazar a sus mayores al frontón de Vitigudino.

La propuesta lanzada por una vecina de Lumbrales, Maribel Bartol, encontró rapidamente el apoyo de los vecinos del Abadengo, lumbralenses y de otros pueblos de la comarca que respondieron a la convocatoria lanzada desde el Ayuntamiento de Lumbrales, a instancia de un grupo de vecinas.

Maribel Bartol también pidió a los alcades de la comarca el apoyo a la decisión de sus ciudadanos de exigir la vacunación en el centro de salud de Lumbrales, e incluso en los consultorios locales, con la presentación de acuerdo conjunto a la Gerencia de salud de Salamanca. De esta forma, "la responsabilidad de la no vacunación de los Mayores recaiga sobre la gerencia de salud de Salamanca", propuesta muy aplaudida.

Otra propuesta lanzada por la vecina de Lumbrales fue la presentación de reclamaciones personales en contra del desplazamiento de cada uno de los mayores citados el martes en Vitigudino. Las reclamaciones se pueden presentar en el centro de salud de Lumbrales el próximo lunes.

Manifiesto en contra de la decisión del Sacyl

La concentración se había abierto con la lectura de un manifiesto, a cargo de Ángel Miguel, un jubilado vecino de Lumbrales, en el que se exponen las razones y los argumentos en contra del obligado desplazamiento de los mayores de 86 años a un polideportivo que no reune las medidas sanitarias que sí encuentran en los centros de salud. (Manifiesto recogido más abajo).

Por su parte, Juan Francisco Arroyo, presidente de la Unión de Asociaciones de Mayores de la comarca de Vitigudino intervino para analizar algunos de los aspectos más conflictivos de la reforna sanitaria promovida por la Junta de Castilla y León, como el tema de las consultas semananales programadas -que acabarán desapareciendo en los pueblos pequeños-, y la atención vía telefónica a los pacientes de edad muy avanzada, que no se encuentran cómodos con este servicio.

En el acto también intervinieron José Francisco Bautista, alcalde de Hinojosa y diputado provincial, y Luis Rodriguez, médico y alcalde de Pereña. Rodriguez, que había acudido a la concentración como vecino de Pereña, acabó interviendo para reincidir en su postura respecto a la decisión del Sacyl y de la Gerencia de Salamanca de desplazar a los vecinos de toda la zona de Vitigudino a la capital de la comarca. "Como ya he dicho no entiendo que se vacune en un fronton que no reune condiciones sanitarias adecuadas, que es frio, cuando tenemos tres centros de salud perfectamente dotados, y tenemos bien preparados todos los consultorios locales, es decir se puede vacunar como se ha vacunado todos los años de la gripe" afirmó.

"Como vecino de un pueblo rural no entederé nunca esta decisión, pero no puedo decir que no vayais a vacunaros, es responsabilidad de cada uno" añadió el doctor y alcalde, que además, apostó por la oposición de foma conjunta a todos los ayuntamientos de la comarca de Vitigudino, "manifestar nuestra oposición rotunda a esta decisión y pedir que se adopten las medidas necesarias para que lo que va a pasar el martes en Vitigudino no pase, para evitar que la gente no acuda a vacunarse".

Bautista, por su parte, ratificó que todos los alcaldes de la zona "éstén aqui ahora o no, están en contra de esa decisión, frontalmente en contra". Además, mostró el apoyo a propuesta acordada de no acudir el martes a Vitigudino "creo que es la única forma de poder parar esto. Creo que es la única solución. Pues hemos estado haciendo gestiones para intentar que esto no se lleve a cabo, y no hemos tenido respuesta ninguna". Bautista se comprometió a informar a los vecinos de Hinojosa el acuerdo adoptado aquí, luego, libremente cada uno el que quiera que vaya". Una hora después de finalizar la concentración, Bautista informó a sus vecinos, vía facebook.

También por facebook, Carlos Pedraz, el alcalde de Lumbrales (ausente por motivos laborales) mostraba su agradecimiento a los vecinos del Abadengo que habían acudido a la concentración.

Además de los vecinos, en la concentración también estuvieron presentes alcaldes y concejales de varios pueblos del Abadengo, además de Saldeana, y Fernando Rubio, alcalde de Juzbado y diputado, portavoz del Psoe en la Diputación.

MANIFIESTO

En primer lugar, gracias a todos por estar aquí.

Aunque no sepamos muy bien por qué estamos aquí.

Aunque no entendamos en absoluto por qué tenemos que estar hoy aquí?

Por qué envían a nuestros mayores y a nuestros profesionales a un frío pabellón de deportes, a 30, 40 o más kilómetros de sus domicilios o centros de trabajo, para suministrarle unas vacunas que pueden administrar perfectamente y con mayores garantías sanitarias en nuestros Centros de Salud.

Personas de 80 y 90 años que, en muchos casos, tienen enormes dificultades, que les supone un enorme esfuerzo o incluso están incapacitadas para, simplemente, salir a comprar el pan a unos pocos metros de sus domicilios.

Personas que no tienen acceso a las redes sociales, ni a los carteles en los consultorios médicos, con problemas para escuchar o entender los bandos municipales u otros medios de comunicación.

Cientos de personas que, en muchos casos, no tienen medios de transporte en sus municipios, ni público ni privado, ni medios económicos para pagar los 30? que les pueden pedir por ese viaje, una cantidad que puede suponer casi el 10% de su pensión en algunos casos.

Decenas de personas que posiblemente no acudirán a recibir esas dosis porque la Consejería de Sanidad no considera que deban tener las mismas facilidades que sí les dan a 'los antivacunas' para administrárselas dónde y cuando quieran.

Un auténtico despropósito y una burla a los ciudadanos, como ha calificado algún alcalde, cuando existen en la comarca tres excelentes Centros de salud, en Vitigudino, en Aldeadávila y en Lumbrales.

Nos dice la Consejería que las personas que no puedan acudir por problemas de movilidad o desplazamiento se vacunarán más adelante en el Centro de Salud, consultorio o domicilio (en caso de ser personas inmovilizadas), pero lo cierto es que eso sólo sucederá en el caso de personas con un alto grado de dependencia, un barthel inferior a 20, es decir, prácticamente encamados.

La decisión de Sanidad parte de un profundo desconocimiento de la realidad de las personas y pacientes que viven en el mundo rural, y están muy lejos de esos cantos de sirena con los que regalan nuestros oídos una vez cada cuatro años.

Así no se lucha contra la despoblación.

Así no se acercan los servicios públicos a la ciudadanía.

Así no se garantiza un buen servicio en los Centros de Salud, ya de por sí diezmados de facultativos, que quedarán durante horas sin consultas ordinarias de enfermería porque todos los profesionales tendrán que estar en Vitigudino.

Sólo queremos que nos expliquen por qué tenemos que estar aquí hoy reclamando un derecho, una atención sanitaria y humanitaria que no nos discrimine por vivir en un pueblo.

Por una sanidad rural digna.

Por el respeto a nuestros mayores.

Por coherencia y por humanidad.

¡Vacunas en nuestros centros de salud ya!

Comentarios...