Miércoles, 19 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Las tradiciones que perduran en el Día de Todos los Santos

Las tradiciones que perduran en el Día de Todos los Santos

LOCAL
Actualizado 01/11/2021
Redacción

El Día de Todos los Santos, 1 de noviembre, es una de las festividades señaladas del calendario, especialmente por su significado religioso. Un día que trae consigo además otras tradiciones que perduran, como la de degustar los dulces típicos de estas fechas como la de asar castañas y celebrar el tradicional magosto.

Ciertamente el 1 de noviembre es un día de marcada tradición con las visitas al cementerio para llevar flores a las tumbas de los seres queridos. Las puertas de los cementerios -tanto de la capital como de la provincia- permanecen abiertas desde incluso varios días antes para los que acuden a arreglar o limpiar las tumbas para este día. Un día también de encuentro entre las familias que no olvidan a los seres queridos que perdieron.

El Día de Todos los Santos también cuenta con sus tradiciones en clave gastronómica, y con protagonismo para los buñuelos de viento, huesos de santo, dulces de castañas... Un día con sabor a buñuelos clásicos, pero también de crema, nata o de chocolate; a masa de mazapán, yema de huevo y cabello de ángel.

Los huesos de Santo, elaborados con masa de almendra y azúcar con diferentes rellenos. Tienen forma de hueso, de ahí su nombre, y sabores de los más variado: yema, fresa, limón, trufa negra, toffee, trufa blanca o yogur. Y los buñuelos, hechos con una masa hecha de harina y azúcar y rellenos de lo más variopinto.

Origen de los buñuelos y huesos de Santo

Aunque su origen se remonta a mucho antes, en España aparecen recetas para la elaboración de buñuelos desde el siglo XVI. Tal y como recopila la web de Tierra de Sabor, la primera sociedad que consumió buñuelos fue la morisca. Sus ciudadanos, gente humilde, desempeñaban también el oficio de vendedores ambulantes de buñuelos. Dulce que se tomaba frito en aceite y cubierto de miel. La costumbre se cristianiza dentro de la cocina conventual del medievo.

Con respecto a su simbología cuenta la tradición que cuando te comes un buñuelo sacas un alma del purgatorio. Los Huesos de santo, dulces de mazapán, azúcar y huevo, simbolizan cariñosamente a los muertos, el acto de comer estos riquísimos dulces se considera que los quieres y no les temes.

Tiempo de castañas

También es tiempo de asar y degustar castañas, uno de los frutos por excelencia del otoño. De hecho, en nuestra provincia, en concreto en pueblos de la Sierra de Francia y de Béjar se mantiene la tradición de hacer el magosto en la que se cuecen o asan castañas. Esta fiesta popular, que en su día servía de merienda, se sigue celebrando con diferentes actividades en muchos pueblos de la provincia.

Comentarios...