Lunes, 26 de septiembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Efemérides alternativas
X

Efemérides alternativas

OPINIóN
Actualizado 21/10/2021
Luis Castro Berrojo

Efemérides alternativas | Imagen 1

La memoria individual es selectiva. Quiere decirse que recordamos ciertas cosas y olvidamos otras, sin que intervenga la voluntad en todas las ocasiones; y no siempre son los mismos los olvidos y los recuerdos. Además, al traer al presente una vieja experiencia ésta no viene tal cual la vivimos en su momento, sino que aparece en la conciencia más o menos retocada o reconstruida. Lo mismo ocurre con la memoria colectiva o histórica, aunque algunos niegan que exista tal cosa. Conmemoramos ?recordamos en común? ciertos hechos y condenamos al olvido otros, no siendo menos transformadora y cambiante esa memoria colectiva. Por ejemplo, es muy distinta la memoria que se tenía del "Descubrimiento" en su IV centenario (1892), plasmada en monumentos a Colón como los del paseo de Zorrilla en Valladolid, el puerto de Barcelona y la Castellana de Madrid, de la actual, cuando se echan abajo con violencia ese tipo de estatuas en varias ciudades de América.

En ocasiones se da una inflación conmemorativa y memorial, sobre todo en sociedades con larga y agitada historia, como las europeas. Ya Albert Camus advirtió la omnipresencia del pasado en nuestras ciudades, patente en los monumentos, actos, ceremonias públicas y demás elementos recordatorios de sucesos, personajes y personas de otros tiempos (distingo a los personajes de la gente común porque los "soldados desconocidos" y el pueblo llano y anónimo poco a poco van ocupando los pedestales antes privativos de los magnates.)

En este sentido, podría decirse que desde hace unos años en Salamanca adolecemos de unamunitis, una fuerte adición al recuerdo encomiástico del que fuera dos veces rector de la universidad. Aunque la cosa viene de atrás (el primer homenaje se lo hizo ya la Falange en el funeral, aunque él la aborreciera), recordaré sólo sucesos de los últimos años. Además de los recuerdos anuales ante su estatua y en el cementerio, se han hecho tres películas, que han dado que hablar hasta a los legionarios; se han publicado varios libros (recuerdo cuatro y me consta que hay alguno más en el tintero) y muchos artículos de prensa y académicos; hemos visto exposiciones sobre los retratos, fotos y caricaturas de Unamuno, así como de las pajaritas y dibujos qué él mismo hacía, que no se le daban nada mal, y hoy mismo se inaugura otra en el colegio de Fonseca sobre su proyección política. También han menudeado las charlas o mesas redondas. El pasado 12 de septiembre volvimos al tema en el Centro de la Memoria Histórica y más tarde hubo un homenaje a Unamuno de dos días, organizado por la USAL, con la intervención del inefable tándem de los profesores Rabaté, que siempre tienen algo nuevo que decir sobre nuestro personaje y que tanto hacen reír a otros profes por la manera en que lo cuentan. Y antes de acabar el año, la asociación de amigos del escritor aún tiene preparado otro acto. Y tanto hemos llegado a debatir y a recordar que no sólo hemos analizado lo que fue, lo que dijo y lo que escribió Unamuno, sino también lo que no fue ni le ocurrió, como su supuesto asesinato y su republicanismo hasta el final. Pero ahí seguimos, haciendo el juego a algunos desaprensivos y con el visto bueno de la USAL. (No debería criticar demasiado a los demás, pues yo mismo he escrito aquí cuatro o cinco veces sobre él).

Entiéndaseme: hace bien la asociación de amigos de Unamuno, pues para eso está. Pero, por lo que se refiere a la Universidad de Salamanca y demás agentes culturales locales, (ayuntamiento, diputación, patronato ¿no habrá otros temas que abordar, aunque sea encajando en la dinámica, siempre un poco ortopédica, de los centenarios? Por ejemplo, en mayo pasado hubo un gran congreso en Valladolid sobre los comuneros de Castilla con motivo de su V Centenario y, desde luego, Salamanca no tendría menos motivos para recordarlos, habiendo sido uno de los lugares con mayor protagonismo en esa rebelión, tanto en el plano de la movilización política, dirigida por los Maldonado, como por su aportación al programa reivindicativo comunero con la llamada "carta de los frailes", elaborada por franciscanos y dominicos en enero de 1520.

Y más o menos contemporánea de la batalla de Villalar fue la toma de Tenochtitlán por Hernán Cortés, inicio de la conquista de Tierra Firme y de la América luego llamada española. El suceso, 500 años después, está siendo conmemorado en México con gran pompa y circunstancia, al coincidir también con el segundo centenario de la independencia. Ya en el siglo XVI la colonización del Nuevo Mundo generó un gran debate ideológico y político en torno a los justos títulos, es decir, los supuestos jurídicos que hubiera, si los había, para justificar la invasión de sus territorios, la esclavitud de sus habitantes, la explotación de sus riquezas y, en fin, la soberanía de la corona de Castilla sobre todo ello. Y en ese debate tuvieron mucho que ver la universidad de Salamanca y ciertos frailes y filósofos de las mencionadas órdenes de menores y predicadores. Con posturas muy variadas y matizadas (más que las que sostienen algunos hoy. Hace poco leímos a un colega de columna dando por buena la rancia explicación de que América fue otorgada por el papa a "España" con la condición de llevar allí el evangelio. Hablaba de Adriano VI, el papa Borgia, uno de los más corruptos y venales de la historia, si no el que más).

Tanto un tema como el otro ?la rebelión comunera y la colonización de América?, han sido y son aún hoy temas polémicos, sobre los que además recae cierto revisionismo, incluso de la Real Academia de la Historia. Y seguramente hay más asuntos a examinar o revisar. Pero nos tememos que la próxima ocurrencia o "descubrimiento" sobre Unamuno no nos deje tiempo u ocasión para abordar alguna otra cosa.

(Imagen: Sepulcro de los Maldonado. Museo de Salamanca.

Foto del Congreso sobre los Comuneros. Valladolid, mayo de 2021)

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...