Jueves, 27 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Vermú con anchoas
X

Vermú con anchoas

OPINIóN
Actualizado 19/10/2021
Anselmo Santos

"Cuando uno se va a marchar, bien por causas determinadas, o por la propia edad? sabe que se va a marchar, aunque lo importante es haber llegado hasta aquí"

Esto lo dijo alguien y tiene más lógica y verdad que un Santo. Y de paso me viene bien para explicar, de una vez por todas, la decisión que he tomado de "abandonar" a la Peña Los Magníficos de la que mucho he escrito y formado parte activa, durante largos años. Puedo asegurar y aseguro que lo he hecho con gran dolor de corazón y lágrimas en los ojos, pero a la vez obligado por gran pérdida auditiva, vulgarmente sordera persistente y pertinaz y que posiblemente la ciencia describiría como 'el adelgazamiento de la piel, la consunción paulatina de la grasa, la substitución de la función renal y hepática por tejidos conjuntivos, la disolución de loa músculos por la grasa y la substitución por fibras elásticas, pero duras'. Todo ello es síntoma de vejez añadiendo además inmisericorde; los cartílago se osifican, los huesos se hacen quebradizos, el tímpano del oído se engruesa, el cristalino del ojo pierde elasticidad"? ¿Para qué seguir ahondando en el drama?

Vermú con anchoas | Imagen 1Hablando en plata y sin "tapujos" que valgan se puede y debe decir: "Estoy más sordo qué una tapia"? y que sostener una conversación con más de tres personas juntas me resulta imposible además de embarazoso y deprimente al no poder enterarme de lo que se habla en la reunión, también en la vida diaria. Algo que se ha agrandado aún más debido a las mascarillas que no permiten leer en los labios? ¡Por Dios diría nuestra inefable amiga Mari Loli!

Por ello "abandono" estas gratas reuniones de amigos del alma y aventuras cultural gastronómicas ampliamente disfrutadas. Dejo atrás una buena experiencia y amigos incondicionales (Ver foto). José Ignacio Hernández, Vicente Holguera, Ángel Gómez, Nico Martín, José Luis Ingelmo, Tomás Román (en la foto está también-Juan-un buen amigo de El Cerro). Fuimos en un principio hasta 12, pero circunstancias de la vida, una muerte sentida, y malos entendidos como en las buenas familias-, fueron disminuyendo el número de integrantes, hasta llegar a la actualidad con 7 ¡perdón! con 6, quitándome yo? ¡Siendo como los "siete magníficos" de la célebre película!

Puedo asegurar que "la añoranza, recuerdos y también deseos, ilusiones y esperanzas que dieron sentido a esta convivencia, siempre perduraran en mí. Y darán sentido al presente que ahora tengo que vivir y que se alimentará insaciable con todo lo que ya se ha hecho eterno gracias a aquellos encuentros, entre personas afines, personajes, ambientes y paisajes. Que para mí ya serán presenta continuo"?

Por ello, me agradaría no perder el contacto con estos amigos singulares. Además en unos tiempos confusos en que vivimos inmersos en el absurdo más infinito. Y donde la empatía no funciona a tope. Por la parte que me toca, quisiera agradecerles a estos amigos su amistad, entre otras cosas porque este agradecimiento mejora el bienestar, tanto del que lo dice, como del que lo recibe.

Por ello, me gustaría de ahora en adelante, al alejarme voluntario pero obligado por imponderables de las reuniones habituales, del bullicio y el ruido "sin escuchar las palabras"; el no perder la posibilidad siempre agradable de poder veros de vez en cuando en el querido Rincón de Pensar (Ver foto), personalmente o máximo dos personas, pues la capacidad auditiva no da para más y el ?Rincón-, es acogedor pero pequeño; lugar en que aparte de hablar de lo divino y humano, os puedo invitar a un vermú con anchoas, y algo más. Ello en recuerdo del inefable señor Manuel con quien charlamos sin tapujos ni zarandajas, pues también era amigo vuestro. Es sí. Será un vermú normal pues dada ya la edad avanzada de todos nosotros no sería conveniente aunque estuviera rico "cargarle" con: "Dos medidas de ginebra seca, dos medidas de Campari, dos medidas de-Vermú Rojo-, cubitos de hielo y dos cuartos de naranja. Bien agitado y? ¡buen provecho! Hasta la inefable Mari Loli, nuestra amiga nos lo reprocharía? ¡Por Diossss? donde vamos a parar!

Y termino tal como comencé este artículo de hoy: "Cuando uno se va a marchar, por causas indeterminadas o la propia edad? sabe que se va a marchar"? ¡Tal es el caso!

Pues eso.

Comentarios...