Sábado, 22 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Testigos en el juicio por el accidente de Galisancho confirman que el acusado consumió cocaína esa noche

Testigos en el juicio por el accidente de Galisancho confirman que el acusado consumió cocaína esa noche

SUCESOS
Actualizado 19/10/2021
Vanesa Martins

Testigos del juicio confirmaban que el conductor consumió cocaína esa noche, mientras fiscal y defensa discrepan sobre la pérdida de memoria del conductor

Este martes, la Audiencia Provincial acogía la segunda sesión del juicio por el accidente de tráfico que tenía lugar en Galisancho, en la madrugada del 21 de junio de 2019, y en el que fallecían cuatro jóvenes de Alba de Tormes, de los seis que iban en el vehículo.

Para el conductor, A. J. L., que se ha mostrado muy nervioso, sin parar de mover una pierna, la Fiscalía pide ocho años de cárcel, once de retirada del carnet y el pago de 305.000 euros en indemnizaciones para las familias de las víctimas. Sin embargo, la defensa solicita la absolución.Testigos en el juicio por el accidente de Galisancho confirman que el acusado consumió cocaína esa noche | Imagen 1

Tras la primera jornada del juicio, en la que el acusado afirmaba que no se acordaba del siniestro, esta mañana, en la segunda, han compadecido dos testigos: una médica y una enfermera que han confirmado la presencia de alcohol y drogas en el conductor. Además, explicaban que la "presencia de cocaína en sangre muestra que ha sido tomada recientemente, lo que se traduce en que sobre la persona es probable que esté teniendo efectos". En este punto, concluían que el sujeto había consumido el alcohol y las drogas al mismo tiempo.

En este sentido, otro testigo, uno de los supervivientes del accidente, afirmaba en la sesión del lunes que el acusado y conductor "estaba nervioso y algo agresivo antes de entrar en el vehículo". Síntomas relacionados con el consumo de cocaína.

El fiscal desconfía de la falta de memoria del acusado

En su intervención de este martes, el fiscal pedía ocho años de prisión y once de la retirada del carnet para el acusado, al tiempo que argumentaba que "hay pruebas contundentes, el acusado señala no recordar nada pero en algunas ocasiones ha negado cosas, creemos que es una amnesia selectiva". Además, resaltaba que "no ha mostrado el más mínimo arrepentimiento".

En este sentido, según la fiscalía, "la combinación de conducir un vehículo con el consumo de alcohol y drogas es equivalente a un arma". "Los testimonios de los testigos y los informes avalan que consumió a la vez cocaína y alcohol, lo que dio lugar a una conducción temeraria, acelerones, cambios de sentido?.".

Además, uno de los letrados señalaba que "debería existir la retirada del carnet definitiva porque el acusado recuperó el carnet unos meses antes del accidente".

La defensa justifica la pérdida de memoria del acusado "porque sufrió un traumatismo craneoencefálico"

Por su parte, la defensa pedía que "se quede fuera la responsabilidad de las víctimas por montar en un coche más personas de las permitidas, porque eso no influyó en la conducción". También consideraba que "algunos elementos no aportan nada como la actitud del defendido. No se puede llegar a una conclusión solo mirando al acusado".

Respecto a la pérdida del la memoria del acusado, la defensa matiza que "es parte del accidente porque sufrió un traumatismo craneoencefálico y estaba bajo tratamiento". Por ello, solicitaba que "lo que se juzgue es si el acusado ha tenido un comportamiento criminal o no", ya que en "el atestado no se acredita de manera clara que el acusado condujese bajo los efectos del alcohol y las drogas, no viene quien realizó su prueba. Hay que tener en cuenta que estaba en shock a causa del accidente (...) No hay pruebas de que el acusado fuese a la velocidad de 120 kilómetros por hora que señalan".

Finalmente, el acusado, A. J. L., aprovechaba su derecho a añadir alguna declaración con las siguientes palabras: "Quiero decir, aunque no se me crea, que les pido perdón a las familias porque en ningún momento he querido que pasara nada. Aunque piensen que no, he perdido a mis amigos y no puedo volver al pueblo donde he crecido. Acepto lo que se me imponga".

El juicio ha quedado visto para sentencia