Martes, 25 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Mario Gómez, la historia de superación de un administrativo por la mañana y maestro para sus vecinos mayores del Pedroso por la tarde

Mario Gómez, la historia de superación de un administrativo por la mañana y maestro para sus vecinos mayores del Pedroso por la tarde

LAS VILLAS
Actualizado 16/10/2021
Redacción

Este joven de 35 años compagina su trabajo en el Ayuntamiento con clases didácticas sobre el manejo del ordenador y los móviles a sus vecinos más mayores

La historia de Mario Gómez Maestre es la de un joven que a sus 35 años apuesta por desarrollar su carrera profesional, implicándose de manera directa en la vida más mundana de sus vecinos en El Pedroso de la Armuña. Administrativo de profesión y natural de la localidad, ha comenzado su breve paso por el Consistorio mostrando mucho más que interés por su trabajo, siendo el gran guía de aquellos vecinos de avanzada edad que tienen no pocos problemas para sacar adelante ciertos tramites y conocimientos en el mundo digital, desarrollando una pedagogía que ya se ha convertido en imprescindible y que hoy hace que compagine su puesto de trabajo con el ofrecimiento de clases desinteresadas de manejo de ordenador y móvil a todos los que necesitan de su apoyo. Pero para arrancar esta historia, que bien podría titularse como los grandes superhéroes a modo de "administrativo por la mañana y maestro por la tarde" debemos situarnos en un principio que, tal y como explica Mario, "empezaba en 2017 cuando daba comienzo a las clases con cuatro o cinco vecinos, dando consejos sobre cuestiones muy básicas en el manejo del Pc o el Smartphone. Ellos se sitúan en la mesa del Salón de Plenos, donde realizamos las clases, y a partir de ahí, utilizando un proyector y esquemas que yo mismo realizo a mano, les voy ofreciendo paso a paso los procesos para que puedan ir aprendiendo". Una labor, que todavía es más destacada, teniendo en cuenta que Mario es discapacitado, ya que tiene perdida la visión de un ojo, además de presentar otra discapacidad mental, algo que no supone

un problema porque, tal y como explica, "para mí el ofrecer estas clases supone algo muy positivo". Un puesto, el de profesor vocacional, que a veces también encuentra algunos momentos anecdóticos ya que, explica, "me suelen poner alguna excusa al principio si ven alguna cosa más complicada que no son capaces de entender o ven más difícil, pero siempre intento que se den cuenta de que estos conocimiento solo se aprenden de verdad a base de practicar de manera continua, si no lo hacen queda olvidado". Una labor desinteresada, que Mario también argumenta dentro de su jornada laboral ya que, tal y como apunta, "considero que está pagada dentro del sueldo que percibo del Ayuntamiento. Hay un día a la semana que viene el Secretario y no hago apenas nada, poco más que labores de apoyo, por lo que ese tiempo lo compenso con las clases que ofrezco a la gente mayor esa tarde". Alumnos, con edades que se sitúan entre los sesenta y los ochenta años de edad, que ya van viendo la recta final a esas intensas tardes de aprendizaje, ya que la subvención que permite la contratación de Mario en el Consistorio es por tres meses, y su plazo finaliza a principios del próximo mes de noviembre, con la que también acaban las lecciones tecnológicas. Una situación que supondrá el final de las quedadas semanales aunque, tal y como explica, "se acabaran las clases, ya que resido fuera del Pedroso, pero podrán seguir contando con mi apoyo siempre que lo necesiten, ya que vengo a la casa de mis padres muy a menudo, por lo que cada vez que esté en el pueblo ayudare a todos los que me necesiten, no quiero dejar de hacerlo".

Comentarios...