Jueves, 27 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La reparación de electrodomésticos como alternativa a la compra
X

La reparación de electrodomésticos como alternativa a la compra

SOCIEDAD
Actualizado 14/09/2021
A.M.P.

No solo estarás beneficiando la economía familiar, sino que también te lo agradecerá el planeta, y eso no tiene precio

La reparación de los electrodomésticos es una opción cada vez más común cuando estos dejan de funcionar correctamente, ganando terreno por primera vez a la compra de nuevos aparatos.

Según la información obtenida de un servicio de reparación de electrodomésticos en Salamanca hay varios motivos por los que los usuarios recurren a la reparación de sus electrodomésticos, y no todos tienen un origen económico como quizás estés pensando.

A continuación, descubrirás algunos de los factores que están provocando que cada vez más usuarios opten por reparar sus electrodomésticos estropeados.

Ahorro económico

En muchas ocasiones un electrodoméstico deja de funcionar por el desgaste de la pieza que más trabajo realiza, mientras que el resto de piezas pueden estar en perfectas condiciones.

Seguro que verías absurdo cambiar de coche cada vez que tienes que sustituir los neumáticos, ¿verdad? Pues esa misma regla es aplicable a los electrodomésticos.

Para determinar qué pieza es la que está provocando el problema, lo ideal es que un profesional de reparación haga un diagnóstico. Si no eres un experto en reparaciones corres el riesgo de romper alguna otra pieza, además de la que ya estaba estropeada.

Además, un profesional está cualificado para decirte no solo la pieza que está estropeada, sino el motivo por el que se ha roto y si te resulta ventajoso económicamente realizar su reparación.

Reparar es más cómodo

Si decidieras comprar un electrodoméstico nuevo, te enfrentarías a varias situaciones que no solo te harían gastar más dinero sino también más tiempo:

1. Elegir el nuevo electrodoméstico

Cuando decides reemplazar un electrodoméstico compruebas que, en el mercado, la innovación no para y ahora el mismo tipo de electrodoméstico puede realizar muchas más funciones que, aunque probablemente no necesites, te obligan a elegir entre un sinfín de modelos y precios.

El resultado es una gran inversión en tiempo.

2. Un gasto imprevisto

Comprar un nuevo electrodoméstico supone un gasto imprevisto en el presupuesto familiar.

3. Aprender un nuevo funcionamiento

Programar una lavadora no es una tarea de la que se suela disfrutar, y menos aún de aprender cómo se hace.

Si en lugar de comprar un nuevo electrodoméstico decides arreglar el que tienes, no tendrás que aprender un nuevo funcionamiento.

4. Colocación del nuevo electrodoméstico

Hay ciertos tipos de electrodomésticos que encajan algo ajustados en su ubicación, como puede ser el caso de la lavadora o el frigorífico.

En ocasiones los nuevos electrodomésticos tienen unas medidas diferentes al antiguo, lo que puede ocasionar que no encaje en el hueco que tiene reservado.

Cuidado del medioambiente

El respeto medioambiental y el consumo responsable son aspectos de un estilo de vida cada vez más extendido en la actualidad y que se hacen evidentes en los hábitos de consumo.

La reparación de un electrodoméstico es una opción ecológicamente sostenible por dos motivos:

Evitas tirar un aparato del que muchas piezas no podrán ser recicladas.

Ahorras la huella de carbono causada por la adquisición de uno nuevo.

Si tu electrodoméstico está fallando, no corras a buscar un nuevo modelo, primero pide asesoramiento a un reparador para comprobar si es posible darle una segunda vida.

No solo estarás beneficiando la economía familiar, sino que también te lo agradecerá el planeta, y eso no tiene precio.

Comentarios...