Sábado, 29 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Pitingo, la mezcla genial de un artista mestizo y fronterizo
X

Pitingo, la mezcla genial de un artista mestizo y fronterizo

CULTURA
Actualizado 08/09/2021
Charo Alonso

El artista que mezcla todas las músicas con el arte de su estirpe flamenca da un concierto en Salamanca el sábado 11 con motivo de las Ferias y Fiestas

Sin la gracia del contacto, la magia de la voz, entrevistar a Pitingo ?palabra que en caló significa "presumido" y que le sienta como un chaleco de traje a este hombre elegante- no deja de ser un gusto con ecos de todas las voces. Y lo es porque este músico que tanto sabe de mezclas es hijo de gitana de estirpe flamenca y de payo guardia civil, criado en un cuartel y muchacho trabajador que pronto se subió a los escenarios mientras trabajaba en Barajas acarreando las maletas que ahora arrastra de gira recorriendo el mundo con su "soulería". Música mestiza, fronteriza que lo mismo recorre la esclavitud en las cárceles gaditanas, como la voz de los esclavos del algodón, cadenas que se rompen con ritmos de todas partes. Pitingo, dueño de sus opiniones, crítico, valiente, muelle que salta sin miedo a la polémica, es fundamentalmente un músico atrevido, apuesta fuerte para este programa tan variado de las Ferias y Fiestas de Salamanca.Pitingo, la mezcla genial de un artista mestizo y fronterizo | Imagen 1

Charo Alonso: ¿Sabes que vienes a cantar a una ciudad de una gran tradición de cante flamenco?

Pitingo: Lo sé, es más, es una tierra a la que tengo mucho respeto pues es la tierra de Don Rafael Farina, cantaor genial que hemos escuchado mucho en mi casa, también me gusta mucho Calderas de Salamanca, otro cantaor maravilloso. Sin duda Salamanca es una tierra de arte, afición al cante y de buena gente.

Charo Alonso: Eres el mejor ejemplo de la buena mezcla, primero por tu origen payo y gitano, pero también por esa "soulería" que es marca de la casa ¿Cómo te enfrentas a los puristas de toda condición, racial, musical??

Pitingo: Con el tiempo he aprendido que hay que respetar las opiniones de los demás, también aprendo de las críticas constructivas, de las destructivas sin argumentos no hago caso y soy un gran defensor del flamenco ortodoxo porque me encanta, me he criado con él y sigo aprendiendo todos los días, hay una cosa que siempre he dicho y es que mi música, cuando hago hermanamientos con otras culturas o músicas del mundo no la defiendo como flamenco, pues seria muy osado decir que lo es, la defiendo como música o world music, pero no como flamenco, eso si, en todos mis conciertos siempre hago una parte flamenca pues uno no se puede olvidar de la afición y los aficionados al cante. Aparte, el flamenco son mis raíces y la música que he mamado desde pequeño, y también he de decir a los mas puristas que deben abrir un poco la mente pues la vida avanza y el flamenco no deja de ser una música que está en constante evolución, gracias a cantaores como Farina, Caracol, Camarón, Juanito Valderramas, La Paquera de Jerez, Enrique Morente, Marchena, etc.. y muchos cantaores mas. El flamenco tomó una dimensión enorme y ellos llevaron el cante y la canción flamenca al gran público y por el mundo entero, yo intento seguir sus pasos con mi música y siempre de la mano del cante flamenco.

Charo Alonso: Tienes una gran relación con el cine ¿Qué es lo que más te gusta de trabajar con imágenes, con películas?

Pitingo: Ponerle música a imágenes y películas, sé que normalmente decimos "Más vale una imagen que mil palabras" y yo digo, más vale una imagen y si puede ser con música, mejor. Me encanta cantar en bandas sonoras, las he hecho en varias películas (Atún y Chocolate, Cándida , Cuéntame, etc?) y es fantçastico, pues como te he dicho antes, ves una imagen emocionante e intentas con la música que lo sea aún más, imagen y música.

Charo Alonso: Es la pregunta de siempre ¿Cómo volver a los conciertos tras la pandemia? ¿Sientes que hay una energía especial, diferente?

Pitingo: Con una mezcla de sentimientos importante, alegría, pena, rabia, dolor, felicidad, son tantas cosas las que nos han pasado en esta pandemia que la verdad, cuando subes al escenario te viene todo a la cabeza, eso sí, le doy gracias a Dios por estar ahí y al publico por acompañarme, y no sabes la felicidad que siento cuando lo veo y me sonríen con los ojos, eso es lo mas importante, y agradecerle siempre al publico que estén con nosotros en estos tiempos difíciles, ellos son mis jefes y los que nos dan de comer a mis músicos, a mi familia y a mi. Por eso le estoy eternamente agradecido, por eso jamás he dicho que no a una foto y nunca he puesto una mala cara, el artista que no haga eso no quiere a su publico, solo a si mismo y yo siempre, después de los conciertos, salgo a atender a las personas que se quedan esperando para saludar y una foto, así tenga que estar dos horas mas, siempre lo he hecho y ahora más.

Charo Alonso: Eso no lo hace todo el mundo, es de agradecer. Y a propósito, en una gira ¿Tienes tiempo de conocer las ciudades, los países en los que tocas?

Pitingo: Si tengo tiempo si, me encanta y lo que más, saber de sus costumbres, gastronomía, música, etc... Conocer el mundo y sus culturas me apasiona y aprendo mucho, me hace avanzar, abrir mas la mente e intento quedarme con lo mejor de cada país y su gentes.

Charo Alonso: Volviendo a la música, esos arreglos tan especiales ¿Cuál es tu papel en ellos? ¿Has tenido estudios reglados de música?

Pitingo: No, no he estudiado música, o si, depende de como se quiera ver, llevo cantando desde los 13 años, Flamenco, Góspel, Soul, R&B, Funk, música Latina, Cubana, Peruana, Mexicana etc? Llevo toda mi vida estudiando los ritmos, músicas y folclores del mundo y cundo me meto en un estudio de grabación todo lo tengo en la cabeza, sé lo que tienen que hacer las percusiones, los metales, las guitarras, las líneas de bajo, el coro de Góspel etc? Por supuesto, siempre contando con cada músico y aceptando consejos de cada uno, porque cuando un disco se empieza a crear tienes que sacar lo mejor de ti y de tus músicos, que la vez son grandes artistas, ahora sí, como una cosa la tenga clara soy muy cabezota y no me muevo, jejeje?

Charo Alonso: Una cabeza cabezota?

Pitingo; Casi todos los arreglos de mis discos los creo yo desde la claqueta, pero dejo también que los músicos sean ellos mismos.

Charo Alonso: ¿Cómo se conjugan esos estudios "reglados" de música con el duende del flamenco? Provienes de una familia de gran tradición musical ¿Se mama, se estudia, se trabaja la herencia flamenca?

Pitingo: Se nace, se estudia y se trabaja, no solo vale con haber nacido en una familia flamenca, tienes que seguir estudiando, constantemente e investigar otros géneros musicales para poder avanzar como artista o al menos, eso pienso yo.

Charo Alonso: Estás de gira, a punto de hacer un cambio en tu vida y vamos acabando deseando verte en nuestras Ferias y Fiestas ¿Qué esperas del concierto de Salamanca? ¿Conoces la ciudad, su ambiente musical?

Pitingo: Espero hacerle al público vibrar de emociones e intentar que olviden por un rato todos los problemas que tenemos porque la música sana y el público con su aplauso me sana a mí, es un intercambio que necesitamos mutuamente y yo me voy a dejar el alma en mi Salamanca querida.

Y aunque no le veo, sé que hace un gesto gitano, elegante, racial, lleno de gracia. Junco que camina, deudor de sus mayores, valiente y humilde en su búsqueda por los caminos de todas las músicas, raíz y ala. La Salamanca flamenca que también es mestiza ¿Estás por ahí, Aarón Salazar, nuestra fantástica mezcla? le recibe muy cerca de ese Puente Ladrillo que es gitano, que es charro, que es tradición y ganas de vanguardia. Un músico de origen gitano más allá del océano, dándole la mano, el compás y el cante a las voces del otro lado? libre, entregado y rompiendo todas las cadenas rumbo a la música que nos hace ciudadanos del mundo. Pitingo en la Salamanca flamenca, prodigio compartido.

Comentarios...