Jueves, 01 de diciembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Ignacio Villaverde, bombero forestal: “Cuando el fuego es virulento somos testigos de mucha...
X
desplegado en San Felices de los Gallegos

Ignacio Villaverde, bombero forestal: “Cuando el fuego es virulento somos testigos de mucha...

LOCAL
Actualizado 27/08/2021
Kiko Robles

Estos profesionales luchan cada verano contra los temibles incendios que pueden arrasar con miles de hectáreas

Peligroso. Ese es sin duda el mejor calificativo para el trabajo que desempeñan los bomberos forestales. Especialmente en verano, época que en países como España es sinónimo de llamas y miles de hectáreas perdidas. Los bomberos forestales son de los primeros en acudir para luchar contra el fuego, junto con otros profesionales como los Agentes Medioambientales, agentes de la Guardia Civil e incluso los propios vecinos cuando el fuego amenaza propiedades. Muchos de ellos forman parte de las brigadas helitransportadas, y ya sea atacando directamente el fuego o acudiendo con rapidez en helicóptero, el trabajo de estos profesionales está marcado por la adrenalina y el gran riesgo.

Ignacio Villaverde es un vecino de Puerto de Béjar que es desde hace años bombero forestal. Ha sido uno de los efectivos desplegados en el reciente incendio forestal de San Felices de los Gallegos, que ya se ha convertido en el más grave del verano de 2021 en Salamanca.

Salamanca ha sufrido un gran incendio reciente, en San Felices de los Gallegos. ¿Crece mucho la presión al acudir a un incendio de esas características sabiendo que poblaciones y medios de vida de la gente están en peligro?

La presión en este tipo de incendios es enorme. Por su naturaleza caótica y la virulencia de las llamas hay mucho más peligro tanto para nosotros como para la población civil, por lo que la coordinación y la experiencia son vitales. Es donde más destrucción y muerte contemplamos, y eso nos pasa factura.

¿Qué sentís cuando os despliegan en un incendio?

En el momento en que recibimos la orden de salida a un incendio, pareciera que se nos afinan los sentidos. Nos ponemos en alerta y la adrenalina comienza a actuar, pendientes de las transmisiones por emisora y de todo lo que nos pueda dar información sobre el incendio y las condiciones meteorológicas, además de lo que pueda verse amenazado en la futura progresión de las llamas. Son momentos tensos.

¿Son muy duras las condiciones de trabajo en los incendios?

Depende del tipo de incendio. En los más leves casi que solo tenemos que tirar un poco de agua para asegurar el perímetro. En los más potentes sí sufrimos más: la radiación de las llamas te agota, el humo te asfixia, el calor ambiental más el calor del equipo que llevamos nos hace que lleguemos a perder hasta 6 litros de agua en sudor, y el trabajo físico también puede resultar agotador. Moverse campo a través en estas condiciones puede suponer toda una proeza. A todo esto podemos sumar el estrés de vigilar en todo momento nuestra seguridad y la de nuestros compañeros y civiles.

¿Es más complicado convertirse en miembro de una cuadrilla helitransportada?

La selección del personal helitransportado corresponde a las empresas a las que se subcontrata ese servicio y aunque todas deben cumplir unos criterios, los requisitos pueden variar según la empresa.

¿A cuantos incendios puede acudir un bombero forestal durante un verano?

Depende mucho de la zona. Aquí en Salamanca las menos castigadas son las zonas de la Sierra de Béjar y casi todo el este. También depende de si se trata de personal de autobombas, retenes o helitransportados. Estos últimos pueden actuar en unos 30 incendios al año y son los que más salidas a incendios hacen.

¿Qué lleva a alguien a convertirse en bombero forestal?

En los años que llevo en incendios forestales he identificado tres "sectores" o motivaciones principales:

-Gente que ingresa un poco por tradición familiar, pues tienen padres, tíos o hermanos trabajando en el sector.

-Gente que lo tiene como un trabajo más. Es una de las pocas alternativas que quedan en zonas rurales.

-Gente que entra por vocación, por dedicar su vida profesional a las emergencias/protección de la naturaleza.

¿El entrenamiento para convertirse en bombero es muy duro?

Eso depende. Para los puestos en las autobombas (Charlies) o las cuadrillas de tierra (Romeos) no hay exigencias muy duras, aunque todos los años debemos pasar una prueba física de esfuerzo. Para las cuadrillas helitransportadas (ELIF) los requisitos sí pueden ser un poco más duros, pues su trabajo suele ser el más pesado. En todos los casos, mantener un mínimo de forma física es imprescindible pues es un trabajo duro, peligroso y penoso.

¿Qué le aconsejas al público para que aumente la seguridad en época de incendios?

Que utilicen el sentido común. Que NUNCA se crean más listos que el fuego (el típico "yo sé lo que hago"). Que realicen tareas de autoprotección y prevención en sus terrenos y propiedades. Y que SIEMPRE sigan al pie de la letra las advertencias y recomendaciones que se dan desde los organismos de Protección Civil, Medio Ambiente y seguridad. A la hora de informarse, hacerlo SIEMPRE a través de organismos oficiales.

Comentarios...