Miércoles, 19 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Complutense estudia el caso de un perro asintomático en Comunidad de Madrid
Coronavirus

Complutense estudia el caso de un perro asintomático en Comunidad de Madrid

SOCIEDAD
Actualizado 28/06/2021
Redacción

Continuarán estudiando a los animales positivos para valorar el alcance de la infección y la distribución de las distintas variantes.

Un equipo de investigación dirigido por el catedrático José Manuel Sánchez-Vizcaíno, del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET) de la Universidad Complutense (UCM), ha detectado el primer caso de un perro infectado con la variante británica del coronavirus, conocida técnicamente como B.1.1.7.

La mascota, un caniche gigante de catorce años, dio positivo en una prueba PCR, tanto en el hisopado nasal como en el rectal, y tiene una elevada carga viral. Sin embargo, no presenta sintomatología.

Aún así, los investigadores procedieron a aislar el virus y secuenciar la proteína Spike, detectando hasta doce mutaciones genéticas, nueve de ellas características de la variante británica, que fue detectada por primera vez en septiembre de 2020, en el Reino Unido.

Desde hace varios meses, el consorcio viene estudiando la prevalencia y seroprevalencia del virus en mascotas, financiado por el Instituto de Salud Carlos III y con la contribución de la Universidad de Castilla-La Mancha, la Universidad de Córdoba y la Facultad y Hospital Veterinario Complutense.

Hasta el momento, la mayoría de animales que dieron positivo en la prueba de detección del SARS-CoV-2 apenas han desarrollado síntomas, pero los principales resultados indican que el 95 % de los perros o gatos se contagiaron por estar en contacto con personas infectadas.

Por ello, en caso de que una persona dé positivo por COVID-19, se recomienda dejar a la mascota al cuidado de un individuo que esté sano. El cuidador temporal deberá tomar algunas precauciones, como lavarse con mucha frecuencia las manos, evitar el contacto estrecho, tener comederos y bebederos nuevos para el animal y no llevar los de su casa, ya que podrían estar infectados.

Asimismo, es fundamental incrementar las medidas de higiene de los artículos. Los comederos y bebederos para perros deben lavarse con agua caliente y jabón todos los días, ya sea en lavavajillas o a mano. Es preciso evitar el uso de alcohol, desinfectantes químicos, peróxido de hidrógeno y otras sustancias que podrían provocar toxicidad en las mascotas.

Respecto al uso de la correa y otros materiales, sí es conveniente lavarlos y desinfectarlos. Otra alternativa es desecharlos y comprar unos nuevos. En ningún caso, el animal debe usar máscara.

Por otro lado, el profesor destacó "la importancia de continuar realizando una vigilancia activa de la infección por SARS-CoV-2 en las mascotas, junto con el estudio genético del virus en los animales positivos".

Las pruebas para el virus que causa COVID-19 en animales están disponibles para la mayoría de los tipos de mascotas, pero las pruebas solo se recomiendan para animales que tienen síntomas, como fiebre, conjuntivitis, diarrea, pérdida del sentido del olfato o del gusto, dificultad para respirar o erupciones cutáneas, y han estado expuestos a espacios contaminados.

En relación con los síntomas asociados con la variante británica, solo se ha encontrado la aparición de cardiomiopatías en mascotas.

Comentarios...