, 23 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Cómo limpiar, cuidar y guardar los juguetes sexuales
Higiene sexual

Cómo limpiar, cuidar y guardar los juguetes sexuales

SOCIEDAD
Actualizado 25/05/2021
A.M.P.

En este artículo no nos queremos centrar en hablarte de sus beneficios, queremos mostrarte las pautas que debes seguir para limpiarlos, cuidarlos y así tener la certeza de que te van a durar mucho tiempo

Los juguetes sexuales han pasado a formar parte de nuestra vida sexual. Es verdad que hasta hace poco tiempo muchas parejas eran reacias a usarlos por miedo a que pudiese romper su relación, pero se ha demostrado que no es así. Un juguete sexual puede ser una gran herramienta para conseguir más placer en pareja y así fortalecer la relación.

Como se ha podido comprobar a través de muchos estudios, los juguetes sexuales no solo son una gran herramienta para obtener placer sexual a nivel individual, también en pareja. Pero en este artículo no nos queremos centrar en hablarte de sus beneficios. Queremos mostrarte las pautas que debes seguir para limpiarlos, cuidarlos y así tener la certeza de que te van a durar mucho tiempo.

Como leemos en este artículo, los succionadores de penes y clítoris son los juguetes sexuales más demandados a nivel nacional. Si nos centramos en Salamanca, podemos darnos cuenta de que es el juguete sexual que más ventas ha obtenido en los últimos meses. Y no solo lo demandan las mujeres, sino también los hombres para que sus parejas puedan tener más placer durante las relaciones sexuales. Pero para que ese placer sea duradero, es fundamental mantener una buena limpieza. Así no perderá calidad y sobre todo durará más tiempo.

¿Cómo limpiar los juguetes sexuales?

A través de los expertos de Limpiando.top, hemos podido saber que limpiarlos es realmente sencillo. Pero antes de entrar en detalles, quiero dejar claro que muchos de los juguetes sexuales vienen acompañados de instrucciones. Te recomiendo usar unos minutos de tiempo para leerlas y así saber cómo recomienda el fabricante realizar la limpieza.

Como nos comentan los expertos, después de cada uso es fundamental limpiar todos y cada uno de los juguetes sexuales usados. No importa si los usas a nivel individual o con tu pareja, siempre los debes limpiar a fondo. No solo se recomienda lavarlos después de cada uso para que duren más tiempo, sino para que los gérmenes y las bacterias no se queden en el juguete y luego nos puedan afectar directamente. Por supuesto, de nada sirve limpiar un juguete y otros no si luego los guardas en el mismo sitio. Las bacterias se pueden transmitir de un juguete a otro y luego puedes sufrir las consecuencias. No pierdes nada y así podrás disfrutar de una mejor salud.

Además, los sanitarios también recomiendan reducir el riesgo de infección con un lavado previo antes de su utilización. Ese lavado no tiene que ser tan profundo y eso ayudará a tener la certeza de que el juguete está en perfectas condiciones. Lo importante es el lavado y guardado una vez que se han usado.

Para que el lavado sea el adecuado, se recomienda usar un jabón adecuado. Es verdad que hay jabones especiales, pero con un jabón para manos o detergente sin aromas puede ser más que suficiente. Con ellos se pueden eliminar fácilmente las bacterias y certificar que el juguete sexual queda listo para un futuro uso. Si no quieres llamar la atención con la limpieza porque eres una persona tímida, otra opción puede ser la de usar un limpiajuguetes. Lo importante es poder neutralizar las bacterias y no dañar el material. Así nos durará mucho más tiempo y le podremos sacar más partido.

A la hora de realizar la limpieza es fundamental no meter el juguete con las pilas en el agua. Eso quiere decir que, si el juguete sexual funciona con pilas o tiene un mecanismo eléctrico, nunca tenemos que meterlo en el agua. Eso haría que el mecanismo dejase de funcionar y el juguete quedaría inservible. En ese caso, la mejor opción es limpiarlo con la ayuda de un paño enjabonado en agua tibia. Y cuando tengas la certeza de que lo has desinfectado, será el momento de secarlo correctamente. No cometas el error de guardarlo húmedo o puede que se estropee.

Infórmate del material con el que se ha fabricado el juguete sexual

En la actualidad hay un amplio abanico de juguetes sexuales que podemos adquirir. Cada uno de ellos ha sido fabricado con un material determinado. Según el material elegido, la labor de limpieza deberá ser una u otra.

Normalmente lo que se suele hacer es dividir los juguetes sexuales en porosos y no porosos. Se definen juguetes no porosos a los que se fabrican con materiales que hace imposible que las bacterias puedan entrar en su interior. Dentro de este grupo podemos incluir a los juguetes que han sido fabricados en materiales duros como vidrio, silicona, acero inoxidable o pyrex. Los juguetes porosos son los que se fabrican con materiales que no son tan resistentes a las bacterias. Algunos ejemplos son los juguetes que se fabrican con plástico duro, elastómero, nylon, caucho de silicona o neopreno entre otros. Son más absorbentes y en esa absorción también se pueden llevar las bacterias. Dependiendo del material, la limpieza deberá ser más o menos profunda para evitar el riesgo de que las bacterias nos puedan infectar en el siguiente uso.

¿Cómo guardar los juguetes sexuales?

Una vez que has limpiado el juguete sexual, es importante guardarlo correctamente. Desde el portal Salud 10 nos informan que, si limpiamos el juguete, pero luego no lo guardamos bien entonces no estaremos adelantando nada.

En muchas ocasiones los fabricantes lo acompañan con una bolsita para guardarlo y así tener la certeza de que está aislado de otras cosas. Si no tienes esa bolsita, siempre puedes guardarlo en un neceser o bolsa. Lo importante es aislarlo para tener la seguridad de que cumple las condiciones higiénicas.

Eso sí, no olvides que es importante limpiar el juguete sexual a fondo y más tarde guardarlo si no quieres que las bacterias se distribuyan con gran rapidez. A la hora de guardarlo, lo más recomendable es guardarlo en un lugar seco y fresco. Es importante no dejarlo cerca de un lugar húmedo como el cuarto de baño o una fuente de calor como el ordenador o la cocina. Así estará en perfectas condiciones para su siguiente uso.

Comentarios...