Miércoles, 19 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Godofredo García, del Banco de Alimentos: “Tenemos suficiente para ayudar a familias hasta el...
Ayudan a cerca de 9.000 salmantinos

Godofredo García, del Banco de Alimentos: “Tenemos suficiente para ayudar a familias hasta el...

SOCIEDAD
Actualizado 24/04/2021
Lydia González

Desde la ONG calculan que se distribuyen seis mil kilos diarios de alimentos

El Banco de Alimentos de Salamanca, ONG creada hace 22 años, nació con el objetivo de luchar contra la pobreza y el despilfarro, que ningún alimento en buen estado para comer sea desaprovechado. El banco es entendido como el almacén y el distribuidor de alimentos a sus 140 entidades colaborativas, y no conoce a las personas, sino que proporcionan los alimentos a las asociaciones "las entidades son las manos del banco de alimentos", afirma Godofredo García, presidente del Banco de Alimentos de Salamanca.

Cada día se elaboran los albaranes en los que se indica la entidad para la que preparan el pedido, cuántas personas forman parte de ella, las cantidades que corresponden y qué productos hay que incluir para preparar los lotes y esta tarea se realiza diariamente para distribuirlo a seis o siete entidades diarias. Así, se calcula que se distribuyen seis mil kilos diarios de alimentos y que en el primer trimestre de 2021 se han alcanzado los 500.000kg de comida, siguiendo las proporciones de años anteriores como el 2020 en el que se repartieron casi dos millones de kilos de comida. Entre los productos distribuidos se encuentran pastas y arroces, leche, cacaos, aceite, azúcar, café, frutas y verduras en días concretos, galletas y cereales, entre otros. El caso de los huevos es especial porque el Banco de Alimentos recibe ocho mil diarios que sellan in situ para distribuirlos a otros puntos como Valladolid.

En estos momentos de pandemia, el perfil de la gente que acude a esta ayuda es muy variado, cualquier persona que vea esta necesidad lo hace y "cualquiera que hace un año funcionaba bastante bien y no tenía problemas para vivir, ahora se ven apurados para pagar su casa y dar de comer a sus hijos". Ahora no es el pobre de solemnidad quien acude al banco de alimentos, sino familias que se ven en un aprieto realmente grave y quizás con algo de vergüenza "por eso nuestro sistema y metodología es muy bueno porque no los conocemos, solo los conocen en su entidad, en su barrio o su parroquia" añade Godofredo.

El Banco de Alimentos siempre ha sido una opción en los momentos difíciles, la falta de recursos económicos o la escasez para llegar a fin de mes han hecho que miles de familias acudan en su ayuda. En estos casos, la trabajadora social acude a las entidades para consultar si el proceso se realiza correctamente, si tienen alguna necesidad o problema, o si hay que valorar a alguna nueva familia para que pueda acceder a esta ayuda "la gente va a ellas y hay que hacer una valoración, las del ayuntamiento o diputación a veces están ocupadas y nuestra trabajadora social lo hace". Una vez hecha la valoración, se le asigna la entidad más próxima a su vivienda para poder facilitarles alimentos, siempre y cuando reúnan los requisitos.

Un pilar fundamental de la ONG son los voluntarios, quienes mueven y sostienen el banco de alimentos y, a pesar de toda ayuda es bien recibida, reconocen que en estos momentos cuentan con el personal adecuado para poder trabajar, sin agobios y sin descontrol, Godofredo recalca y agradece el trabajo de los voluntarios y reconoce que el banco "engancha y te llena saber que estas ayudando a muchas personas".

Sin las aportaciones económicas o de alimentos nada de esto sería posible, son fundamentales para la buena marcha de este proyecto. En 2020 la Empresa Familiar de Castilla y León aportó 300.000? más 100.000kg de alimentos, BANKIA hace cada año una campaña de captación de dinero y recaudaron 3 millones de euros para toda España, productos donados por El Corte Inglés o CARREFOUR, entre otros, y la colaboración constante de FESBAL (Federación Española de Bancos de Alimentos) que recibió hace unos días una donación importante con seis pallets de leche para Salamanca; en este sentido hay que recordar la gran labor de FESBAL, que reparte su recaudación entre todos los bancos del país.

Por otro lado, la Gran Recogida del año pasado con aportaciones económicas, en lugar de donación de alimentos, fue un gran acierto puesto que el dinero recaudado puede invertirse en los alimentos necesarios que se requieren en cada momento, actualmente cuentan aún con un fondo de 150.000 euros de la gran recogida y calculan que pueden aguantar hasta el mes de julio "compramos lo que vamos necesitando, pero es lo suficiente para llegar a verano" añade Godofredo. Además, tienen programada otra gran recogida del 31 mayo al 5 junio para reponer las estanterías; bien es cierto que las aportaciones de alimentos no han desaparecido con la pandemia y son muchos los particulares y familias que acuden con sus compras "hace poco una familia nos llamó diciendo que acudiéramos a un determinado supermercado a por un pallet de leche".

La situación no mejora y, por el contrario, sigue llegando gente necesitada, el paro y los ERTE no ayudan para mantener a las familias y el Banco de Alimentos tiende su mano para ayudarles. Durante los primeros meses de pandemia afirman que se atendió a todo el mundo que acudió a ello, pero, una vez estabilizada la situación, se procedió a las valoraciones para mantenerlos "es muy importante que lleguemos a la gente que de verdad lo necesita". Así, desde el Banco de Alimentos afirman que no les gusta que haya 'colas del hambre' y que, al menos, les gustaría que no se vean pero que la situación lo requiere así y la única opción es colaborar para seguir adelante con este proyecto que ayuda a miles de familias de Salamanca; actualmente son 9000 los salmantinos que cuentan con el apoyo de la ONG para comer a través de las 140 entidades.

Comentarios...