Miércoles, 29 de junio de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Las casas de apuestas, ante un futuro incierto
X
Apuestas deportivas

Las casas de apuestas, ante un futuro incierto

DEPORTES
Actualizado 21/04/2021
A.M.P.

Cuando el mundo del deporte volvió a abrirse paso, las casas de apuestas volvieron a recuperar el ritmo perdido, pero el 2020 iba a ser un año especialmente perjudicial para las operadoras de apuestas

Las apuestas deportivas online en España experimentaron un crecimiento imparable desde su aparición en 2012 hasta marzo de 2020, cuando, de un día para otro, toda la actividad deportiva se vio obligada a detenerse, con la salvedad de alguna competición menor como la Liga de fútbol de Bielorrusia ?en cualquier caso, eventos deportivos de escaso calado?.

Del coronavirus a las burbujas del deporte

El desconocimiento de la situación, el no saber cuándo se iban a reanudar las competiciones, contribuyó a generar un ambiente de alarma entre las casas de apuestas. A pesar de ello, las bookies siguieron creando contenido como el que aparece en esta página para estar preparadas a la vuelta del deporte.

Una vez finalizado el confinamiento, muchos torneos implementaron las conocidas burbujas, pero los planes trazados sobre el papel tendrían que ser testados sobre el terreno: cabía la posibilidad de que los contagios apareciesen y todo saltase por los aires, lo que hubiese abocado al deporte a nuevos parones y, en el peor de los casos, a cancelaciones y a la finalización de las competiciones hasta nueva orden. Por suerte, las burbujas y los innumerables controles funcionaron y, salvo excepciones, los positivos no fueron significativos o, al menos, no obligaron al cese de la actividad deportiva. Al éxito de las burbujas contribuyó el hecho de que los eventos deportivos se celebrasen a puerta cerrada, sin público; una medida inteligente que, sin embargo, nos he dejado claro que el deporte, si no tiene espectadores en las gradas que le den color, es mucho menos deporte.

Cuando el mundo del deporte volvió a abrirse paso, las casas de apuestas volvieron a recuperar el ritmo perdido, pero el 2020 iba a ser un año especialmente perjudicial para las operadoras de apuestas, ya que, a finales del año pasado, se aprobó la reforma de la Ley del Juego, una ley que había permanecido sin cambios desde que apareció el 27 de mayo de 2011. Pues bien, la nueva reforma impulsada por el Ministerio de Consumo, plantea unas fuertes restricciones a las casas de apuestas y a las operadoras de juego en materia de publicidad. A grandes rasgos, el texto legislativo limita a la madrugada el horario en el que este tipo de empresas pueden anunciarse en medios televisivos, radiofónicos? pero no solo eso, si no que prohíbe los acuerdos de patrocinios con clubes deportivos o de competiciones. Además, tampoco deja que personalidades y personajes públicos puedan anunciar casas de juego.

Estas compañías, aun reconociendo que la Ley del Juego necesitaba ser revisada, se han sentido agraviadas con respecto a otros tipos de juegos de azar que no se han visto tan perjudicados. Es el caso de las loterías del Estado, de los Euromillones, la Quiniela, el sorteo de la ONCE?

Las casas de apuestas tienen ante sí, por tanto, un panorama incierto. A su favor cuentan con el hecho de que son un tipo de empresas que en todo momento ha sabido adaptarse a las necesidades del mercado y ha sabido ajustar sus servicios a los gustos de sus consumidores, gracias a una mentalidad abierta y a una constante renovación de su modelo de negocio. Ahora no les queda más remedio que buscar nuevas alternativas para sobreponerse a esas nuevas imitaciones que afectan directamente a la publicidad, y que, hasta la fecha, era uno de los pilares sobre los que se cimentaba su éxito.

Comentarios...