Jueves, 20 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
“Hay gente que lo está pasando muy mal, el cierre de la hostelería ha hecho mucho daño a otros ...
susana sánchez, empresaria del mercado central

“Hay gente que lo está pasando muy mal, el cierre de la hostelería ha hecho mucho daño a otros ...

LOCAL
Actualizado 23/03/2021
Lydia González

"Los salmantinos ahora se preocupan más por la alimentación saludable, y valoran más la calidad y variedad de productos", asegura esta frutera

La alimentación y los sectores relacionados con ella continúan trabajando aunque quizás de forma diferente a la época pre-pandemia por los cambios en los hábitos de consumo de los salmantinos. Susana Sánchez, de Frutas Susana en la planta baja del Mercado Central, cuenta a SALAMANCA AL DÍA que en los primeros momentos de la pandemia tuvieron una forma desorbitada de trabajar "fue una locura, la gente compraba como si se fueran a acabar las existencias de comida, todo esto aumentando la atención telefónica y los pedidos a domicilio ya que era muy poca a la gente que se desplazaba hasta el mercado". “Hay gente que lo está pasando muy mal, el cierre de la hostelería ha hecho mucho daño a otros ... | Imagen 1

Tras esta compra compulsiva de alimentos durante en confinamiento, la situación se va normalizado. En su opinión, "una ventaja que se encuentra en el Mercado Central y en este establecimiento son las medidas sanitarias por la poca aglomeración de clientes, la ventilación constante con puertas abiertas, desinfección, mascarillas y geles hidroalcohólicos, un punto favorable del comercio de proximidad que ha mejorado con la pandemia. La gente se ha dado cuenta de que hemos estado siempre aquí y que seguimos aquí".

Además, Susana considera que "los salmantinos ahora se preocupan más por la alimentación saludable, y valoran más la calidad y variedad de productos, la gente quiere comer bien y nosotros tenemos muchos productos de Salamanca como puerros, repollo, acelgas, lechugas, patatas o espinacas, vendemos lo de aquí", añade.

No obstante, reconoce que la pandemia también ha provocado problemas en el Mercado Central, ya que "hay negocios que están dañados y que tardarán en recuperarse, hay gente que lo ha pasado mal y lo va a pasar muy mal, y es que el cierre de la hostelería ha hecho mucho daño y aquí hay muchos compañeros que tienen mucho negocio de bar y si ellos no pueden abrir, no venden".

Con esto, esta frutera salmantina da gracias por poder mantener su negocio, aunque sea muy sacrificado: "yo doy gracias a Dios cada día de mi vida por haber trabajado tanto y habernos dejado trabajar, es un alivio enorme".

Fotos de Lydia González

Comentarios...