Sábado, 26 de noviembre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Campos de lavanda. Un cultivo alternativo que toma fuerza en España
X
Cultivo de lavanda

Campos de lavanda. Un cultivo alternativo que toma fuerza en España

SOCIEDAD
Actualizado 18/02/2021
A.M.P.

Si se tiene la capacidad económica suficiente como para poder permitirse uno de estos cultivos de lavanda, los resultados del pasado nos muestran que es bastante probable tener buenas cosechas con estos

El cultivo de lavanda se ha convertido en una alternativa más que interesante para muchos campos de España. Sin ir más lejos, Comunidades Autónomas como Castilla y León que cuentan con un clima propicio para el cultivo de lavanda han visto incrementado su cultivo hasta en un 90% en comparación con los últimos años. Si quieres conocer más acerca de la lavanda, en la web Agromática nos cuentan las propiedades, usos y todo lo necesario para cultivar lavanda.

El auge de la lavanda

La búsqueda de nuevos cultivos alternativos dentro de la agricultura de secano en zonas con peor producción ha propiciado que muchos agricultores se decanten por la lavanda. Al tratarse de una planta aromática se obtienen aceites esenciales a través de la extracción por diferentes métodos, tales como el arrastre de vapor o la hidrodestilación. A través de estos cultivos de lavanda se logra el abastecer a grandes destiladoras que cuenta con el 10% de la producción de este aceite de lavanda a nivel mundial y también a pequeños proveedores.

De esta forma, también son empresas familiares, orientadas, por ejemplo, a otros productos derivados del aceite como el jabón, las que obtienen beneficio de estas plantaciones. A pesar de que pueda parecer que se tiene el mercado asegurado a través de esta producción de lavanda, es importante señalar que el coste inicial para poner en marcha una explotación de este estilo es elevado, en primer lugar, por el precio de la planta y, en segundo lugar, por depender de maquinaria importada para su extracción.

¿Dónde se desarrolla mejor la lavanda?

La lavanda presenta una alta resistencia a las temperaturas bajas. A pesar de esto, se desarrolla mejor en aquellas zonas en donde el frío no se acumula. Por otro lado, cumple con todas las propiedades de un cultivo de secano, es decir, tolera muy bien la sequía de los ambientes secos. Aunque la lavanda tolera bien la sequía, es importante añadir que un cultivo puede verse afectado considerablemente por este exceso de sequía ofreciendo un menor rendimiento.

La lavanda no es un cultivo que se plante y se olvide, sino que también precisa de un mantenimiento que le procure un buen equilibro. Gracias a la poda que se lleva a cabo sobre el mismo, se consigue que la luz solar tenga una mejor incidencia y también mejora el equilibrio de la producción gracias al rejuvenecimiento de esta. Por lo que respecta a esta poda, es necesario no llevarla a cabo de forma drástica para no producir estrés en la planta y empeorar por lo tanto el cultivo, únicamente debe de llevarse a cabo cuando sea necesario y las condiciones así lo requieran.

En definitiva, la lavanda es una alternativa bastante considerable para tener en cuenta. Si se tiene la capacidad económica suficiente como para poder permitirse uno de estos cultivos de lavanda, los resultados del pasado nos muestran que es bastante probable tener buenas cosechas con estos.

Comentarios...