, 23 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Los peregrinos de Fuenterroble adornan sus carros en tiempos del coronavirus
Camino de Santiago - Vía de la Plata

Los peregrinos de Fuenterroble adornan sus carros en tiempos del coronavirus

SOCIEDAD
Actualizado 11/10/2020
Kiko Robles

A falta de poder realizar su tradicional viaje de peregrinación, los miembros de Acasan han pintado de manera artesanal los carros arrieros

El albergue de Fuenterroble de Salvatierra sigue siendo en tiempos del coronavirus un alto imprescindible en el camino para todos los peregrinos que viajan hasta Santiago de Compostela y que pasan por la zona. Uno de los albergues más amplios y reconocidos de todo el recorrido entre Sevilla y la ciudad gallega a la que llegan miles de peregrinos cada año, menos en este 2020 marcado por la pandemia.

"Sí que se ha notado un descenso de caminantes", señala Blas Rodríguez, el sacerdote encargado de dirigir el albergue y presidente de Acasan, la Asociación de Amigos del Camino de Santiago. "En pleno verano hemos recuperado mucho el ritmo de viajeros, con el descenso de contagios y que es una actividad al aire libre muchos se han animado a echarse al camino, pero está claro que siempre ha habido menos viajeros. Especialmente de otros países, que están más reticentes a la hora de trasladarse por miedo a quedarse aislados". Precisamente es lo que ocurrió durante el confinamiento en el estado de alarma. En el mes de abril una docena de peregrinos tuvo que permanecer durante varias semanas en el albergue hasta el levantamiento de las restricciones.

Sin embargo, la promoción de la cultura de la peregrinación no es solo andar, y este verano lo han aprovechado de la manera más artística posible, tanto peregrinos como miembros de la asociación han aprovechado este tiempo de recogimiento para adornar los carros arrieros que se conservan en Fuenterroble y que se utilizan para largos viajes de peregrinación que han llevado a los integrantes de Acasan a países como Alemania, Italia o Noruega. Los frontales de los carros han sido adornados con pinturas de todo tipo, desde motivos religiosos a culturales, destacando un homenaje a las labores del campo, con varias pinturas mostrando las diferentes labores de artesanos como cesteros o carpinteros. "Han dedicado muchas horas para que luzcan verdaderamente bien y poder seguir peregrinando con ilusión en el futuro", concluye el padre Blas.

Comentarios...