Martes, 18 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Cómo ha afectado el confinamiento a nuestros hábitos en Internet
El juego online como alternativa de ocio

Cómo ha afectado el confinamiento a nuestros hábitos en Internet

SOCIEDAD
Actualizado 25/09/2020
Adrián Egea Sempere

Hablamos tanto del juego online que se puede disfrutar en casinos o plataformas especializadas, como de videojuegos que incorporan el juego colectivo a través de la Red

La crisis del coronavirus ha puesto a vida nuestro estilo de vida desde prácticamente todas las perspectivas: personal, familiar y laboral. La expansión de la Covid-19 ha supuesto un serio golpe para nuestro día a día, hasta el punto que también ha cambiado nuestros hábitos y rutinas hasta extremos insospechados días antes del inicio de la pandemia. Esos cambios han podido notarse en nuestra forma de afrontar la vida, en cómo nos relacionamos y, además, en qué alternativas de ocio hemos descubierto o incluso afianzado.

Este tipo de modificación en nuestras costumbres se ha podido notar, sobre todo, en la forma en que consumimos internet. Durante el periodo del confinamiento, nuestra conexión de banda ancha o fibra óptica se convirtió en la mejor aliada contra el tedio. Los usuarios buscaban entretenimiento en la red: series top del año, mejores casinos en España online, plataformas para hablar con amigos por videollamada colectiva...

Los meses de confinamiento nos forzaron a cambiar sustancialmente nuestro estilo de vida y, por ello, a buscar soluciones alternativas a los quehaceres diarios que antes llevábamos a cabo casi de forma mecánica. En ese punto, es importante detenerse y reflexionar sobre aquellos hábitos que, debido al periodo de estado de alarma, hemos interiorizado en nuestro día a día y que antes desconocíamos.

El teletrabajo, un nuevo paradigma laboral

El concepto de "teletrabajo" no es realmente nuevo, no se ha originado a raíz de la pandemia, pero sí ha sido uno de los términos de moda. Debido a las circunstancias, muchas personas se vieron obligadas a trabajar desde casa, adaptando su habitación o su salón de estar como si de una oficina se tratase y utilizando Internet como principal vía de contacto con sus compañeros y superiores.

Habituales han sido las reuniones a través de plataformas online para debatir decisiones o repartir trabajo, incluso es algo que todavía hoy, por mera precaución, siguen haciendo muchas empresas. Trabajar desde casa ha supuesto para un gran colectivo una nueva forma de afrontar el apartado laboral desde otro punto de vista.

Las reuniones de amigos, por Skype o Zoom

Con el confinamiento vigente, de la misma forma que en varios sectores no se podía acudir a trabajar presencialmente, lo mismo ocurría con las reuniones de amigos. Adiós por varias semanas a esas quedadas en la terraza de un bar, en una discoteca o simplemente a dar un paseo por las calles de la ciudad. Tocó buscar opciones con las que poder compartir un buen rato de conversación y risas, y estas soluciones llegaron en forma de sistemas online con los que hacer vídeollamadas: hablamos de programas como Zoom, Skype o incluso Whatsapp.

Alternativas que muchas personas han llegado a interiorizar y que incluso siguen utilizando en el contexto actual, en el que las restricciones sociales han desaparecido en gran medida. Se trata de evitar aglomeraciones y contactos en gran medida, por lo que estas llamadas grupales son una opción ideal y ya incorporada a nuestro día a día.

El juego online como alternativa de ocio

Si hablamos de ocio, Internet de nuevo surge como la principal opción mientras estuvo vigente el estado de alarma. Con la posibilidad de quedadas presenciales fuera de la mesa, el mundo online se abría como una vasta extensión en la que encontrar juegos con los que divertirse. Hablamos tanto del juego online que se puede disfrutar en casinos o plataformas especializadas, como de videojuegos que incorporan el juego colectivo a través de la Red.

A raíz de ello, muchos usuarios y usuarias han descubierto no solo nuevos juegos, sino nuevas formas de disfrutar del juego online, ya sea apostando en la ruleta y el póker o jugando con rivales de todo el mundo a FIFA o Fortnite. Dentro de las graves circunstancias, el mundo del ocio online surgió como el principal aliado de los usuarios que buscaban pasar un buen rato y no podían salir a la calle a disfrutar.

Series, películas y documentales en plataformas de streaming

Al hilo del apartado anterior también podemos mencionar plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime Video, entre otras. Sin poder pisar el exterior durante las semanas de confinamiento, quedaba mucho tiempo libre que ocupar con otras alternativas: entre todas, las series, películas y documentales cobraron especial protagonismo para saciar la sed de entretenimiento de aquellas personas obligadas a quedarse en casa.

Los servicios de streaming de contenido audiovisual se convirtieron en el mejor amigo de los usuarios y usuarias que mientras duró el estado de alarma devoraron temporadas de series y sagas de películas que, en otro contexto, difícilmente habría visto. El plan "película, sofá y manta", aunque de forma obligada, alcanzó todo su esplendor.

Compra online, descubriendo la comodidad

Por último, cabe destacar que la crisis del coronavirus también ha supuesto cambios en los hábitos de compra. No tanto en aquello que compramos, sino más bien la forma en que lo hacemos. Nos referimos, evidentemente, a grandes plataformas como Amazon, Aliexpress o eBay, servicios de compra online que se presentaron como la única alternativa de adquirir según qué productos mientras avanzaban los días de confinamiento.

Debido a su calificación como colectivo de trabajo esencial, los servicios de reparto y correos no dejaron de trabajar, por lo que este tipo de plataformas, aunque con avisos de retraso en las entregas, funcionaron a pleno rendimiento. Gracias a ello, usuarios que hasta el momento desconfiaban o desconocían las posibilidades de la compra online, la han incorporado a su vida rutinaria como una opción más.

En definitiva, tras una profunda reflexión es lógico reconocer que la crisis del coronavirus, todavía presente en nuestro día a día, ha cambiado los hábitos y costumbres de la sociedad en general. Nuestra forma de relacionarnos, de hacer la compra, incluso de trabajar o de divertirnos, todas han cambiado con Internet como la principal protagonista.

Comentarios...