Viernes, 27 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Test de antígenos: ¿qué es y en qué se diferencia de la PCR? 
X
detección covid-19

Test de antígenos: ¿qué es y en qué se diferencia de la PCR? 

LOCAL
Actualizado 24/09/2020
Redacción

Los nuevos test de antígenos ya han llegado a Salamanca, y desde el Consejo General de Enfermería nos explican las diferencias entre las distintas pruebas diagnósticas

Test rápidos, test de anticuerpos, PCR? y ahora test de antígenos, la última herramienta para ayudar a la detección del Covid-19 en menor tiempo. ¿En qué se diferencian? Desde el Consejo General de Enfermería y su Organización Colegial nos aportan las claves para aprender a diferenciar estas pruebas de diagnóstico del coronavirus y resolver las lógicas dudas que puedan generar.

Actualmente se están utilizando para la detección del Covid-19 dos tipos de técnicas diagnósticas: virológicas y serológicas. Vamos a ver, a continuación, en qué consiste cada una de ellas.

Pruebas virológicas

Dentro de las virológicas se incluyen las PCR, la prueba que hasta ahora ofrece mayor certeza diagnóstica para saber si una persona tiene la infección activa en ese momento. Las pruebas virológicas se realizan mediante el análisis de una muestra del tracto respiratorio superior se utiliza un hisopo (generalmente, nariz, boca y garganta).

La desventaja de la PCR frente a los nuevos test rápidos de antígenos es el tiempo para conocer el resultado, entre varias horas e incluso días. Los test de antígenos parten de este mismo tipo de muestras, pero pueden proporcionar un resultado en menos de 30 minutos.

Tal y como explican desde el Consejo General de Enfermería, los test de antígenos detectan una proteína del virus para determinar si alguien está infectado. Las pruebas de antígenos proporcionan información esencial en un momento del ciclo de la infección en el que las personas corren el mayor riesgo de propagar la enfermedad. Los resultados de las pruebas rápidas de antígenos se pueden dar al paciente en el mismo centro sanitario al que ha acudido.

En el caso de las pruebas serológicas, el resultado positivo se considera definitivo. El negativo, por su parte, en algunos casos y previa valoración del profesional sanitario, requiere de la repetición de la prueba.

Pruebas serológicas

Por su parte, las pruebas serológicas se basan en el análisis de una muestra de sangre (mediante la extracción de sangre de la vena o mediante la punción en la yema de un dedo) para determinar si la persona ha estado en contacto con el virus y ha generado anticuerpos. En función del resultado positivo o negativo de las IgG e IgM, en pacientes que no presentan síntomas, se determina si es necesario hacer más pruebas. Si la IgG es negativa y la IgM es positiva es preciso confirmar si la infección está activa, por lo que los profesionales sanitarios pueden valorar realizar una prueba virológica.

Si la IgG y la IgM son negativas significa que no se han generado anticuerpos, por lo que no suele ser necesario realizar más pruebas, al igual que ante un resultado IgG positivo e IgM negativo. Por último, si la IgG e IgM son positivas, se valorará en cada caso la realización de pruebas adicionales.

Comentarios...