Miércoles, 18 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
“Quiero volver a ver pacientes. Si me tengo que poner lo que sea me lo pongo, pero quiero ver...
X
ALFONSO SÁNCHEZ, COORDINADOR DEL CENTRO DE SALUD DE PEÑARANDA

“Quiero volver a ver pacientes. Si me tengo que poner lo que sea me lo pongo, pero quiero ver...

LOCAL
Actualizado 23/09/2020
Redacción

El facultativo, responsable de uno de los Centros médicos de la provincia que mayor afectación esta viviendo en esta nueva oleada del coronavirus, pide extremar las precauciones y no bajar la guardía frente al virus

El coronavirus no solo ha cambiado la manera de vivir de todos, hasta en los detalles más pequeños y que menos importancia le dábamos, sino que ha puesto de relevancia el papel de muchos profesionales que, hasta la llegada en su plenitud de Covid, realizan una tarea silenciosa, siempre en pro de los ciudadanos, cuidando desde la barrera más cercana a la sociedad, los "achaques" que cada uno acarreamos.

Médicos de familia y Atención Primaria en general, han arrimado el hombro con esfuerzo y sudor desde que en marzo estallara la bomba vírica que hoy, recién estrenado el otoño, pinta oscuros nubarrones debido al avance de los contagios, cebados en especial en Salamanca y la provincia durante las últimas semanas.

Un buen ejemplo de cómo ha cambiado la vida facultativa lo encontramos en los Centros de Salud, que continúan siendo el primer y más destacado muro de contención frente a la pandemia y que hoy vuelven a vivir momentos de especial complicación.

Alfonso Sánchez Escudero, médico y coordinador del Centro de Salud de Peñaranda, cuya zona básica es una de más afectadas por los contagios de toda la provincia, continua al pie de la consulta, sin fallar un solo día, salvo la cuarentena obligada que un positivo en un compañero de guardia le obligaba a realizar hace apenas unas semanas.

¿Cuál es la situación de la atención primaria en Salamanca?

A.S: Está a punto de saturar. Nosotros aquí en Peñaranda estamos relativamente bien para cómo están en algunos sitios porque como hay muchos compañeros que son exentos de guardias, eso significa que tenemos más personal de área, entonces, aunque no andamos sobrados, estamos mejor que en algunos lugares. Aquí las guardias son malas, entonces hay muchos compañeros que pidieron en su momento la excepción voluntaria de ellas y eso les permite estar un poco menos cargados que en otros sitios?Pero no podemos esconder que la situación es mala, se nos está yendo de las manos ya porque cada día tenemos más casos. Hemos pasado de estar más o menos bien en la primera etapa, salvo la situación vivida en Salamanca, a pasar a un estado complicado que, en Peñaranda por ejemplo, nos tiene muy preocupados sobre todo por la cantidad de positivos en la residencia de San Pedro, donde ya han fallecido numerosos residentes, es un palo gordo, es una barbaridad.

¿Cómo es un día a día de asistencia en el centro de salud?

A.S: Yo para empezar llego al Centro a las 6:30 de la mañana para procurar dejar hechas todas las recetas que nos quedan pendientes del día anterior y organizamos las que nos mandan de cada Farmacia para evitar que los pacientes vengan aquí a por ellas. Luego como Coordinador tengo que estar pendiente porque siempre surgen cosas, por ejemplo, yo ayer mismo a primera hora ya había visto la PCR de una compañera que estaba pendiente de dar negativo y a esa hora ya le avisaba para decirle que tenía que venirse a trabajar. Todo ese tipo de cosas yo las hago antes de empezar la consulta? mira el lunes me contaba la administrativa lo que había hecho y había 105 pacientes, eso es una locura. Sé que tenemos que intentar que vengan lo menos posible aquí para que ellos no se puedan llevar el bicho, pero hay pacientes que hay que verlos, no queda otra, pero primero hacemos consultas telefónicas y luego ya consultas concertadas, eso implica más llamadas porque antes se citaban, venían, se juntaban ahí y no pasaba nada, pero ahora no queremos que se junten, entonces yo lo máximo que tengo son tres personas para mantener distancia. Es mucho trabajo el que tenemos.

¿Pero no siempre cuentan en los Centros de Salud con médicos suficientes para abarcar tantas demandas?

A.S: Así es. Hay veces que se puede sustituir con los facultativos de área, que en eso somos unos privilegiados, pero otras veces no. Yo intento hacer todos los que puedo, pero no siempre es posible. Durante mi aislamiento, tras dar positivo uno de los compañeros de la guardia en Urgencias, pedí que me instalaran en casa el programa informático que utilizamos en el Centro de Salud para poder trabajar y la persona que lo tenia que instalar me dijo que ahí no me lo ponía porque no desconecto. Luego cuando acabamos nosotros cambiaron el protocolo, cuando eras PCR negativo y eres sanitario, asintomático no tenías que quedarte aislado.

La asistencia presencial es algo sobre lo que los ciudadanos están manifestando multitud de quejas, ¿Cómo ve esta situación?

A.S: Ayer llamó una persona enfada, con todo el motivo del mundo, explicando su malestar ante la imposibilidad de contactar telefónicamente con nosotros y la negativa a poder venir en persona. En multitud de momentos la línea está abierta pero no hay nadie que te lo pueda coger porque está saturado. Comprendo el malestar de los ciudadanos y es lógico, de hecho ahora ocasionalmente, cuando hay un problema, estoy dando incluso mi móvil personal, ya que creo que en momentos es necesario hacerlo y no me cuesta nada ya que hay mucha gente que necesita una forma de contacto directo. Sé que a lo mejor eso no lo tengo que hacer, pero para que estén tranquilos y sepan que más pronto más tarde voy a hablar con ellos, lo hago. Yo entiendo que la gente esté cabreada, pero este problema le tiene todo el mundo porque como hemos hecho todo a través del teléfono estamos saturando el servicio. Y damos gracias al sistema informático, si no estaríamos muy mal.

¿Cuándo creé que se pueden recuperar, por lo menos mínimamente, las consultas presenciales?

A.S: Pues es complicado porque estamos empezando, tu imagínate ahora la vuelta a la Universidad, colegios y luego tenemos toda la gripe, enfermedades respiratorias que se sufren en invierno, y de entrada los síntomas son tan parecidos a los del coronavirus que ya en muchos casos tienes que pedir PCR y mantener en aislamiento. Ahora viene una temporada complicada, debemos tenerlo claro todos.

¿Considera que vamos a conseguir la normalidad de antes del mes de marzo en algún momento?

A.S: Si, pero vamos a tardar y va a haber cambios? no digo que todo esto se vaya a quedar con nosotros porque la mayoría de los que somos médicos vocacionales nos gusta el contacto con los pacientes, hablar con ellos, me gusta explorarlos, creo que hay que hacerlo siempre, pero existen cosas que a lo mejor van a cambiar. Tenemos que intentar, aunque sea con las medidas máximas de seguridad, ver pacientes. Yo quiero volver a ver pacientes con todas las medidas, si me tengo que poner lo que sea me lo pongo, pero quiero ver pacientes, es necesario. Además, medidas de protección tenemos que usarlas siempre porque cualquier paciente, donde tu te crees que no puede haber nada, lo puede haber, porque encima ahora ya al hay tanto paciente positivo asintomático, no es el que viene con fiebre, es que hay muchos asintomáticos que están contagiando y ni han tenido fiebre ni ningún problema. Entonces nos tenemos que poner las pilas porque el tema es complicado

A nivel personal, desde marzo, ¿cómo ha cambiado su vida?

A.S: Pues es horrible, ha sido un cabio bestial y luego tenemos compañeros que han vivido la situación muy mal porque les ha tocado. Hay gente que lo lleva mejor y gente que peor y cada uno respondemos de una manera, pero nos ha cambiado muchísimo la forma de ver las cosas.

Además de contagios y positivos también atiende efectos posteriores del Covid-19, algo de lo que poco se habla ¿hay muchos casos con secuelas?

A.S: También hay que controlarlas porque por ejemplo los cuadros de tos o fibrosis por consecuencia del coronavirus?los pulmones quedan tocaos, gente que sale de la uvi y tiene que hacer rehabilitación porque no saben andar? a mi me hubiera gustado que la gente viera más la realidad, que yo entiendo que se asuste, pero también creo que para que la gente tome conciencia de lo que hay lo deberían de saber y ver.

Y ahora ¿Qué está pasando para estar en una situación tan complicada en esta segunda ola del virus?

A.S: Sinceramente yo no sé qué estamos haciendo mal. También es cierto que aquí somos mucho de reuniones familiares y son un peligro porque parece que cuando somos de la familia ya te puedes quitar la mascarilla, cuando solo te la puedes quitar siempre que seamos convivientes. Y somos muy sociales, pero es que también son así los italianos y no están tan mal. Los portugueses por ejemplo muchos no llevan mascarilla y el sistema sanitario es menos preciso que el nuestro y están mejor. Algo hacemos mal que no sabemos que es

¿El confinamiento sería una solución para atajar el Covid?

A.S: Yo no lo se porque veo países donde no han estado confinados y les va mejor que a nosotros. Lo que está claro es que es un desastre económico impresionante si volvemos al confinamiento general. A lo mejor hay que hacer algo selectivo como en Madrid. Son casos localizados. En salamanca capital también van por zonas. Pero es complicado hacer un mapa así. Lo que tenemos que hacer, creo, es concienciarnos todos y mantener medidas, mantener la distancia, pero como mantienes la distancia en un autobús, en un metro? es muy complicado y la gente tiene que moverse, tiene que ir a trabajar.

Acabaremos el año mejor ¿no?

A.S: Hoy por hoy lo veo complicado, pero ojala!!

Comentarios...