Martes, 25 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Lillo, el hombre que pudo reinar
EL EX ENTRENADOR DEL SALAMANCA INTEGRA DESDE JUNIO EL CUERPO TÉCNICO DEL MANCHESTER CITY QUE LIDERA GUARDIOLA

Lillo, el hombre que pudo reinar

DEPORTES
Actualizado 12/09/2020
Amador Vicente

"Mi patria son mis amigos y mi familia y la puedo fundar donde quiera que esté"

Una nueva etapa en el fútbol inglés forma parte de la carrera profesional de Juan Manuel Lillo, tras su última vivencia en América y Asia, respondiendo a la llamada de Pep Guardiola para reforzar el cuerpo técnico del Manchester City. El ex entrenador de la Unión Deportiva Salamanca, siempre valorado por los profesionales, suma una dilatada experiencia en los banquillos a la espera de un éxito en la 'élite', después de los ascensos en nuestra UDS que otrora lo pasaportaron a la fama.

"Como todos los uruguayos, de niño quise ser jugador de fútbol, pero por mi absoluta falta de talento no tuve más remedio que meterme escritor", explicaba su admirado y conocido Eduardo Galeano. Lillo eligió el camino del banquillo al darse cuenta de que como pelotero no tendría demasiado futuro y en la adolescencia ya dirigía al equipo de sus colegas en Tolosa, sin dejar el compromiso de tirarle ráfagas de pelotazos a su amigo Julen Lopetegui, del pueblo de al lado, que servían de entrenamiento al ex guardameta del Real Madrid y técnico de la Selección, ahora Campeón de la Europa League con el Sevilla.

Aquella fantasía

Pero Juanma Lillo lleva aún dentro el jugador que no pudo ser y actualiza un recuerdo en forma de agradecimiento: "Al no poder cumplir mi sueño de ser futbolista, disfruté una barbaridad jugando con los Veteranos del Salamanca, me lo pasé muy bien. La gente no sabe el tipo de vínculos que genera compartir todo eso y la admiración que tengo por la gente que jugó conmigo esos partidos; es mucha la gratitud que tengo hacia quienes me llamaron para vestirme de blanquinegro".

Su padre deportivo, Demetrio Terradillos, entrenando a un conjunto canterano del Tolosa en su pueblo, ya valoraba sus dotes organizativas. Nuestro protagonista fue precoz iniciando en aquella faceta técnica el camino para convertirse algún día en un valorado entrenador, con la autodidáctica como principal espejo y la Escuela Menottista como esencial referente, no lejos de las enseñanzas del Pacho Maturana y el seguimiento a Arrigo Sachi o del mismo Paco Seirulo, nuestro paisano, cuando era preparador físico del Barcelona.

El joven técnico llegó al Salamanca con 26 años procedente de la Cultural, "yo creo que en parte porque Teo Abajo les habló muy bien de mí" me comentó en su día, al que había entrenado en la entrañable ciudad leonesa. La primera temporada en Segunda B sirvió de preámbulo a la hazaña que supuso el meteórico ascenso a Primera en dos años y lo convirtió en el entrenador más joven de la máxima categoría en aquella época.

Lillo fue cesado después de una complicada relación con J. J. Hidalgo, con el equipo en descenso en la Liga de las estrellas, pero el actual compañero de Guardiola en la dirección técnica del Manchester City mantiene el cartel en nuestra ciudad, declarando en su día en la revista Salamanca actualidad? "Es grato saber que un estilo de juego caló en la memoria colectiva".

"Juanma siempre leyó mucho desde niño y cuando yo estudiaba INEF se empollaba hasta mis apuntes" (Justo Lillo)

Los lazos afectivos de Lillo en Salamanca quedaron para siempre. Ya estaban. Su madre Carmen Díez, salmantina de Villaflores, en la comarca de Peñaranda, ahora muy delicada de salud, y su eterna nostalgia... "Tuvimos que emigrar porque no nos quedaba otro remedio, pero lo mío es lo mío y es lógico que tenga morriña de Salamanca". Y sobre su benjamín: "Juanma desde pequeñín, pero con tres o cuatro años, ya tenía puro vicio por el fútbol, y de adolescente nos dijo a su padre y a mí? "Vosotros si queréis pagar matrículas las pagáis, pero yo voy a ser futbolista".

Su hermano mayor, Justo, ex preparador físico del Eibar, no salía de su asombro en sus tiempos de la Unión, confirmando la tendencia autodidacta del pequeño de la casa: "Le di clase en el instituto y él dejó los estudios, pero ha leído mucho y se cultivó mucho; yo algunas veces decía? ¡Pero y este jodío! O cuando yo estudiaba INEF y me cogía los apuntes para estudiarse los temas, y la única diferencia es que él no se tenía que examinar".

Tras su marcha del Salamanca, el técnico nacido en San Sebastián se iba forjando ya un cartel entre los futbolistas y profesionales. El gerente unionista Enrique de Miguel, fundamental en su fichaje por la UDS, me relató recientemente una curiosa anécdota: <<Juanma me invitó a una charla en el vestuario en el partido de play off frente al Las Palmas, que me dejó sorprendido, pues no era sólo lo que decía, sino cómo lo transmitía. Y no pude menos de decirle? "Pero tú, ¿dónde has aprendido tanto?">>.

Lillo había empezado a fijarse en los detalles del fútbol desde posiciones de mando muy joven y me contó después de la experiencia como entrenador 'txuri urdin'? "Es fácil imaginar lo que supuso esta vivencia para alguien que desde niño se acostumbró a ir a ver a la Real Sociedad con un bocadillo al gallinero de Atocha, además aquellos años donde la efervescencia por el fútbol coincidió con las dos Ligas consecutivas, y para quien ha crecido futbolísticamente acudiendo a ver los entrenamientos a Zubieta y Atocha".

Su aforismo

Desde su éxito en la Unión, sus teorías han sido avaladas por bastantes adeptos y seguidores, frente a los agnósticos, que al no conseguir sobre todo posteriormente grandes resultados en muchos de los equipos que llevó, Zaragoza, Tenerife, Oviedo, Real, Almería, Millonarios, Nacional de Medellín, etc., no han terminado de creer en su doctrina futbolística, desconfiando también de su atrevimiento y estilo ofensivo, una idea que siempre rebatió? "No hay nada más práctico que la belleza".

Pero fueron los profesionales quienes más respaldaron sus conocimientos, manifestando muchos de sus futbolistas tras haber pasado por numerosos equipos, incluida la propia Selección, como el ariete Claudio, que Lillo "era el mejor". Los mismos entrenadores sumaban un buen ramillete de piropos, subrayando Unay Emery "su manera diferente de ver el fútbol, que te enriquece" y lamentando "no haber podido aprender a su lado". Ya D'Alessandro lo definió como "una eminencia" años después de haberlo conocido de cerca en nuestra ciudad. Menotti, Angel Cappa, Valdano, sus principales mentores junto a Pep Guardiola, sin olvidar el halago de Johan Cruyff en las postrimerías de aquel partido del Barça con la Unión del Camp Nou o las alabanzas de un periodista de época como Julio César Iglesias.

"Menotti, Angel Cappa, Valdano o Guardiola aparecen entre sus principales mentores, sin olvidar los elogios de D'Alessandro"

Manuel Rodríguez "Marogar", ex futbolista, entrenador y escritor, dijo de él en 'Salamanca rtv al día' en 2017: "Lillo es un entrenador competente, independientemente de los resultados. Si yo fuera presidente de un club lo ficharía por una cifra importante para formar a mis jugadores de cantera, para incorporar conocimiento y fundamentos, para habilitar un equipo de futuro? Pero los presidentes quieren gregarios la mayoría de las veces y, sobre todo, resultados. Con Lillo se garantizarían una propuesta de buen juego, pero las alineaciones siempre las haría él, aparte de los resultados a corto, porque tiende a trabajar a medio y largo plazo; eso ya no se lleva".

Galeano, Marina, naturaleza, perros

Juan Manuel Lillo, versado y rebelde, a veces puñetero, la lectura como una de sus principales inquietudes, admirador de El Quijote y gran seguidor de José Antonio Marina, Galeano, entre otros, o sus ratos con Vangelis, Jean Michel Jarre o Dire Straits. Amante de los animales, lejos ahora de sus perros, a los que adora, que le sirven para disfrutar de su nobleza y a veces liberarse con su compañía de cuanto le desagrada de la sociedad, interpretada con frecuencia desde el conocimiento adquirido a través de su ingente colección de libros y su espíritu crítico, también con la tierra que vivió sus primeras edades...

"Que uno le vaya encontrando sentido a través de determinados arraigos también está bien, pero yo creo que todos sabemos realmente que al final lo que da significado a nuestras vidas no son los colores de un equipo ni los colores de una bandera, y que una cosa tan aleatoria como el lugar de nacimiento se convierta en valor, tampoco es lo que le da valor a la vida. Mi tierra es una zona donde por desgracia mucha gente es incapaz de proyectarse lejos de una bandera o una lengua, pero yo no soy así. Decir que uno es ciudadano del mundo es un lugar muy común, pero es verdad que mi patria son mis amigos y mi familia, y la puedo fundar donde quiera que esté".

Lillo fichó por el Manchester City el pasado mes de junio para integrar el espectacular 'staff' de profesionales de la plantilla que dirige Pep Guardiola, que salda una deuda dilatada en el tiempo y hace bueno su aserto "Juanma, tu fuerza es quien te conoce". Ya tiene con él a uno de sus maestros, él otro era Johan Cruyff. Su ayuda, según el Director deportivo y paisano Txiki Beguiristáin, "puede ser incalculable". El equipo ha quedado subcampeón de la Premier y no pudo pasar de octavos en la Champions League. Con todas las ilusiones en esta nueva Liga junto a los Ederson, Gabriel Jesús, Kevin De Bruyne, Kun Agüero, Ferrán Torres, etc., y quizá en próximos proyectos como líder principal, a sus 54 años, este hombre tan ligado a Salamanca puede vivir la antesala de su espaldarazo definitivo.

Lillo, el hombre que pudo reinar   | Imagen 1

Comentarios...