Viernes, 28 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
“La crisis que viene está acabando con los puestos del Mercado Central que ya lo estaban pasando ...
X
EFECTOS DE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

“La crisis que viene está acabando con los puestos del Mercado Central que ya lo estaban pasando ...

LOCAL
Actualizado 11/09/2020
Lydia González

La amplitud del mercado "permite respetar la distancia de seguridad, no hay aglomeraciones porque la gente compra escalonadamente a lo largo del día", apunta el gerente del Mercado Central, Víctor Chimpén

"El comercio en el Mercado Central se ha normalizado los fines de semana. No sabemos qué va a venir, pero hasta ahora la gente estaba en los pueblos y a partir de ahora es cuando vamos a ver si la situación vuele a parecerse un poquito a lo que era antes", señala Víctor Chimpén, gerente del Mercado Central de Abastos de Salamanca, aunque al tiempo reconoce que "la situación es muy complicada para el comercio local". Los efectos de la crisis sanitaria del Covid-19 ya están aquí.

"Es cierto que hay clientes que se acercan más hasta aquí, pero la mayoría sigue comprando en sus barrios y hay miedo, y miedo a gastar el dinero", añadiendo que "la crisis que viene está acabando con los puestos que ya lo estaban pasando mal, los que funcionaban bien ahora han notado un poco la baja, pero los que estaban mal no van a poder sobrevivir".

Las mejoras realizadas por el Ayuntamiento de Salamanca en las instalaciones del Mercado Central, con el cambio de lass cristaleras y la restauración de los hierros del exterior, entre otras, se dejaron notar "en los primeros meses" ya que, como apunta el presidente, se notó "algo más de afluencia de público y turistas, que alguno de ellos sí consume como es el turista nacional". "Es verdad que el edificio llama más la atención y hemos notado afluencia de visitas, pero no se refleja tanto en el turismo de consumo, el turista extranjero no compra y la mayoría de la gente solo venía a ver las cristaleras", añade.

La principal ventaja del Mercado Central, subraya, "es que el producto es de mayor calidad y variedad, también es el centro de Salamanca donde hay producto fresco y en los tiempos que estamos viviendo ahora en el mercado, no se manosea el producto como puede ocurrir en un supermercado, el vendedor hace la disposición del producto en su vitrina hasta que luego se retira, es una gran ventaja" y además la amplitud del mercado "permite respetar la distancia de seguridad, no hay aglomeraciones porque la gente compra escalonadamente a lo largo del día y, aunque parezca que no hay nadie, el vendedor al cabo del día habrá tenido 50 clientes pero no se han aglomerado por lo que la seguridad es enorme".

Comentarios...