Martes, 25 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Jaque- al Rey-

Jaque- al Rey-

OPINIóN
Actualizado 06/08/2020
Fermín González

"No hay más soberano legítimo que la nación; no puede haber más legislador legítimo que el pueblo" (Denis Diderot)

ENTRE PUENTES

JAQUE-AL REY-

Servidor, no entiende apenas nada de las estrategias, del noble juego del ajedrez, apenas se mover torpemente las figuras en su correcta dirección, menos aún proponerme dar un Jaque.

La partida había comenzado en Abril del año 2012. (81 aniversarios de la II República) Con una crisis "galopante", prima de riesgo, y desempleo disparado, y el País al borde de la quiebra, el Rey (Juan Carlos I), se fue de caza, a cazar elefantes a una finca o reserva en Botsuana, que los pobres mortales, no sabíamos dónde estaba. Y aunque evidentemente, no era la primera vez, ni pensaba que fuera la última, en esta ocasión el tiro le salió desviado en la cacería, tuvo un accidente, se partió la cadera o algo más, y ya no se pudo disimular, ni tapar su aventura. Salidas y entradas en hospitales, operaciones, y ya muy afligido y viéndolas venir, tras lo poco que le gusto el hecho al pueblo llano y sencillo, en las puertas de un hospital pronuncio aquello de: "Lo siento mucho. Me he equivocado no volverá a ocurrir".

Un pueblo, que hasta entonces, sentía cierta "devoción" por el Rey, lo tomaba por hombre cercano, campechano, jovial y comunicativo cuando iba de visita, o presidia algún evento, taurino, deportivo etcétera, era recibido con cierto fervor popular. Pero desde aquel momento, se notó claramente cómo se abrían las puertas del desencanto, comenzó un alejamiento, empezaron las suspicacias, las desconfianzas y donde antes había vítores y palmas ensalzando su figura, estas se tornaron en denuestos, improperios llenos de incertidumbres? Y, la partida seguía? pero se iba perdiendo, el Rey estaba amenazado, el jaque se veía venir,- un jugador sabe perfectamente cuando tiene acorralado al que manda en el juego- y fueron apareciendo papeles, contratos, comisiones, dineros atravesados, fanfarrias, y mujeres que proyectaban una íntima amistad. Todo ello apoyado en una "muleta" o bastón, que sujetaban a duras pena su maltrecha pierna.

Esto, le lleva a abdicar en su hijo Felipe en 2014? Y aquí, a mi juicio España perdió una oportunidad histórica, que ha traído y traerá con el tempo consecuencias, como fue: No consultar al pueblo en votación popular, si deseaba seguir una monarquía parlamentaria como hasta ahora, o por el contrario convertirse en la 3ª Republica. Las urnas hubieran dado cuales en ese momento eran las preferencias de los españoles, y una u otra cosa, hoy tendría el refrendo, el apoyo y la instauración de un pueblo español, convencido. Ahora este lamentable suceso, perjudicara a Felipe VI su hijo ahora en el trono, también a la institución, pues la misma depende de la consideración y los apoyos que tenga tanto de la población, como de los parlamentarios, sin dejar de tener en cuenta que, hay una gran masa de nuevas generaciones, nuevos votantes, universitarios, y jóvenes, que evidentemente, estos ya no toleran y aceptan lo que antes si lo era.

Abandonar la Zarzuela, tras 58 años instalado en ella, es un epilogo triste, dejar la España, por la que luchaste, y fuiste coronado, con todos los avatares y graves conflictos vividos, es sin duda como ser humano un verdadero lamento. Si a esto le unimos una carta de despedida a su hijo, y unes a la historia de ser un Borbón más que por unas u otras causas abandona España, dejando tras de sí la sospecha y los recuerdos de los mensajes y apariciones públicas, en defensa de una Justica igual para todos y una ejemplaridad transparente, para tener conquistado un prestigio y un respeto, que acreciente su figura, y forme parte de la historia más rutilante de este país llamado España? que también es de justica resaltar los méritos contraídos bajo su responsabilidad y que forman parte del debe y el haber:

La transición española fue un proceso de gran creatividad política, en el que participaron muchos actores (personalidades, partidos, sindicatos, fuerzas sociales, e instituciones). Todo el mundo reconoció el destacado papel jugado hasta 1981, por el Rey, que encarnaba la continuidad del Estado, la legalidad formal y la autoridad sobre las Fuerzas Armadas, como heredero designado por Franco. La aceptación por el rey Juan Carlos, del carácter constitucional y parlamentario, del sistema postfranquista recibió la contraprestación del reconocimiento de la monarquía por los antiguos republicanos. La transición española ha sido en buena medida la historia, y la paralela incorporación a la cultura política de esos valores. El acierto de los políticos y de los dirigentes sociales del país para conseguir los hábitos de recelo y de revancha constituye probablemente la única lección, de la que podamos sentirnos, cuanto menos satisfechos, y en ella hay que decirlo la institución la corona y el rey Juan Carlos tuvieron una responsabilidad, que supieron manejar con cordial entendimiento. Podemos juzgarlo por cuanto dicen y hablan de corrupción de amantes, (La justicia lo dirá), pero no podemos obviar su obra política.

Y aquí se finiquitó la partida, si, aquella que comenzó en Botsuana. Y que pasara a la historia porque, termino con el desencanto de darle Jaque al Rey? Triste forma de perder? Pues sí...

Fermín González salamancartvaldia.es blog taurinerías

Comentarios...