Miércoles, 26 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Emilio García, presidente de la Peña Blanquinegra: “Nunca entendimos cómo la Unión se...
X
Sirva este reportaje como homenaje a todos los peñistas y aficionados que dedicaron su tiempo, sufrieron y disfrutaron animando incondicionalmente a la Unión Deportiva Salamanca

Emilio García, presidente de la Peña Blanquinegra: “Nunca entendimos cómo la Unión se...

DEPORTES
Actualizado 11/07/2020
Amador Vicente

"El Salamanca CF UDS necesita un proyecto deportivo diseñado por un equipo de profesionales con su director, administradores, relaciones públicas..."

Los partidos del estadio Helmántico y las tardes de gloria del Salamanca siguen en la memoria de la afición unionista 50 años después de su inauguración y uno de sus hinchas más carismáticos, Emilio García, presidente de la Peña Blanquinegra, nos da buena cuenta de varias décadas teñidas de alegrías compartidas y sombríos recuerdos.
Dentro de los grandes aficionados de la Unión en este medio siglo de historia, el curriculum de Emilio García ocuparía un lugar privilegiado en sus vitrinas, laureado por el cariño que siempre dedicó y por el tiempo que nunca escatimó.

¿Cuándo y cómo se fundó la Peña Blanquinegra?

La Peña Blanquinegra surgió de un grupo de aficionados situados en el fondo sur del Estadio Helmántico en 1992. Entre todos se lograba un ambiente muy divertido y que esperaba impaciente el siguiente partido para acudir al estadio que consideraban la tercera catedral de Salamanca. Un día buen día Manolo llevó un "bombo". Según avanzaba la temporada tomaba forma la idea de crear una Peña; se empezó a formar un entorno propicio y lo primero era hacerse unas camisetas que nos identificaran, y no fue fácil porque lógicamente teníamos que incluir el nombre de la peña. Después de "estrujarnos" la cabeza, resulta que la solución la teníamos en casa, ¡los colores del equipo!, de ahí surgió Blanquinegra.

Memorables ascensos

¿Cuáles son los mejores momentos vividos con la Unión?

Muchos. Los partidos de ascenso en Burgos, Vitoria o el último en Compostela donde los salmantinos llenábamos los graderíos del Plantío, Mendizorroza y San Lázaro. El de la salvación en la ciudad deportiva del Villarreal C.F, donde la victoria nos permitió conservar la plaza en 2ª división. Los partidos de promoción de ascenso contra el filiar del Sevilla F.C. Y cómo olvidar el ascenso en Albacete, en un bar que podía sintonizar el partido que 'daba' Tele Madrid, cinco goles como cinco soles, ¡la que hemos liado! que decía el gran capitán Balta. Muy importantes y emotivas fueron las recuperaciones de Jorge D'Alessandro y de Miguel García.

"Es dificil entender que los ayuntamientos de Salamanca y Villares despreciaran la oportunidad de comprar el Helmántico"

¿Es cierto que eres una de las personas que más lucharon para que la UDS no desapareciera? ¿Propusieron una fórmula para su continuidad? Incluso llegaste a hablar con J. J. Hidalgo...

Simplemente dediqué, junto con otros aficionados y peñistas, muchas energías para logra la salvación de la Unión. Pero no fueron suficientes. No logramos el apoyo o dieron la callada por respuesta los que podrían haber evitado la liquidación. Se contactó con todas las administraciones, federaciones y asociaciones empresariales salmantinas, pero nuestro deseo de ayuda no tuvo respuesta. Siempre permanecerá la duda de si hicimos todo lo que era necesario.

Sí hablé con el Señor Hidalgo. Al principio fue un poco distante. Creía que era un aficionado muy joven y que me regía más con el corazón que con la razón. Le comenté mi amistad con Silvestre Sanchez Sierra (excelente persona, el mejor embajador de nuestra querida Salamanca) y que yo pasaba de los cincuenta años. Hablamos de las iniciativas propuestas a los ayuntamientos de Salamanca y de Los Villares, la principal la compra del estadio Helmántico y de firma de un compromiso de ajustar los presupuestos del equipo para un balance equilibrado. El cambio de utilidad de algunas zonas del estadio para construir zonas comerciales y así obtener alquileres en benéfico de la actividad deportiva. Quedamos en vernos cuando estuviese por Salamanca y coincidiéramos con Silvestre. No fue posible pues los administradores concursales 'decidieron' que la única salida era la liquidación. Nunca pudimos entender cómo la Unión, con una deuda infinitamente más pequeña que otros clubes se liquidaba y no se supo encontrar la solución.

También solicité a los dirigentes del club que se recibiera a un grupo de aficionados, principalmente del Fondo Joven, para que presentaran un proyecto económico diseñado para la subsistencia del club, y los recibieron, pero que no se presentó alegando motivos con muy poco peso. Este proyecto sí se lo mostraron al Señor Hidalgo y en esa presentación sólo estuvieron los responsables del proyecto.

Recordamos aquella histórica concentración en la Plaza Mayor reivindicando una solución para la UDS?

Sí. La encabezó la Plataforma Salvemos a la Unión, que estaba formada por todas las peñas de la UDS. Un grupo que trabajo muy unido y con una dedicación admirable. Muchos aficionados colaboraron en el diseño de carteles y camisetas pidiendo la Salvación de la Unión. Se pidieron firmas de apoyo y se consiguieron más de 8.000, que fueron enviadas a las administraciones salmantinas. Nunca tuvimos respuesta. Actualmente muchos son conscientes de los beneficios que generaba la Unión en sectores del comercio y la hostelería en Salamanca, pero en aquellos años no se valoraron y se minimizaron las pérdidas.

Un gran elenco de peñas

¿Quieres subrayar la labor de otras grandes peñas que han animado incondicionalmente al Salamanca?

La Peña Unionista Universitaria fue mi primera peña, de la que formé parte hasta su disolución. Estábamos ubicados en Preferencia, una zona en la que nunca más estaría otra peña. Es de justicia, en primer lugar, plasmar el enorme derroche de energías de todas las peñas que formaron la Plataforma Salvemos a la Unión.

Cómo olvidar a Santa Bárbara, Hincharros, Fondo Joven, Km1, Imperio Charro, Curva Sur, Hala Unión, Avalancha Charra, Brigadas... Seguro que olvido alguna.

En la actualidad tenemos unas peñas que se dejan las gargantas en cada partido: Ave Fénix, Bastión Blanquinegro, Bracamonte UDS, El Calvario, Locos por la UDS, Salamanca 1923, Salmantino Alé, Sentimiento Charro y Tarusos.

Emilio García, presidente de la Peña Blanquinegra: “Nunca entendimos cómo la Unión se... | Imagen 1

Paseamos por el precioso césped del Helmántico con este salmantino de Villamayor, profesor de Formación Profesional jubilado, que conoce este maravilloso templo del fútbol salmantino desde su inauguración, "con un nº de socio inferior al 100" y que ya acudía al campo del Calvario para animar a la Unión. Tras la refundación del club, continúan con el equipo y creen que puede ascender a Segunda y algún día volver a le 'élite', mejorando su organización.

Blanquinegra permaneció en stand-by durante un tiempo para ver cómo se gestionaba la liquidación de nuestra Unión. El paso adelante fue competir con Salamantino C.F. como legítimo heredero de la UDS. Un peñista propuso en asamblea solicitar a los dirigentes del club que nos admitieran como peña oficial del equipo. Así fue y actualmente seguimos siendo fieles a los colores blanquinegros.

Creemos y deseamos que nuestro club siga creciendo y alcanzar la 2ª o la 1ª división. Necesitamos un proyecto deportivo que sea diseñado por un equipo de profesionales que incluya, entre otros, un director o presidente, un administrador, un responsable comercial que abra el club a toda la sociedad empresarial salmantina y un director deportivo con un equipo que gestione todos los aspectos deportivos, desde el primer equipo a todos los equipos que componen el club. Y una masa social de aficionados que crezca cada año, que se conseguirá cuando sea palpable la profesionalización del club.

La venta del Helmántico

¿Muchos aficionados no entendieron que el Ayuntamiento no adquiriera el Helmántico en la subasta y siguen criticando aquella inhibición, rescatando a menudo su enfado. ¿Eres uno de ellos?

Sí. Nunca lo oculté. Hoy es más demostrable el pésimo 'negocio' que hicieron los ayuntamientos de Salamanca y también el de los Villares. No es entendible que en Castilla y León la mayoría de los estadios sean de propiedad municipal y Salamanca tuvo esa oportunidad y la dejó escapar, primero para evitar la liquidación y luego en la subasta.

¿Qué te sugiere el 50 aniversario del estadio?

Recuerdos de grandes tardes de futbol, de enormes alegrías, de lágrimas también. La amistad con grandes personas de mi peña y de otras forjada en las gradas del estadio. La compañía de mi hija desde muy pequeña, a la que se unieron después mi mujer y mi otra hija, que ahora dicen que son "más de la Unión que yo". No es cierto, pero sí que vibran con los goles de nuestro equipo. Y mi orgullo por tener un nieto que es de la Unión desde el cuarto día de su vida y que sin haber cumplido los tres años ya dice ¡Hala Unión! cuando le preguntamos ¿qué decimos en el Helmántico?

Sigue la charla con este carismático aficionado con el que compartimos los éxitos del equipo en la Peña Unionista Universitaria, que creara el secretario técnico Victoriano Reyes. Un placer recordar aquellos tiempos, de peñista a peñista. Le invitamos a que nos transmita su 'once' favorito del Salamanca en el cincuentenario del Helmántico (8 de abril), que recuadramos de forma adjunta. Y no nos resistimos a plasmar igualmente nuestra alineación preferida, ardua tarea entre tanta estrella?

D'Alessandro; Salgado, Luis García, Juanjo, Lanchas; Alves, Giovannella; Ito, Carlos Vela, Sánchez Barrios; Diarte.

¿Quieres recordar algunos grandes jugadores que vistieron la indumentaria blanquinegra?

Además de los citados en la selección, Lozano, Olabe, Rezza, Balta, Sito, Gañan, Pepe, Enrique, Calero, Robi, Chaves, Barbará, Vellisca, Ito, Orejuela, César Brito, Luis García, Tomás, Diarte, Urzáiz, Taira, Stinga... etc. Todos los que sintieron los colores blanquinegros como propios.

Quizás el más recordado es João Alves, por ser un excelente jugador y por los grandiosos jugadores que se ficharon por la Unión siendo él entrenador. Recuerdo la victoria por 0-1 en el Santiago Bernabéu, frente al todo poderoso Real Madrid, siendo Alves el autor del tanto del partido. Recuerdo esta victoria por encontrarme en aquel momento en Madrid cumpliendo el servicio militar y al preguntar por el resultado, me dijeron "perdimos 0-1 con el Salamanca"; claro que no le dije a mi informante que yo era de salmantino.

¿Y el mejor entrenador?

Difícil elección. García Traid q.e.p.d. por los ascensos desde 3ª a 1ª.

Juan Manuel Lillo Lillo. Por sus ascensos de 2ª B a 1ª. Su juventud en aquella época no lo limitó para dirigir magistralmente a la Unión y su defensa de los jugadores que consiguieron, junto a él, los ascensos citados.

Andoni Goicoechea en su primera etapa.

Pablo Cortés por sus ascensos de Provincial a 2ª B. El play off de ascenso se presentaba muy difícil al ser el cuarto clasificado pero doblegó a los campeones en la liga regular y a los tres los eliminó como visitante.

¿Consideras obligada una referencia especial a algunos dirigentes que pasaron por la entidad blanquinegra?

Augusto Pimenta de Almeida q.e.p.d., por ser el presidente que propulsó la construcción del estadio Helmántico.

Juan José Hidalgo Acera, por lo positivo y por lo negativo. Por los años en Primera y por no haber encontrado, junto con otras personas, entidades y autoridades la fórmula para evitar la liquidación de la Unión.

Juan José Pascual Alfonso, por su osadía al adquirir el 51% de las acciones del club cuando la deuda ya era de campeonato. Ese día el señor Campo no se podía creer cómo "se desligó" de la Sociedad. El primer objetivo del señor Pascual era la austeridad económica, reducir la deuda, que se redujo, pero no fue suficiente para lograr la salvación de la Unión.

Comentarios...