Lunes, 24 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Novena carta 

Novena carta 

OPINIóN
Actualizado 25/05/2020
María Jesús Sánchez Oliva

Maldito Coronavirus: Esto es peor de lo que tú puedas imaginarte.

El aire es puro pero no podemos salir a la calle sin usar una máscara y algunos ni usándola.

Las carreteras están vacías, tenemos coche, pero es imposible hacer un viaje largo y en compañía.

Tenemos las manos tan limpias que parecen de jabón pero no podemos estrecharle la mano a nadie.

Tenemos amigos pero no podemos quedar con ellos para tomar un café y charlar de nuestras cosas.

Tenemos tiempo para cocinar pero ni podemos invitar a nuestros familiares a cenar ni ellos nos pueden invitar a nosotros.

Todos los lunes el corazón anhela la oficina, el colegio, el hotel, el gimnasio, el restaurante, el bar, la pequeña tienda, el taxi, el autobús, etc., pero el fin de semana no parece terminar nunca.

Los niños tienen juguetes, pero no pueden jugar con sus amigos.

Los que tienen dinero no pueden gastarlo.

Los que no lo tienen, no tienen forma de ganarlo.

Los que dejan este mundo no pueden ser despedidos.

Los que están enfermos no pueden recibir visitas.

Tenemos un espléndido mes de mayo, pero ni las novias pueden casarse, ni los niños pueden hacer su primera comunión.

Disponemos de mucho tiempo libre, pero ni tenemos ganas de hacer nada, ni tenemos la posibilidad de poder hacerlo.

Tenemos muchos derechos, pero solo nos imponen obligaciones.

No hemos cometido ningún delito, pero estamos condenados a estar aislados, hasta los perros disfrutan de más privilegios que las personas.

Tenemos muchos políticos y les pagamos muy bien para que nos libren de ti unidos, anteponiendo nuestros intereses a los suyos, dándonos ejemplo de responsabilidad, pero ya no sabemos si son de las siglas de los "diestros", o si son de las siglas de los "siniestros", todos se han apuntado "al sol que más calienta" y las manifestaciones de este fin de semana nos alertan de lo que pretenden algunos y los demás no quieren evitarlo: enfrentar a unos españoles con otros, algo muy peligroso en este país del que cada vez cuesta más trabajo sentirnos orgullosos.

Más por nosotros que por ellos, vete de una vez y no vuelvas, necesitamos recuperar fuerzas para hacer frente a los graves problemas que se nos vienen encima por tu culpa y por sus malas cabezas.

Comentarios...