Miércoles, 26 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
“Soy una mujer que pide la igualdad tanto en derechos como en obligaciones”
X
MONTSERRAT JIMÉNEZ, CAMIONERA

“Soy una mujer que pide la igualdad tanto en derechos como en obligaciones”

LOCAL
Actualizado 08/03/2020
Paula Zorita

Dedicó sus primeros años profesionales a la hostelería y temas comerciales fuera de nuestra ciudad, pero siempre tuvo claro que quería ser conductora

Tuvo que ser en Salamanca donde Montserrat Jiménez por fin cumpliese su sueño de conducir un camión y posteriormente un tráiler. Dedicó sus primeros años profesionales a la hostelería y temas comerciales fuera de nuestra ciudad, pero siempre tuvo claro que quería ser conductora, y por ello compaginaba el trabajo con el estudio para poco a poco ir sacando los carnets necesarios para llegar a conducir vehículos pesados. Madrileña de nacimiento, ha pasado muchos años de su vida en Guadalajara, donde tuvo su primer contacto con camiones rígidos pequeños e incluso autobuses, pero era algo que no le gustaba del todo.

Llegó la crisis de la construcción y esto, sumado a que nadie le daba la oportunidad de coger un camión más grande, Montse afirma que llegó a pensar en "tirar la toalla". Uno de los motivos reales por los que no llegaba esa oportunidad fue el simple hecho de ser mujer: "algunos me decían que no por no tener experiencia, pero muchos otros me decían que no por el hecho de ser mujer".

La madrileña ha llegado a vivir situaciones realmente discriminatorias por sexo en su profesión sobre todo a la hora de encontrar un puesto de trabajo. "Llegué a llamar por teléfono para una oferta de camionero y me dijeron que ya estaba cubierta la plaza, acto seguido llamó mi pareja y sin problema se citaron con él para entrevistarle. Era realmente frustrante". Montse afirma también que "la mentalidad de las mujeres de los directivos de las empresas coartaban en cierto modo la libertad de éstos a la hora de contratar a una mujer".

Cuando tomó el mando de un vehículo en el que transporta ADR Bioetanol, asumió tanto derechos como obligaciones según cuenta: "en este mundo tienes que demostrar que eres uno más. Soy una mujer que pide la igualdad pero para todo, debes intentar integrarte, porque no lo veo como una pelea entre dos sexos". Una de las dificultades que asume entre esas obligaciones es el hecho del esfuerzo físico, de lo que asegura "hay cosas que cuestan mucho hacerlas pero pedir ayuda es esencial, igual que brindarla. Siempre debes demostrar que estás ahí dispuesta a todo y así poder ganarte el respeto de tus compañeros". Se siente orgullosa de donde ha llegado, y así lo manifiesta: "puedo decir que he llegado donde he llegado con esfuerzo y tesón y eso no me lo quita nadie".

Comentarios...