Viernes, 28 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Comienzan los trabajos para construir la residencia de Puente Ladrillo, que durarán más de tres...
X
El presidente de la junta coloca la primera piedra de la obra

Comienzan los trabajos para construir la residencia de Puente Ladrillo, que durarán más de tres...

LOCAL
Actualizado 27/01/2020
Redacción

Cuenta con un presupuesto de 18 millones de euros (15,5 millones para la obra y 2,5 millones para equipamiento) y un plazo de ejecución de obra de 40 meses

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, asístía esta mañana a la puesta en marcha de las obras de la Residencia de Mayores Puente Ladrillo, que se ubica en la calle Santiago Madrigal.

La Residencia Puente Ladrillo, que cuenta con un presupuesto de 18 millones de euros (15,5 millones para la obra y 2,5 millones para equipamiento), se construirá en una parcela de 13.800 metros cuadrados que ha sido cedida por el Ayuntamiento de Salamanca, con un plazo de ejecución de obra de 40 meses.

"Es un día muy importante para la ciudad porque comienza la construcción de una obra muy esperada", afirmaba el alcalde, Carlos García Carbayo, al tiempo que recordaba que el Ayuntamiento ha cedido la parcela a la Junta, que es la administración que lleva a cabo este proyecto.

Además, destacaba que esta "inversión que creará empleo, revitaliza el sector servicios en Puente Ladrillo e impulsa la regeneración del barrio"

Por su parte, el presidente de la Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco subrayaba la colaboración entre las administraciones y afirmaba que "tenemos que sentirnos orgullosos de ser una comunidad autonoma que garantiza los grandes servicios públicos, hemos blindado los servicios sociales, somos la única que no tiene listas de espera en dependencia, Castilla y león es un modelo de éxito y esta residencia es un ejemplo".

Entre las personas presentes también se encontraban el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, y el delegado de la Junta, Eloy Ruiz, así como un grupo de funcionarios con carteles en los que reclamaban el cumplimiento del acuerdo para la aplicación de la jornada semanal de 35 horas.

Primer centro adaptado al nuevo modelo de atención "En mi casa"

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha asistido hoy a la puesta en marcha de las obras de la Residencia de Mayores Puente Ladrillo, primer centro que se construye ya íntegramente adaptado al nuevo modelo de atención "En mi casa" y con el que se viene a reforzar la ya de por sí gran dotación residencial con la que cuenta la Comunidad.

El nuevo centro dispondrá de 170 plazas residenciales para personas mayores en situación de dependencia (88 individuales y 41 dobles), además de otras 16 de estancias diurnas asignadas al Centro de Día. Ambos recursos se prestarán dentro del nuevo modelo de atención residencial centrada en la persona, (modelo ""En mi casa") que se está implantando en las residencias para personas mayores dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales, mediante la creación de unidades de convivencia y que pretende proporcionar una atención basada en los intereses y preferencias de las personas mayores, fomentando, en la medida de lo posible, su participación efectiva.

De hecho, en la Residencia de Mayores Puente Ladrillo se van a implantar 12 unidades de convivencia y, al igual que, el resto de centros residenciales de personas mayores dependientes de la Gerencia de Servicios Sociales, contará con plazas de convalecencia sociosanitaria, donde se prestan cuidados sanitarios de larga duración y atención sanitaria a la convalecencia, a las personas mayores que lo precisen.

Datos equipamiento y distribución

La previsión, en cuanto a la inversión en el equipamiento del centro, es de 2,5 millones de euros, de los cuales 1,9 irán destinados fundamentalmente al mobiliario y a modernas ayudas técnicas, tanto de la residencia como del centro de día y 600.000 euros para equipar la cocina y lavandería.

Se organizará en una planta baja donde se ubica el centro de día y 3 plantas con 4 unidades de convivencia cada una. En planta baja un gran vestíbulo sirve como espacio de comunicación entre los distintos recintos y espacios comunes de planta baja (salas de estar, cafetería, salas de visitas, fisioterapia, terapia ocupacional, comedor y peluquería). Desde este vestíbulo general se accede igualmente a la zona del centro de día y a la zona administrativa. En esta planta baja además se sitúa la zona de servicios, donde se encuentra la cocina, la lavandería y algunos almacenes de la residencia.

El Centro de día, donde se prestará el servicio de estancias diurnas se configura de acuerdo con el nuevo modelo de atención a personas dependientes. Dispondrá de una sala de estar-comedor, dos baños accesibles y compartirá la sala de fisioterapia y la sala de terapia ocupacional de la planta baja de la residencia. Además el centro de día tiene comunicación directa con la zona de servicios de la residencia (cocina y lavandería) al objeto de compartir y optimizar estos servicios.

En las plantas 1ª, 2ª y 3ª, se encuentran los espacios comunes de las unidades de convivencia y las habitaciones de los residentes de cada unidad de convivencia.

La residencia se diseña con 12 unidades de convivencia, 4 por cada planta. La planta primera dispone de 54 plazas para personas dependientes organizadas de la siguiente forma: dos unidades de convivencia con 13 residentes cada una, (ubicados en 3 habitaciones dobles y 7 individuales); una unidad de 16 residentes (en 4 habitaciones dobles y 8 individuales) y una unidad de 12 residentes (en 3 habitaciones dobles y 6 individuales). Las plantas segunda y tercera disponen de 58 para personas dependientes cada una, organizadas en dos unidades de convivencia, con 13 residentes cada una, (ubicados en 3 habitaciones dobles y 7 individuales) y dos de 16 residentes (ubicados en 4 habitaciones dobles y 8 individuales)

El centro se comunica con el exterior a través de tres patios abiertos en la zona de las habitaciones de los residentes, que "penetran" hasta la planta baja de la edificación. La cubierta de la planta baja será ajardinada, con acceso desde los espacios comunes de la planta primera y con plantas tapizantes que constituyen un "tapiz vegetal", continuación de las zonas ajardinadas exteriores.

El centro dispondrá, además, de un espacio destinado a aparcamiento, separado del edificio por puertas automáticas y control de acceso, como el resto de puertas de acceso a la parcela, evitando así cualquier posibilidad de libre circulación de los mayores sin el necesario control.

El nuevo centro contará con los trabajadores que actualmente prestan servicios en la residencia San Juan de Sahagún y además conllevará un importante incremento de personal, como mínimo de 50 empleados.

Fotos de Lydia González

Comentarios...