Sábado, 01 de octubre de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Vituperios en el Congreso
X

Vituperios en el Congreso

OPINIóN
Actualizado 16/01/2020
Fermín González

"Nadie nació para ser derrotado, la derrota no es compatible con nuestra terca naturaleza humana, seremos destruidos antes de dejarnos derrotar"

ENTRE PUENTES

VITUPERIOS EN EL CONGRESO

Aún siguen mis meninges dándole vueltas al hemiciclo del congreso de los diputados, que en vísperas de reyes, y con el sabor de mazapán, y el cava? se iba a debatir la investidura, del que hoy es el presidente del gobierno. Uno, en su modesta ingenuidad, pensaba que en tales fechas, las personas ?incluso los diputados- tendrían posturas menos beligerantes, que sus ánimos estarían menos acalorados, más sensatos, mejor preparados para debatir, etcétera. Y lo cierto ha sido, que han retorcido el lenguaje, con vulgares expresiones, insultos de mala laya, nada edificantes, para el pueblo español, donde se dio una muestra clara, por quienes estamos representados. ¡Vaya Parlamento!.

Recuerdo; -("quizá ha pasado mucho tiempo") Cuando las autoridades, maestros, curas, incluso personas mayores, estaban pendientes, cuando se encontraban en público, o iban a dar cualquier manifiesto, el tener muy en cuenta a quien representaban y por lo tanto ser, y dar ejemplo, a quienes fuera dirigido el mensaje. Era una máxima que siempre se tuvo en cuenta: también se le llamaba respeto? Si, respeto eso que le faltó a sus "señorías" para con sus votantes, y con todo el pueblo español, y después dando una imagen, lamentable y desoladora, al mundo entero que nos estaba mirando, con multitud de foros y altavoces, para poder sintonizar, como este Parlamento español y europeo, iba a salir del atolladero, para poder ?por fin- nombrar un gobierno. No era tarea fácil conseguir un presidente, con un hemiciclo lleno de colorido partidista, así sentenciado en las urnas, y con las posiciones- que aún fraguadas de antemano- no había confianza de que pudiera salir el candidato elegido.

Al final lo fue por el estrecho margen que ustedes ya saben. La única nota de humanidad, fue el reconocimiento de una diputada, que con grave enfermedad se presentó a votar, y aquellos que subían al estrado trataban de transmitirle suerte y ánimo. Fue como digo, el momento más agradable, pues en ambas tardes de sesiones, los representantes públicos, se enzarzaron en un agrio, desconsiderado, y degradado debate, con mensajes donde incluso por sus desencajados rictus, estaban llenos de odio, de resentimiento, de rencor, que ofendían nuestras tripas, no muy exigentes, pero que no podían digerir un lenguaje, tan trasnochado, retorcido y fanfarrioso, que generaba estupor y mal gusto, apoyado con ademanes, que invitaban a batirse en cuanto terminara la sesión?. Vaya ejemplo?

¿Y nos preguntamos todos?: ¿Cómo es posible tanta mediocridad, tanto rencor, tanto insulto y tanta desconsideración?... El escenario del Congreso, está para debatir, para discrepar, para defender las posiciones, con todo aquello, que cada grupo considere, lo justo o lo menos justo, incluso llevado por los ideales, o la propia esencia de la ideología, y uno, si tiene la firme convicción de lo que debate, debe hacerlo con rigor, con firmeza debe ante todo intentar persuadir, convencer, estar abierto a otros razonamientos y consideraciones, aunque no se ajusten a su ideario, debe ante todo, tener un sentido democrático como valor primordial, pues lo que esperan sus afines y votantes, que vean en el mismo un hombre preparado, digno y respetuoso, con los oponentes políticos, y consigo mismo.

¡Si el señor Casado llega a subir al estrado: Y con voz templada le dice al aspirante, cuanto hay que decirle, y después le ofrece sus diputados, con el fin de que no tenga necesidad de otras complicidades, pactos y cesiones? Y terminando le espeta? que su oposición será, firme, consecuente, y extremadamente rigurosa, en todos y cada uno de los aspectos o leyes a pronunciarse!... No hay duda, que se hubiera hecho visible, dando un aldabonazo inteligente, hubiera puesto a su electorado en el convencimiento, de que es un hombre de estado, y preparado para gobernar, añadiendo un toque de calidad y de responsabilidad, que sería capaz de poder exigir cuando tocara. No ha sido así, sus consejeros sus "paladines", aquellos que quieren seguir viviendo de la confrontación, porque así mantienen sus poltronas, no lo han querido, y quizá; solo quizá, alguno de ellos no le desean lo mejor, y le empujaran al vacío.

Huya de ellos, (no hará falta decir quiénes) de su retórica de plastilina, de sus beligerantes declaraciones de "guerra", votemos por la sensatez, el equilibrio, la voluntad democrática, la fina ironía, el refinamiento del lenguaje, estamos en un mundo civilizado? Vamos creo yo.

Fermín González salamancartvaldia.es Blog TaurinerÍas

La empresa Diario de Salamanca S.L, No nos hacemos responsables de ninguna de las informaciones, opiniones y conceptos que se emitan o publiquen, por los columnistas que en su sección de opinión realizan su intervención, así como de la imagen que los mismos envían.

Serán única y exclusivamente responsable el columnista que haga uso de nuestros servicios y enlaces.

La publicación por SALAMANCARTVALDIA de los artículos de opinión no implica la existencia de relación alguna entre nuestra empresa y columnista, como tampoco la aceptación y aprobación por nuestra parte de los contenidos, siendo su el interviniente el único responsable de los mismos.

En este sentido, si tiene conocimiento efectivo de la ilicitud de las opiniones o imágenes utilizadas por alguno de ellos, agradeceremos que nos lo comunique inmediatamente para que procedamos a deshabilitar el enlace de acceso a la misma.

Comentarios...