Jueves, 27 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Galinduste, crónica de una Navidad con cara de mujer
X
Rosa Isabel Sánchez Alonso

Galinduste, crónica de una Navidad con cara de mujer

ALBA DE TORMES
Actualizado 19/12/2019
Rosa Isabel Sánchez

Hace unos años un grupo de mujeres comenzo? a organizar festivales, recuperar tradiciones y crear otras nuevas. La Navidad es una buena oportunidad para luchar "por mantener viva" la localidad

2019-12-19 00:00:00

Me he criado y crecido entre mujeres. De ellas aprendi? casi todo lo que soy y lo que se?. Con el paso de los an?os el concepto de mujer ha ido cambiando mis esquemas cerebrales. Ser mujer no es sino?nimo de debilidad, todo lo contrario. Cuando las mujeres se unen cambian el mundo que las rodea. Suceden milagros so?lo porque ellas se lo proponen y eso es lo que esta? sucediendo en nuestro pueblo.

La sensibilidad a las necesidades de los dema?s es algo transmitido entre mujeres, de generacio?n en generacio?n, y si bien en algunas ocasiones nos hace ser vulnerables, en otras ocasiones nos hace crecer y convertirnos en magas o en gigantes.

Hace algu?n tiempo decidimos que teni?amos una responsabilidad con nuestra comunidad. Habi?a que conseguir que el pueblo se mantuviese vivo, activo, que respirara a la vez como si fuese un pulmo?n u?nico y gigante. Un grupo de mujeres comenzo? a organizar festivales, recuperar tradiciones y crear otras nuevas. Una buena mayori?a de los vecinos respondieron a la llamada y acuden regularmente a esos eventos, otros siguen en sus rutinas, con eso ya conta?bamos. El esfuerzo seguira? mereciendo la pena mientras haya gente que acuda y regale una sonrisa de aprobacio?n y agradecimiento.

La Navidad es un pare?ntesis en nuestras vidas. Nos sentimos alegres, festivos y el corazo?n se agranda y nos acerca a los que tenemos al lado o a cientos de kms. Tambie?n nos da la oportunidad de hacer cosas por los dema?s. El Festival de Villancicos, con el que damos la bienvenida cada an?o a la Navidad, nos ha acercado no so?lo a nuestros paisanos, tambie?n a nuestros vecinos de los pueblos que esta?n tan cerca que son como de la familia. Ojala? que sigan acudiendo a esta cita durante muchos an?os ma?s y que se animen a venir desde otros muchos ma?s. Entre todos hacemos comunidad, ese concepto tan grande, tan humano y tan bonito, a la vez que necesario.

Despue?s han venido el Bele?n viviente y la cena de la Asociacio?n de Santa Ana. Ma?s oportunidades de demostrar el impacto que tienen las pequen?as cosas en crear momentos entran?ables que hacen que sean muy grandes. Por u?ltimo ha llegado la Cabalgata de Reyes. Durante muchos atardeceres del 5 de enero, un grupo de mujeres pensa?bamos en alto: "Sus Majestades de Oriente se merecen otros ropajes ma?s dignos de su rango" y este an?o sucedio? el milagro.

Creamos un taller de costura con un grupo de costureras muy creativas y responsables, de edades tan diversas como de ideologi?as. Durante ma?s de un mes nos hemos reunido a disen?ar, a coser, a charlar, a rei?r... En resumen, a compartir. Adema?s, nos lleva?bamos deberes para casa. Hemos aprendido unas de otras, hemos creado comunidad y demostrado que un grupo no es la suma de unas cuantas manos, si no la multiplicacio?n de las fuerzas. Una potente fuerza que nos empujaba y guiaba: ser creadoras de magia e ilusio?n.

El fruto no ha podido darnos ma?s alegri?as. La noche del 5 de enero en el brillo de nuestros ojos se reflejaba la satisfaccio?n del trabajo bien hecho. Todos los esfuerzos habi?an merecido la pena, sus Majestades los Magos de Oriente estaban deslumbrantes y las caritas de los ma?s pequen?os lo deci?an todo sin abrir la boca. No eran necesarias las palabras, sus miradas de admiracio?n lo deci?an todo.

Los retos de la modernidad y el contexto en que vivimos nos obligan a trabajar por una sociedad que desarrolle al ma?ximo el potencial de las pequen?as comunidades y para ello, en esta ocasio?n, deseo reconocer a las mujeres como pilares fundamentales de la vida en esas grandes familias que son los pequen?os pueblos del medio rural y por ello tambie?n uno de los pilares ma?s importantes de la sociedad.

Agradecemos el soporte logi?stico del ayuntamiento asi? como de los hombres que nos apoyan y empujan a seguir creando, uniendo e ilusionando.

Mientras tengamos fuerzas seguiremos luchando por mantener vivo a Galinduste.

Rosa Isabel Sa?nchez Alonso

Comentarios...