Miércoles, 19 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Cómo grabar el fútbol en la pantalla del PC
Grabación en tu ordenador

Cómo grabar el fútbol en la pantalla del PC

SOCIEDAD
Actualizado 10/04/2019
Redacción

A continuación, analizamos los pasos principales que tendríamos que dar para grabar este tipo de contenido

Hay muchas razones por las que querrías grabar el fútbol en el ordenador: por ejemplo, por si no puedes disfrutar del partido en ese momento, por si se lo quieres grabar a tu pareja, o por si estamos hablando de un encuentro tan épico que querremos rememorarlo una y otra vez.

Sin embargo, es raro que el programa que usamos para recibir la señal del vídeo integre la función de grabar el contenido directamente, por lo que lo habitual es buscar un programa adicional. Para grabar vídeo de pantalla, podemos usar programas como Movavi.

A continuación, analizamos los pasos principales que tendríamos que dar para grabar este tipo de contenido.

¿Cómo grabar el fútbol en el ordenador? Paso por paso

Lo primero que hay que tener en cuenta es el hardware del ordenador; si tienes un equipo que está un poco obsoleto, lo más probable es que tengas problemas para grabar y procesar el vídeo. Si tienes un equipo actual, no tendrás problema. También es posible que puedas coger tu equipo antiguo y añadirle más procesador, memoria RAM, etc.

Estos son los pasos que deberíamos de dar:

Lo primero que tendremos que hacer es recoger la señal de vídeo directamente en el programa. Esto dependerá de si es compatible con la misma o no. Por ejemplo, si tenemos una capturadora de vídeo, y podemos recibir la fuente del partido de fútbol a través de la misma, deberíamos asegurarnos de que el programa sea compatible con dicho dispositivo. También tenemos la opción de capturar directamente lo que aparece en la pantalla.

Una vez que lo tengamos todo listo, antes de empezar a grabar, tendremos que elegir el lugar en el que se va a almacenar el vídeo. También tendremos que elegir el formato y la compresión, de la que hablaremos en el siguiente punto.

Elegir bien la compresión es fundamental por dos cosas:

Una mala compresión puede hacer que el archivo resultante mida mucho, de una forma completamente exagerada. El problema de esto es que luego nos costará procesarlo más: por ejemplo, en el caso de que se lo queramos mandar a un amigo, necesitará tener una buena conexión, aparte de mucha capacidad de almacenamiento.

Pero si la compresión es exagerada, el archivo resultante puede verse fatal, aunque el tamaño será más bien reducido.

Si vamos a dejar que la grabación se haya sin nuestra supervisión, es más que recomendable establecer un tiempo de programación. Por ejemplo, si el partido tiene una duración de un par de horas, podemos poner que dure 2 horas y media, por si acaso. Esto evitará que nos quedemos sin espacio en el disco duro.

Si todo ha salido bien, tendremos el partido grabado para poder visualizarlo en cuanto se nos antoje. Si quieres reproducirlo en otros dispositivos es posible que te haga falta algo más, cómo utilizar un convertidor para poder cambiarlo.

Comentarios...