Sábado, 22 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
‘Manadas’ y sexualidad

‘Manadas’ y sexualidad

OPINIóN
Actualizado 05/04/2019
Redacción

Ángeles Escriba, periodista, ha contado los casos que han salido en prensa recientemente:

  • Desde el caso de Pamplona en el 2016: 101 casos de manadas.
  • 18 casos de manadas, en lo que va de año.
  • 350 hombres involucrados.
  • Las víctimas casi siempre mujeres muy jóvenes y también numerosos casos de niñas menores, incluso de 12 años.

La Fiscalía ya publicó los datos generales del 2017 sobre delitos contra la libertad sexual. La incidencia, casos registrados, se han disparado en los últimos años. En este informe de 2017, último disponible, está registrados 11.692 casos, un 30% más que el 2012. El aumento se debe seguramente a la mayor conciencia social, y mejor trabajo de los profesionales. De ellos, el 50% son menores. Aunque, en cuanto a los menores, el aumento se debe también a que la edad de consentimiento para la actividad sexual se ha elevado de 13 a 16 años.

La verdad es que no sabemos con seguridad si están aumentando este tipo de delitos o lo que aumentan son las denuncias. También es posible que sucedan ambas cosas a la vez.

¿Qué nos está pasando? No es fácil documentar y estar seguros de las causas, aunque no faltan grupos y personas que parecen tenerlo claro. No es mi caso, porque es posible que las causas sean muchas y, sobre todo, difíciles de remover con leyes, presupuestos e intervenciones puntuales.

Reflexiono con inseguridad sobre un tema complejo en el que hay demasiadas causas y pocos remedios fáciles de aplicar. Le invito a que usted lo haga también, aunque acabe doliéndole la cabeza, con este asunto tan lamentable.

1.- En nuestras sociedades, la actividad sexual se ha convertido en un "campo de minas". Eso me ha llevado a dedicar cinco años a escribir dos libros sobre ética sexual y amorosa. Los malos usos de la libertad son escandalosamente frecuentes. La ética del consentimiento, de la igualdad, el placer y el bienestar compartido, etc. son principios que se violan con frecuencia. Pero ¿por qué, en tantos casos, no hay ética sexual y amorosa? Esta pregunta nos lleva a las posibles causas de fondo.

2.- Fracaso de la educación familiar. Los padres tienen una función fundamental. Y son muchos los que, por falta de formación y conciencia del problema, se siente sobrepasados por esta sociedad en la que la sexualidad es un producto más de consumo.

Además, no pocos padres han perdido el control educativo sobre sus hijos. El tiempo de ocio es de los hijos, el único en el que son libres, libertad para la que no han sido educados.

Hay, además, menores infractores, menores que han sido maltratados y menores emigrantes que saturan numerosas las Residencias de Protección en varias autonomías. Estos menores no son fáciles de socializar adecuadamente, tampoco en el campo de la sexualidad.

3.- Fracaso de la educación escolar. Son excepciones las escuelas que abordan este problema de forma adecuada. Ningún gobierno, desde la transición, se ha tomado la educación sexual escolar en serio.

En numerosos casos el educador sexual mayor es hoy la pornografía y otros productos de consumo, mientras familia, escuela y sanitarios guardan silencio.

4.- Los medios de comunicación, no todos por igual, usan las noticias sobre estos temas y los contenidos sexuales como fuente de captación de audiencia. Unos espectadores toman conciencia del problema y otros parecen decididos a imitar estas conductas.

5.- Nuevos mitos sobre la sexualidad son aceptados, a veces, incluso por profesionales mal formados. Por ejemplo:

- De la represión a la compulsión por experimentar todo: ¿por qué no sexo en manada? Hasta los menores se sienten atraídos por este ejemplo de conducta sexual. La manda es un grupo que se apoya y considera capaz de todo.

-El ocio asociado al consumo de alcohol y drogas, como forma de diversión y contexto para hacer locuras, también en el campo sexual.

- La actividad sexual como obligatoria, como una necesidad biológica más.

-Las falsas creencias sobre la violación y las mujeres: "es lo que desean", "ellas se lo buscan", "dicen no, cuando quieren decir sí", etc.

-Las actitudes sexuales y amorosas de los menores, adolescentes y jóvenes (y no pocos adultos). Hemos pasado de una moral represiva y sexofóbica a una anomía (falta de ética) en la que "todo está o debe estar permitido", "mi placer es lo que importa", etc.

-En el caso de las "manadas" parece haber también otras motivaciones mucho más allá del placer: estar arropados en el poder del grupo, no querer quedarse atrás, exhibición personal y colectiva, ser capaz de hacerlo y contarlo (tendencia a gravarlo) como una hazaña, etc.

-Muchas de las víctimas son sorprendidas y forzadas, y nunca son culpables. Después que haya sucedido, el responsable es siempre el abusar o violador; pero también las chicas deben tener una adecuada educación sexual, habilidades sociales para detectar situaciones de riesgo y decir "no"; además de una conciencia aguda de la propiedad de su cuerpo, su sexualidad y su intimidad sexual. Y, por supuesto, denunciar todos los casos.

Ya sé que hay bastantes familias que lo hacen muy bien, escuelas que funcionan de forma excelente y que la mayoría de adolescentes y jóvenes están razonablemente bien socializados; pero tenemos serios problemas demasiado generalizados.

Comentarios...