Jueves, 20 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
El aborto, vuelve el debate

El aborto, vuelve el debate

OPINIóN
Actualizado 15/02/2019
Félix López

Rajoy, un hombre de derechas muy moderado, no hizo guerra de este asunto tan difícil, se hizo el gallego, que es lo suyo, listo él. Vox y parte del PP vuelven a plantearlo. Mientras tanto, todos esperan la posición del Tribunal Constitucional sobre el tema. Yo creo que le piden lo imposible, en este caso.

Personalmente considero que no hay buenas soluciones para el aborto, porque todas me parecen discutibles. Por tanto, la propuesta debería ser consensuada en el parlamento por una cierta mayoría. La ley siempre sería "un mal menor".

Pero las posiciones son irreconciliables. Veamos:

1º.-Punto de vista: Mujer y pareja.

Ideas: soy dueña de mi cuerpo y es un derecho de la mujer

Sentimientos: mi cuerpo es mío, fachas y "en la edad media" los que lo rechazan" (dijo una ministra estos días).

Conductas: lucha en la calle, yo decido, apoyo a quieres abortan. Asociación electoral con la izquierda y Feminismo.

2º Punto de vista: embrión, feto y niño.

Ideas: es un asesinato, es un proyecto de persona, un feto humano o un niño.

Sentimientos: hostilidad, indignación contra abortistas.

Conductas: protestas en las calle, denuncia a abortistas, recurso al Constitucional, etc. Asociación electoral con la derecha e Iglesias cristianas.

Dos posturas irreconciliables. Solo personas de la izquierda y derecha moderadas serían capaces de consensuar una ley, que hay que entender siempre discutible, como un mal menor.

Obligar por ley a tener o dar en adopción a un hijo a una mujer que no lo quiere, no es realista (lo sabemos muy bien en España), condenándola a la clandestinidad del aborto o a viajar a otros países.

Pedirle a las personas con determinadas creencias que toleren el aborto de las mujeres que lo practican es casi siempre un fracaso.

Estamos pues a ante un problema social siempre conflictivo. En el mejor de los casos, parte de la derecha aceptaría una ley basada en "supuestos" que se supone justifican el aborto, permitiendo después un uso bastante hipócrita de algunos supuestos. La izquierda, por otra parte, salvo los muy moderados, no está dispuesta a renunciar a lo que consideran un gran logro, "la ley de plazos", que además se puede usar, en la práctica, sin rigidez.

El Tribunal Constitucional no sé que decidirá y con qué grado de consenso. Y usted lector, ¿por qué no prueba en ponerse en el punto de vista que no comparte, aunque sea, por un momento, a ver si entre todos mejoramos la tolerancia de los que piensan de otra forma? Yo no le pido que cambie de opinión o de partido, solo que se ponga en el punto de vista de los demás, porque tenemos que tolerar mejor la discrepancia y arbitrar la diversidad. Los problemas que no tienen solución son hechos que hay que afrontar con inteligencia social y tolerancia.

Comentarios...