Lunes, 24 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La corrupción no tiene padres

La corrupción no tiene padres

CARTAS DE LOS LECTORES
Actualizado 21/11/2018

Con los deberes democráticos cumplidos, empezó a funcionar toda la maquinaria de la corrupción. Partidos políticos y sindicatos se acostumbraron a disponer de dinero abundante y fácil, dándose a personas que se metían en la política, y se siguen metiendo, sin ningún escrúpulo.

La corrupción ha existido siempre tambien en el régimen anterior pero con una diferencia, como había pocos políticos tambien pocos corruptos, y a estos les pillaban enseguida, y sino que selo pregunten al cacique corrupto catalán Jorge Puyol que le paso a su padre.

La corrupción existe y seguirá existiendo por estar en la ambición humana, para llevarse el dinero ajeno. Y está en todas partes. Vemos la paja en el ojo ajeno, pero preferimos no echar un vistazo al nuestro. La corrupción nace de la base. De los políticos, de los sindicatos, de la justicia y de los empresarios.

En el PP de Valencia ha habido corrupción, en el PP de Madrid también, pero el tejido económico valenciano y madrileño lo ha habido también. Los ERE de Andalucía son una pirámide de corrupción institucional del régimen socialista, desde que empezó la democracia. El clan Puyol es el centro de una amplia red de saqueos organizados desde la Generalidad catalana. Pero lo más grave, es que revelan un estado de cosas del que hemos participado todos.

El médico que cobra en negro, el fontanero que no hace factura, el constructor que tiene contabilidad B, el que se lleva la pasta fuera de España ilegalmente, "como los peliculeros de la ceja", el que contrata como becario a un trabajador experimentado, "como el esposo comunista de Carmena". No hay una empresa o negocio que no tenga contabilidad B. Y sobre todo los Partidos Políticos. Que la gente se duela del mal uso del dinero de los impuestos me parece muy bien. Pero las cosas en su justa medida. Vivimos en un país seguro, un país con defectos, la mayoría de los cuales protagonizamos nosotros mismos. Nos cuesta, eso sí, admitir nuestros errores. No valoramos el país que tenemos. Solo se aprecia aquello que no se tiene o se ha perdido.

La corrupción se puede reducir de varias maneras: la primera reduciendo el 50% el número de políticos, contra menos personas más fácil de controlar: la segunda, cuando funcione el sistema judicial, una justicia lenta no es justa, y la que tenemos esta paralitica, y los jueces que se dejen la ideología en la taza del váter cada mañana, porque sino en la justicia tambien está la corrupción y no la vemos: la tercera y creo que es la solución verdadera pasa por reducir el poder de los políticos y funcionarios. Esto reduce las oportunidades y a la vez los incentivos para la corrupción. El poder corrompe, si tienen menos poder los agentes del Estado sobre nuestras vidas y nuestro dinero, veremos cómo los ambiciosos y avariciosos abandonaran el servicio público. Por último aviso a navegantes. Si prometen reducir la corrupción a la vez que aumentan el Poder y Presupuestos, mienten. Si los españoles no nos damos cuenta de todo esto. Es que somos poco lucidos?

Máximo de la Peña Bermejo

Comentarios...