Miércoles, 26 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Castilla y León supera los 800 desfibriladores para infartos fuera de los hospitales
aparatos semiautomáticos para personal no sanitario

Castilla y León supera los 800 desfibriladores para infartos fuera de los hospitales

CYL
Actualizado 03/11/2018

Esto supone que ha aumentado en 532 en solo los dos últimos ejercicios

Castilla y León cuenta ya con 881 desfibriladores semiautomáticos (DESA) externos, una cantidad que cuadruplica los de hace cuatro años (278) y que ha aumentado en 532 en solo los dos últimos ejercicios. Aumentan, lo hacen en todas las provincias y de forma importante, pero aun no son obligatorios.

Lo adecuado sería instalarlos en cualquier espacio por el que circulen muchas personas, desde centros comerciales, aeropuertos y estaciones de tren hasta campos de fútbol aunque no sean profesionales o en plena calle de gran tránsito. Castilla y León se apuntó a esta implantación en 2008 y fue de las primeras; pero aún está en la lista de las que regulan solo su recomendación y no exige, bajo marcados criterios, que se instalen en determinados lugares como han hecho ya siete autonomías en España, un país a la cola de Europa todavía en estos dispositivos. Son baratos ?entre 1.000 y 2.000 euros en general y hasta 4.000 los más caros? y requieren una formación, pero tampoco es cara, de empresas autorizadas para tal objetivo.

El 80% de las paradas cardiacas tienen lugar fuera del ámbito sanitario. La supervivencia depende de la rápida intervención en el rescate cardiaco, la rapidez es un factor clave en un infarto y auxiliar a estas personas, de forma inmediata, solo es posible a través de desfibriladores semiautomáticos utilizados por personal, entrenado, pero no sanitario. Estos dispositivos salvan vidas y, por ello, distintas sociedades científicas y, en particular, la de Cardiología y la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan su extensión.

La regulación de su uso promovió hace diez años su empleo e impulsó su instalación y dio garantías de preparación para utilizarlos y registro para conocer su ubicación. Recientemente, el pasado mes de febrero, un nuevo decreto reducía las cargas administrativas para su implantación con la vocación de flexibilizar su puesta en marcha e impulsar su expansión. El despliegue de una red de espacios cardioprotegidos es todavía escaso y deja aún lugares de gran masificación sin ellos. Así, hay piscinas, polideportivos y pistas que carecen de un DESA, salvo que haya equipo médico con su aparato portátil; sí disponen de ello los edificios públicos como las consejerías y hay cuatro, en diferentes plantas en estratégica distribución, en el edificio de las Cortes de Castilla y León, en Valladolid. También pueden encontrarse en grandes centros comerciales; pero ello depende sobre todo de su voluntariedad. Y hay ciudades, como Soria, que los tienen en cajeros automáticos de Caja Rural, conectados al 112 de forma que, una vez abiertos, alertan de forma inmediata para que acuda un equipo sanitario.

El empleo de estos dispositivos para nada sustituye la llamada al 112, sino que permite que el personal entrenado en determinada zona pueda actuar con rapidez mientras llega la ambulancia. Aunque este aparato es fácil de manejar, conviene estar familiarizado y haber realizado simulaciones que ayudan a controlar los nervios y a ser efectivo; aunque el propio aparato tenga indicaciones que ayudan a seguir los pasos adecuados.

Hay 94 empresas en Castilla y León autorizadas para dar este tipo de formación, en todas las provincias ?las que más tienen, con 24 cada una, son Valladolid y Burgos? y hay 32 de fuera de la comunidad cuyos cursos también sirven para actuar dentro de la región. Son clases a las que accede personal que trabaja habitualmente en el entorno del desfibrilador como los vigilantes de la empresa o el comercio; pero también dependientes o cualquier trabajador con el objetivo de que haya varios para tener cubierto un amplio horario. Los cursos suelen ser de unas seis u ocho horas y cada dos años conviene reciclarse con formación de recordatorio más corta.

Comentarios...