, 23 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
De bochorno en bochorno
la crónica de fermín gonzález

De bochorno en bochorno

FERIA DE SALAMANCA
Actualizado 14/09/2018
Juanjo Mena

El torero salmantino salió al rescate de la tarde, viendo que sus dos compañeros de cartel y los toros que estaban saliendo por chiqueros eran unos "borricos"

Calor de bochorno pegajoso, y mucho ambiente. La plaza se cubrió en sus ¾ partes de su aforo, era un día de los señalados por la afición para ver torear, para que Morante y Manzanares hicieran vibrar al tendido, pero servidor vio los toros de Vellosino, estos y los que vienen saliendo por esas plazas, y lo cierto que la corrida creó cierta suspicacia y se demostró palmariamente que estos ganaderos están a la deriva. A mayores de la desigualdad, mostraron una mansedumbre perruna, y de los pitones -qué les voy a decir- lo dicho, una auténtica calamidad, y qué les digo de los de luces, pues otra.

Morante de la Puebla, dio unas pinceladas con el capote a su primero, que tras una vara trasera el animal que ya había demostrado flojera. Y el mortecino semoviente, a cámara lenta, pasó por la muleta del sevillano que al paso le dio unos pasecillos, muleta retrasada, sin apenas expresión, sus incondicionales se rompían las manos aplaudiendo, las cosas que ellos veían, dio otras cuatro pinceladas, y aquello terminó con pinchazo, entera, descabello y aviso, aplausos. Recibió a la verónica a su segundo, con elegancia y armonía, tras otra vara, salió flojo doblando las manos, en fin, otra invalidez más, pasecitos cortos, probaturas, todo desnaturalizado, pobre muy pobre y además triste muy triste, pinchazo, entera y pitos.

No le fue a la zaga Manzanares, que también se encontró con otro de los especímenes. Tras pasarlo a la verónica sin apreturas, trasteó una faena sin ligazón alguno, pases aquí y acullá, poco por el derecho, nada por el izquierdo, para matar de entera caída, silencio. En su segundo, pases de tanteo con el capote, en banderillas, sin entrega alguna, y con derechazos por la variante, despegado y vulgar con aires de pueblerino. Mató de bajonazo infame y también se silenció su oscuro y negro quehacer, como su vestido el paso por esta feria.

Sin duda, el pobre del cartel era Juan del Álamo. El torero salmantino salió al rescate de la tarde, viendo que sus dos compañeros de cartel y los toros que estaban saliendo por chiqueros eran unos "borricos". Jaleado por la concurrencia recibió animoso a su primero con el capote y hacer un acto de intenciones; tomó una vara, cumplió en banderillas y ese toro que tuvo un poco más de vitalidad, lo pasó de hinojos, en los medios con más valor que compostura, luego algo despegado consintió faena por derechazos, bien rematados, lució mejor y más pausado al natural, y entre el bullicio de la plaza y la raza que pone este torero cumplió el objetivo, y rescató al público, que ya bostezaba, lo mató de pinchazo, entera tendida y descabello, y ante el jolgorio cortó oreja.

En su segundo, Del Álamo salió a "revientacalderas", el toro mejor hecho de la tarde acapachado de cuerna, manseando como los demás y galopando en solitario en la plaza, no tomaba el capote salía huido y Juan, tan acelerado estaba, que se pegó dos carreras detrás del morlaco, y la verdad, que eso no cuadraba, debió mostrar más calma, pero su sangre estaba por volver a redimir la tarde, pues hasta se atrevió con banderillas, y tras un par le perdió la cara al toro y le endilgo un topetazo, que pudo tener consecuencias graves, no fue así. Dolorido siguió en sus trece, terminó el tercio, y con la muleta, tras brindar al público, sacó con buen corte toreado al toro, mandó en unos derechazos sin ajuste, luego más entregado y pausado y el animal que metió mejor la cara consintió una faena a base de tesón y corazón, deslavazado en algunos pasajes. Mató de media tendida, dos golpes de descabello, y a ver qué toca, pues eso, otra oreja y puerta grande.

Y esto dio de sí la tarde del bochorno y de la vergüenza que daba ver este ganado, esto es un atropello, una pantomima, entre la trampa y el adefesio, y así no se vuelve a tomar interés por la Fiesta. Esta tarde algunos vinieron solamente a cobrar. Lo hicieron y se fueron a otra feria.

FICHA DEL FESTEJO

Toros de Vellosino, desiguales, mansos, descastados flojos, y de mermado pitón. Se salvaron 3ª y 6º, con algo más de vitalidad.

Morante, plausos y pitos

Manzanares, silencio en ambos

Juan del Álamo, oreja y oreja salió en hombros

Comentarios...