Lunes, 15 de julio de 2024
Volver Salamanca RTV al Día
Ya estamos con los máster
X

Ya estamos con los máster

Actualizado 14/08/2018
Enviado por Maximo de la Peña Bermejo

Al nuevo presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se lo quieren cargar, no se puede permitir que un político joven, preparado y con buenas ideas, pueda llegar al poder, a no ser que sea de izquierdas. Y como eso es imposible, aquí nada más que pueden gobernar los que no tienen ninguna tipo de preparación, ni estudios y mucho menos títulos universitarios.

A una juez le ha llegado una denuncia de un medio de comunicación muy sospechoso de ingresos, que se escuda en la libertad de información para pedirle la investigación de los estudios de Pablo Casado. "No soportan las personas preparadas". La juez se ha puesto a investigar, con los siguientes resultados y argumentos. Al primer investigado ha sido al catedrático director del curso de Derecho Constitucional Álvarez Conde que ha utilizado el curso como "regalo a determinados alumnos" que mantenían vínculos de amistad o profesional con él. Casado se matriculo en el máster y paga las tasas, condición para recibir el titulo, aporta su expediente académico, solicita el reconocimiento de créditos preceptivo y a instancias del alumno; y acepta el titulo y lo usa en su currículo. Todos esos pasos conformarían su participación en la prevaricación, según la juez.

Esta magistrada considera que la conducta de Casado es un cohecho impropio, "recibir como regalo una titulación de máster". Admite que es un cohecho poco habitual, pues este delito solo es por dinero, esto solo puede ser una prebenda. Y sigue la magistrada con sus argumentos, un regalo "exige una participación activa del sujeto que lo recibe". Matricularse, pagar, aportar el expediente y pedir la convalidación para dar legitimidad al título, parece ser una "prebenda". Y como la juez, Carmen Rodríguez-Medel titular del juzgado de instrucción Nº 51 de Madrid no tiene más argumentos para imputar a Casado, ni siquiera llamarle a declarar, envía el tema al Supremo. Hasta aquí la juez.

Los argumentos del número uno del PP: puede demostrar que no obtuvo ninguna titulación como resultado de la realización del curso, porque este solo le sirvió para otorgarle el derecho de inscribir una tesis doctoral, cosa que al final no hizo. Y eso de "regalo" que la juez recoge en su escrito. Casado dice que no tiene ningún título por lo tanto ningún regalo.

Creo que ha llegado el momento que las personas decentes con principios y moral, dejen los complejos y defiendan su honestidad con la verdad por delante. Pablo Casado lo mejor que puede hacer es pedir al Supremo que vea su asunto cuanto antes, poniéndose a su disposición para aclararlo y no perder el tiempo por un máster cuyo título ni siquiera se digno recoger hace diez años, lo que demuestra la poca importancia que le dio. No merece que emplee ni un minuto de su tiempo en este tema, que es lo que algunos pretenden. Si presenta documentos acreditativos de que se limito a hacer lo que la Universidad le exigía, si hubo delito o regalo es atribuible al chiringuito académico del profesor Álvarez Conde, ya apartado como director del curso. No quiero defender a ningún político solo deseo la verdad y la honradez de quien nos gobiernan.

En política la decencia y la moral no es solo demostrar y defender la verdad, también tiene que exigírsela a los demás. Pablo Casado y su equipo, si tienen que emplear parte de su tiempo en exigir al Supremo que investigue esa causa general de privilegios académicos a políticos a niveles más amplios. Si pensamos en el desbarajuste de nuestros planes de enseñanza en cada cambio de gobierno y lo rapaces de los políticos, nos podemos encontrar con miles de favores y regalos en la convalidación de asignaturas, cursos, títulos, carreras incompletas, máster y paster. La investigación se debe empezar por los de arriba para que sepamos todos los españoles quien nos gobierna y qué clase de títulos y preparación tienen.

Es intolerable que se esté utilizando el insulto y la justicia contra un político de la oposición por un titulo. Y el presidente del Gobierno no sea capaz de presentar su tesis doctoral, porque no aparece por ninguna parte, como tampoco ser "alto cargo" en Naciones Unidas, o como el alcalde de Valladolid que ha tenido que borrar de su currículo un máster que no tiene, como el presidente de los socialistas madrileños, Franco de apellido que engaña con ser ingeniero y no es ni encargado de obra. Y si dan un repaso a las ministras y ministros con sus altos cargos, pueden procesar a más de la mitad por los "regalos".

La ambición y la mentira pueden ser letales para la democracia?

Comentarios...