Sábado, 22 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
La voluntad de Franco

La voluntad de Franco

CARTAS DE LOS LECTORES
Actualizado 19/06/2018
Enviado por Maximo de la Peña Bermejo

No estoy identificado con las ideas de Franco ni con las del PSOE y mucho menos con el comunismo. Pero ahora me encuentro con la sorpresa, al ver la sintonía del actual PSOE, y el difunto general después de 42 años enterrado. ¡Como si no hubieran tenido tiempo antes!

Resulta que el PSOE esta enredado en el Congreso (como si no hubiera otros problemas) para desenterrar los restos mortales de Franco que están en el Valle de los Caídos. Pero como estos no saben casi nada, están requiriendo a las Cortes el respeto de la voluntad de Francisco Franco. Que extraños aliados. ¿O alomejor no tanto? Pero la Historia está escrita, y algunos no la saben ni leer.

En mayo de 1958, el general Camilo Alonso Vega que era presidente del "Consejo de las obras del Monumento Nacional a los Caídos", envió una carta a cada uno de los 50 gobernadores civiles de España en la que les pedía que se buscaran restos mortales de caídos en la Guerra Civil para ser enterrados en Cuelgamuros. Para ser sepultados allí. La circular enumera varios requisitos: tener nacionalidad española, combatiente y que muriera en la Guerra. (Sin especificar bando). Para quienes no conocen un mínimo de la historia reciente de España. Alonso Vega era ministro de Gobernación cuando mando esa circular. Y llego a ser Capitán General del Ejército, grado que solo tenía Franco y Agustín Muñoz Grandes.

Y viene lo importante, porque las condiciones que puso la mano derecha de Franco le impedían que fuera enterrado allí. Franco, el General no murió en esa absurda Guerra, murió en un hospital de muerte natural "por si acaso algunos no lo saben" y por lo tanto sabia que estaba excluido de ser enterrado en el Valle de los Caídos. ¿Por qué no se cumplió la voluntad de Franco? Es difícil saberlo, pero lo cierto es que la orden la dio quien heredo todos sus poderes-antes de renunciar a ellos-. Don Juan Carlos. A las 16 horas del 22 de noviembre de 1975, recién proclamado Rey firma un decreto, el primero de su reinado, en el que ordena entregar los restos mortales de Franco al abad de la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, para que los coloquéis en el Altar Mayor y Coro de la Basílica. Y firma la orden "Yo el Rey".

Juan Carlos no hubiera tenido que hacer ese decreto si esa hubiera sido la última voluntad del General. ¿Lo hizo porque era otra cosa la que Franco había dispuesto? Para terminar estos ignorantes de la nefasta Memoria Histórica, proponen crear bancos de ADN con urgencia, por la avanzada edad de los familiares de las personas muertas en la Guerra Civil, y darles un poquito de dinero (claro que ya quedan pocos) y para honrar la memoria de todos, si de todos, "no solamente de unos" y establecer el 11 de noviembre como día de recuerdo y homenaje a las víctimas.

¡Vamos un día mas de fiesta! Porque tenemos pocos?

Comentarios...