Viernes, 27 de mayo de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Juanfran Ingelmo: “El Ribert siempre fue una familia y tratamos de transmitir lo que nosotros...
X
ENTRENADOR DEL RIBERT

Juanfran Ingelmo: “El Ribert siempre fue una familia y tratamos de transmitir lo que nosotros...

DEPORTES
Actualizado 12/05/2018
Redacción

El tÉcnico reconoce que ha sido especial haber ascendido con su equipo de toda la vida y repetir el éxito de hace dos temporadas con el CF Salmantino UDS

Lleva toda una vida en el fútbol y la mitad de ella en los banquillos. Juanfran Ingelmo es de los que no hacen ruido, de los que dejan que sean sus resultados los que hablen y a tener de los tres últimos años, nadie puede discutirle que se ha ganado el derecho a iniciar el año que viene una nueva etapa en Regional de Aficionados, ni podrá discutir que algo tiene el agua cuando la bendicen y si en tres años ha ascendido a dos equipos y se quedó a un gol de subir otro, quiere decir que parte del mérito reside en él.

Hace dos años ascendía al CF Salmantino UDS a Regional y al año siguiente dejaba su sitio en el primer equipo a María Hernández y a Pitu para asumir un reto quizá todavía mayor, el de subir al filial. Un gol, un único gol les separó del ascenso. Este año se convertía en el primer técnico del Ribert en su nueva etapa y no sólo ha rubricado el ascenso antes de lo previsto, sino que ha hecho historia al tener invicto al equipo, que ni siquiera ha perdido en los amistosos.

"No ha sido fácil conseguirlo. El Salmantino nos ha puesto las cosas muy difíciles y tiene gente a la que tengo muchísimo aprecio. Al final hemos completado una muy buena plantilla, con jugadores cada uno de su lado y con la deficiencia de tener que crear un equipo nuevo y estoy muy contento por ellos sobre todo por los ocho que el año pasado estuvieron conmigo en el Salmantino, porque lo del año pasado fue demasiado castigo, pero el fútbol es así. Sigo pensando que teníamos que haber forzado jugar con el Cristo Rey y eso nos habría dado el ascenso. Ahora es fácil decirlo a toro pasado, pero que por un gol te quedes fuera te duele mucho, porque en invierno hace mucho frío y mucho calor en verano y aquel equipo trabajó mucho y de forma muy seria", señala.

Sin embargo, este año se sacaba la espina y lo hacía con el club en el que se formó y del que ha sido parte importante del regreso. "Creo que fue una idea de dos locos, uno se llama Pedro -Hernández, presidente-. Empezamos y se llevó a cabo. Estoy supercontento con él. La ilusión que tiene no la conoce nadie, pero es enorme y lo ha hecho con toda la humildad. Lo que ha hecho este equipo no es normal".

Y es que "a nivel personal ha sido una de las mayores alegrías de los últimos años. Hace tres años ascendimos con el Salmantino porque se trabajó muy bien, pero ésta implicaba un poco más de alegría porque el Ribert ha sido mi club de toda la vida. Una alegría tremenda por la gente, los chavales, la directiva, la gente de casa. Queremos lo que implica el Ribert. Es lo que implica la familia, que pase lo que pase se lleva bien. La directiva, compuesta por bastantes ex jugadores, le ha dado mucho cariño a los jugadores. Cada dos o tres semanas iban a ver lo que necesitaban y el jugador a eso le da mucha importancia. No les ha faltado siempre dentro de la humildad. La directiva se ha movido un montón y ha salido bien. Hay mucha gente que nos ha ayudado y seguimos creciendo. Ahora hemos alcanzado un acuerdo con El Zurguén y hablando con el coordinador le contaba lo que era el Ribert. Se contaba con todos. Se le daba oportunidades a todos. Se ayudaba al que no tenía. Era una familia. Se trata de competir, pero hay muchas maneras y competir educando es lo más bonito. Intentamos transmitir lo que vivimos y por eso el Ribert ha sido uno de los equipos más queridos y por el que ha pasado una cantidad de gente enorme. De hecho, mucho socio ha salido de gente que ha pasado por allí y cuando se enteró ha querido unirse. Para nosotros, es media vida".

A pesar de que les queda un partido, precisamente ante el CF Salmantino UDS, no deja de mirar tampoco al futuro. "El año que viene va a depender de los jugadores que podamos cerrar, que puedan venir. Por trabajo no va a ser y si cerramos una buena plantilla deberíamos mirar para arriba siempre desde la humildad, aunque lo dirá la competición. Lo que sí tenemos claro es que vamos a salir con la vitola de competir y trabajar".

Comentarios...