Miércoles, 19 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
¡Qué se vayan!...si es lo que quieren.

¡Qué se vayan!...si es lo que quieren.

OPINIóN
Actualizado 22/09/2017
Luis Marcos del Pozo

¡Qué se vayan!...si es lo que quieren. | Imagen 1

¡Que se vayan!, los que no quieran estar no se les puede obligar a compartir mesa y mantel.

Que se vayan allá dónde se sientan bien, pero evidentemente no podrá ser en la piel de toro, toda ella es Hispania y por lo visto le salen sarpullidos cuando hablan , o respiran dentro de nuestra atmósfera .

Que se vayan, esos que han olvidado como besaban el escudo de la camiseta que tenían pegada a su piel¡que cínicos!, siempre engañando, siempre aprovechando la coyuntura de ser el vértice de una pirámide social que les sigue de forma ciega y sin condiciones.

Que se vayan, todos y cada uno de los que han inundado de mierda nuestro país, ESPAÑA, sean independentistas a tiempo parcial o completo ( depende de lo que se lleven a su bolso).

Que se vayan, lejos, muy lejos, los que quieren que se les respete, pero se olvidan de respetar. Los que ningunean, los que vejan a la Guardia Civil, Policía Nacional?, estos que cuando las cosas van mal dónde sea, se acuerdan de ellos como de santa Bárbara cuando truena.

Que se vayan ¡pero que no vuelvan! Que se vayan y por supuesto devuelvan todo y en sus bolsillos sólo lleven lo que ellos han aportado, no el trabajo de leoneses, salmantinos, gaditanos, ovetenses, etc.

Que se vayan, y que en el camino intentenen encontrar esa historia que se han inventado, o quizás les han engañado. Que caminen viendo espejismos, eso es a lo que estan acostumbrados.

Que se vayan, y con ellos todos los que alguna vez han defendido esta ignominia ya sea para llenar la urna con su papeleta o simplemente por esa gracia de moda, los que volvieron a horadar la herida, los que abrieron la grieta de las dos, tres , cuatro y miles de españas, los que desenterraron...hachas de guerra y hundieron ilusiones.

Y mientras ellos se van, si es que quieren, no olvidemos quien nos ha llevado a este caos, quien a avivado el fuego, quien encendió una y otra vez las cenizas de un desencuentro fratricida ya pasado, quien se ocupó más de remover para crear confusión con los olores y sabores que de crear y construir apostando por las aportaciones de todos y cada uno.

Pero no nos engañemos, nuestros gobiernos centrales tienen muchísima culpa de toda está situación, permitieron una descentralización que llevaba gravada la palabra caos, descuidaron la educación, la salud, las fuerzas del orden; dejaron que se interpretara la historia, saltándose el deber de trasmitirla, y cuando alguien olvida su historia REAL, comete los mismos errores con consecuencias parecidas.

Se permiten adoctrinamientos, incontrolados mítines en las aulas, en Salamanca, en Jerez o en Huelva; se subvencionan investigaciones para conectar con Venezuela o con Irak; se negocia, por un puñetero voto, con pseudodelincuentes formales y delincuentes morales,se maltrata a nuestra savia nueva obligándola a salir de la planta madre , mientras que los que se han llenado los bolsillos siguen sin vaciarlos y otros hacen cola, engañando, timando, esquilmando a todo aquel que se cree fábulas doradas, mientras esperan a dar el golpe final.

Comentarios...