Lunes, 24 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Premio a la libertad ‘Miguel Miñana’

Premio a la libertad ‘Miguel Miñana’

OPINIóN
Actualizado 06/10/2015
Emiliano Tapia

Tuve el sábado pasado el privilegio de ser elegido por parte de la Asociación Socialista Bejarana para acoger en este año el premio a la libertad Miguel Miñana. Y quiero recoger en el espacio de opinión de esta semana la sencilla reflexión que tuve la suerte de compartir con ellos como signo de enorme agradecimiento, que reitero desde aquí.

[Img #446683]Quise comenzar expresando lo que supone "formar parte de un listado de grupos y personas que han luchado por la libertad de una forma tan comprometida y con tanto dolor como, por ejemplo, Marcos Ana; por una parte me empequeñece, pero por otra me hace levantar mi cabeza para comprender que la lucha por la auténtica libertad es una tarea que apenas he vislumbrado todavía y me queda un inmenso camino. Me toca aprender una vez más".

Expresé a continuación cómo el "compromiso por encontrar y vivir la libertad a través de la búsqueda de un mundo más justo, en mi vida, siempre ha tenido un único denominador: SOLAMENTE LOS EMPOBRECIDOS DE ESTA SOCIEDAD, son la causa fundamental de mi libertad y compromiso vital".

Intenté poner nombre a "los más empobrecidos, que en los años 79, 80, 81? tenían nombre de espacio rural, de pueblo, de persona mayor o de persona joven, de mujer o de espacio comunitario .Cómo en la Casa Parroquial de Villarino de los Aires, con todas sus puertas abiertas, y la zona de las Arribes, fueron lugar de lucha por una sociedad más justa en el campo de la educación con la acción de Escuelas Campesinas; o las acciones en pro de una democracia incipiente para el pueblo y del pueblo; o en la lucha por servicios cercanos tan fundamentales como una sanidad digna; o por la defensa de la vida de una zona amenazada por un cementerio nuclear; el apoyo a proyectos de un nuevo desarrollo rural;? ¡Cuántas lecciones aprendidas en el acompañamiento sencillo con gentes de pueblo y de los pueblos!"

Pero era necesario hablar y reflexionar en este momento desde "este barrio de Buenos Aires; que llega a mi vida en los años 94, 95; y donde nunca he vivido tanto sufrimiento personal y colectivo; pero nunca, también, he aprendido y he madurado tanto para no dar un paso atrás en mi opción de vida, QUE SOLAMENTE LOS EMPOBRECIDOS, y los espacios consentidos para ello, MUEVAN LA CENTRALIDAD DE MI VIDA".

Estaba, también obligado a expresar cómo: "más tarde, en el 99, llega a mi vida la realidad de la cárcel y el darme cuenta de su inutilidad para conseguir lo que parece que buscamos, la reinserción; la de las personas presas y expresas; la de las privadas de libertad".

Aportaba, igualmente, una de mis primeras conclusiones: "LIBERTAD, EMPOBRECIDOS, COMPROMISO Y JUSTICIA se hacen fuertes, (y espero que para siempre imprescindibles), en la vida de una persona que como yo ya no encuentro sentido vivir sino es con y entre los más excluídos y marginados".

Intenté, también, poner nombre a una forma de vivir;: "la puerta de mi casa continúa abierta siempre. Mi manera de pensar y de hacer solamente tiene sentido entre los más empobrecidos y con ellos; los de la calle, los presos y expresos, los enfermos crónicos o mentales,?Los proyectos alentados por mi compromiso solamente tendrán una dimensión comunitaria; de defensa innegociable de derechos fundamentales, (comida, vivienda, salud y educación). De apuesta compartida por hacer camino en el trabajo, que no en el empleo, que se le niega ya sin remedio para los más excluídos. De lucha contra la riqueza, por el convencimiento de que hay pobres porque hay ricos; junto a la lucha por hacer posible la urgencia de propuestas alternativas como las Rentas Básicas universales y para todas las personas en igualdad, que han de ser herramientas de justicia imprescindible en tiempos venideros para repartir la riqueza".

Quería ya concluir, y no podía menos de aportar alguna denuncia; "espacios como Buenos Aires, permitidos y alentados por políticas radicalmente equivocadas, no son signo de nada de todo esto, que es cuanto mueve mi vida. Por eso incansablemente, no sólo yo, sino muchos más vecinos y vecinos, buscamos en este barrio un espacio de libertad que nos hable de un lugar para convivir y relacionarnos como aspiración de todo colectivo humano que busca hacerlo con dignidad.

Estos espacios sin aparente vuelta atrás deben ser objeto incansable, y por lo menos para mí lo es, de una forma de vivir y entender la sociedad y todas las relaciones que posibiliten centralidad en las vidas de todos y de todas.

Libertad y Justicia van de la mano en la lucha contra el empobrecimiento. Como Libertad y Justicia van de la mano en la lucha imprescindible contra el enriquecimiento. Y esta tarea es hoy prioritaria. Ahí me encontrareis con muchos y muchas de vosotros y vosotras.

Y una última reflexión: estamos en tiempos de sometimiento al dios mercado que manda y ordena, que controla y dirige. Creo que si este dios nos continúa sometiendo nunca disfrutaremos de la justicia y de la libertad; de esa que hoy defendemos".

Comentarios...