Jueves, 27 de enero de 2022
Volver Salamanca RTV al Día
Del tórrido desierto a las dulces y gratificadoras aguas
X

Del tórrido desierto a las dulces y gratificadoras aguas

OPINIóN
Actualizado 17/07/2015
Juan Robles

Los tremendos calores de estos días, aparte de estar creando muchos problemas y llevando a algunos más débiles hasta la muerte (setecientos muertos en Francia por la ola de calor), y aparte de ser objeto de conversación y de queja continua, nos lleva a pensar en acontecimientos bien calientes por los que estamos pasando y que nos tienen a veces incluso justificadamente preocupados.

Sin acudir a los acontecimientos más violentos a los que casi nos están acostumbrando los islamistas, estamos pasando por situaciones bien calientes, como son todas las relacionadas con el difícil momento por el que está atravesando Grecia, sus políticos, sus trabajadores, sus gentes más humildes, víctimas del engaño y de la miseria.

En esta línea podría situarse también el acontecimiento de la huida de la cárcel del poderoso narcotraficante mejicano, reclamado por los Estados Unidos, que nos sitúa ante el drama preocupante del incontrolable y devastador tráfico de drogas.

En nuestra querida España también estamos viviendo horas de revolución, de inseguridad, de temores, de uniones y desuniones de partidos clásicos y emergentes. Una situación incómoda, impredecible, que no sabemos a dónde nos puede llevar. Vivimos una gran disconformidad, que nos lleva a protestas, reclamaciones, y hasta a uniones partidistas contra lo natural y lógico.

Por otro lado, estamos viviendo acontecimientos de carácter positivo, que parecen suavizar el ambiente humano, social y político. Comenzando por la celebración estos mismos días de la refrescante fiesta marinera de la popular y amable Virgen del Carmen. Aguas dulces y gratificantes con las que la Madre suaviza las situaciones tan calientes de nuestros días, como lo hizo en cualquier momento de tantas horas tristes, pesadas y duras de nuestra historia.

En esa línea estarían esperanzadores acontecimientos como los difíciles acuerdos entre la Unión Europea y Grecia. El acuerdo trascendental entre los Estados Unidos y Cuba, que les llevarán a normalizar las relaciones con apertura incluso de embajadas, y con esperanza de continuar la normalización comercial, superando el ya largo e inútil embargo.

Lo mismo diríamos del reciente acuerdo múltiple de un buen grupo de estados con Estados Unidos a la cabeza, que parece haber logrado la colaboración con Irán con vistas a limitar el uso de las armas nucleares o atómicas.

Entre nosotros, y por lo que a mí respecta, siguen las celebraciones de los cincuenta años o las Bodas de Oro sacerdotales del que suscribe y de los compañeros, que hemos llegado a esa meta parcial de tan largo periodo de dedicación a la Iglesia y a los cristianos y no cristianos que todavía siguen reclamando nuestros servicios.

Y finalmente, por hoy, hagamos referencia a la llamativa y eficaz visita del Papa Francisco a tres países de su propio continente americano: Ecuador, Bolivia y Paraguay, que por otro lado es el país al que han servido más de cincuenta de nuestros sacerdotes salmantinos a lo largo de más de sesenta años.

Esperamos que la Virgen del Carmen siga suavizando las difíciles y calientes situaciones en el largo crucero de nuestras amenazadas vidas. Cesen o se mitiguen los tórridos acontecimientos de nuestro entorno y gocemos de la suavidad de las relaciones humanas, de atención, de servicio, de entendimiento y de convivencia, de reconciliación y fraternidad. Feliz y refrescante verano.

Comentarios...