Martes, 07 de febrero de 2023
Volver Salamanca RTV al Día
Huarte: “La Teología permite plantearse y dialogar sobre cuestiones vitales que afectan al ser...
X
ENTREVISTA AL Director de la Escuela de Teología de San Esteban en Salamanca

Huarte: “La Teología permite plantearse y dialogar sobre cuestiones vitales que afectan al ser...

SOCIEDAD
Actualizado 28/09/2014
Juan Antonio Mateos Pérez

"Todos tenemos que formarnos como personas; la teología no es algo privativo de curas y frailes", afirma el dominico en el comienzo de un nuevo curso

[Img #116878]

En el arranque de un nuevo curso de la escuela de teología de San Esteban de los Dominicos, SALAMANCArtv AL DÍA quiere tomar el pulso de este histórico centro de formación, abierto a los nuevos tiempos.

¿Por qué estudiar Teología en el mundo de hoy?

Hasta hace poco se tenía la idea de que la teología era algo privativo de curas y frailes, de los que hacían la carrera sacerdotal. Una especie de coto privado al que sólo accedían los demás ateniéndose a lo que les dijera el sacerdote de turno (aquello de "doctores tiene la santa Madre Iglesia que sabrán responder"). Un vacío por tanto que no dejaba de ser un atentado mortal contra el derecho que todos tenemos a formarnos como personas de acuerdo con el sentido que cada uno queramos dar a nuestras vidas.

[Img #116869]

Gracias a Dios, ya hemos superado esos tiempos y hoy en día son muchas las plataformas que se ofrecen a cuantos quieran adentrarse en este campo fundamental de la persona humana preguntándose por el sentido de su vida. De hecho,en la actualidad son relativamente frecuentes las noticas de los medios de comunicación que hacen referencia,de forma directa o indirecta, al tema de Dios. Recordemos, por ejemplo, las recientes declaraciones de Stephen Hawking (reconocido astrofísico y divulgador científico británico), negando taxativamente la existencia de Dios y las distintas reacciones que ha provocado.

¿Puede un creyente mantenerse al margen de tales afirmaciones sin dejarse de cuestionar por su propia fe? Cuando nos cuestionan cualquier actuación personal, sabemos defendernos dando nuestras razones. ¿Por qué los cristianos adoptamos cierta pasividad y pereza mental arrastrados por la inercia cuando se trata de algo tan personal y vital como es el preguntarse sobre el por qué y el para qué de nuestras vidas?

2. ¿Qué ofrece la Escuela de Teología a los alumnos que quieran matricularse?

Un espacio de convivencia donde es posible plantearse y dialogar sobre tantas y tantas cuestiones vitales que afectan al ser humano y que no encuentran respuesta en otras ciencias. Por ejemplo, ese deseo de trascendencia que anida en el corazón humano y al que no dan respuesta satisfactoria los magníficos pero siempre insuficientes avances de la ciencia y la técnica. Después de todo, ¿dónde reside el fundamento último que pueda sustentar y dar consistencia al proyecto humano, consciente de sus vacíos y fracasos pero impulsado siempre hacia un más allá que colme sus aspiraciones más profundas?

Al hombre que se sincera consigo pienso que le tiene que resultar difícil, tarde o temprano, sustraerse a estos interrogantes. Nuestro Miguel de Unamuno, que tantas veces vino a consultar y debatir con los frailes de San Esteban sobre las preguntas más radicales de la vida, podría ser de algún modo un icono de cuantos buscan un interlocutorcon quien compartir ese permanente debate interior entre la fe y la razón. Es la misma racionalidad humana la que nos invita a preguntarnos sobre nuestra propia existencia con una mente abierta a la realidad que nos envuelve, al mismo tiempo que dispuesta a compartir su experiencia con cuantos hacen el mismo camino.

La Escuela de Teología ofrece la posibilidad de sentarnos juntos en torno a una misma mesa para debatir los problemas e inquietudes del hombre moderno, guiados por profesores titulados y competentes en cada una de las parcelas de la teología y con capacidad docente contrastada.

3. ¿Logros, tareas pendientes y nuevos imperativos de la Escuela de Teología?

La Escuela ha buscado en todo momento, desde la seriedad de la reflexión y del estudio, ofertar una visión sistemática y orgánica de las diferentes áreas de la teología atendiendo a los grandes movimientos culturales contemporáneos y en un clima familiar dentro de la comunidad académica. ¿Cómo implicar al alumno en el ejercicio de la inteligencia de la fe más allá de lecturas fundamentalistas o distorsionadas?

Son los propios alumnos que han pasado por la Escuela los que mejor pueden hablar de los logros conseguidos cuando dejan traslucir con cierto orgullo su paso por la misma. No sólo han encontrado un espacio donde verter y contrastar sus opiniones, donde deshacerse de múltiples prejuicios y sombras sobre la vida cristiana, sino que han podido crecer y madurar hacia una fe adulta, conscientes de sus debilidades pero también de sus ricas posibilidades. Todo ello envuelto en una bella convivencia, en la que se han ido fraguando verdaderos lazos de amistad y que han fructificado en múltiples actividades conjuntas que van dejando una huella inconfundible.

[Img #116870]

¿Tareas pendientes? Muchas, si bien yo las resumiría en una fundamental: ¿cómo ser transmisores de esta experiencia personal para que otros muchos disfruten de la misma? Porque quien se apunta y participa es difícil que no se sienta concernido y enganchado por el amplio horizonte de miras que se le abre a la vista, porque aprende a sintonizar con lo más constitutivo y primordial del ser humano, porque encuentra un espacio donde realizarse como persona libre y protagonista de su propio destino,porque descubre en definitiva el gozoso camino del encuentro con el otro, allí donde germina la verdadera llamada del evangelio.

4. ¿Cuántos años lleva la Escuela ofreciendo estos cursos de Teología? ¿Qué destacaría de esos años?

Inaugurada en el curso 1977-1978, lleva 37 años ininterrumpidos de docencia (fidelidad que sólo ha sido superada por los 43 años de las Conversaciones de San Esteban). Pienso que ha sido la única plataforma de nuestra ciudad que durante su larga andadura ha impartido de forma sistemática una formación básica y bien fundamentada de la teología cristiana al mismo tiempo que ha ido conformando una verdadera comunidad educadora entre profesores y alumnos. Un servicio doctrinal a la sociedad salmantina y a la iglesia diocesana que sigue siendo muy importante para cuantos se interesan por una formación seria o buscan un mayor compromiso de su fe.

Como cristianos, han aprendido a pensar por sí mismos, han saboreado el mensaje de la Palabra de Dios, han encontrado un rumbo certero en su caminar, se sienten capacitados y equipados con sólidos criterios evangélicos para afrontar la sociedad en que viven, han experimentando la verdadera libertad y alegría de los hijos de Dios. Se sienten, en una palabra, felices de poder transmitir sus convicciones de fe.

5. ¿Cuántos años lleva usted como profesor? ¿Qué materias ha impartido? ¿Con cuál se ha sentido más realizado?

Desde el curso 1970-71. Así que puede echar cuentas. En nuestra Facultad de Teología me he centrado sobre todo en las cartas de San Pablo y en el libro de los Hechos de los Apóstoles, dos testigos claves del cristianismo naciente. Sin embargo, fuera de España, aunque en cursos aislados, me ha tocado dar prácticamente toda la Biblia.

Siendo así, nada extraño que para mí la figura de Pablo viene a ser como el centro neurálgico que me permite establecer conexiones con el resto de los textos bíblicos. Una figuraingente y poderosa tanto en el campo teológico como pastoral, que sigue siendo tremendamente contemporánea en su forma de pensar y vivir el cristianismo. Tanto Pablo como el libro de los Hechos de los Apóstoles me remiten constantemente al cristianismo primitivo, ese espejo en el que me gusta mirarme diariamente para evaluar mi vida cristiana.

6. ¿Cuál es el programa de este curso?

El programa académico consta de 3 cursos cíclicos. Este año se imparte el II (martes, miércoles y jueves) con los siguientes temas: el misterio de Dios, la cristología, los evangelios, la esperanza cristiana, la ética de la persona y la religión dentro del pensamiento contemporáneo.Existe también un curso de Postgrado (martes y miércoles), en el que los alumnos sugieren cada año las materias que más les interesan y que suelen versar por tanto sobre temas monográficos de toda índole.Los horarios son de 19,30 a 21,30.

Por otra parte, se imparte todos los años un curso especial (este año versará sobre la mística teresiana), y un seminario organizado por la Asociación de alumnos y Exalumnos de la Escuela de Teología, abierto a cuantas personas quieran participar, y que se anunciará más tarde.

Además del programa académico, la Escuela cuenta también con una serie de actividades complementarias que enriquecen sin duda la formación integral del alumnado: un correo diario que viene a ser una revista informativa, tertulias trimestrales sobre temas de actualidad, un foro mensual de lectura, un teatro navideño leído, salidas de convivencia,diversas celebraciones litúrgicas, una excursión anual, etc.

7. ¿Qué le diría a un Salamantino para animarle a estudiar Teología en San Esteban?

Que tiene en el propio centro de la ciudad una posibilidad magnífica de complementar su formación personal. La Escuela está abierta a toda persona que busca ahondar en los conocimientos teológicos; es decir, a toda persona, creyente o no creyente, que se interesa honradamente por dar respuesta a su vida. La tradición dominicana de este convento nos ha enseñado a dialogar con todo tipo de culturas. Es el terreno en el que nos encontramos más cómodos, fieles a la herencia recibida.

Somos conscientes de que nuestra sociedad, también la universitaria, necesita de clarificación y apoyo. Es posible que vivamos una época de cierto desconcierto y desencanto en cuanto a valores e ideales. La indiferencia y apatía son nuestros peores enemigos. Por eso creemos que es necesario ofrecer estos espacios de diálogo y de encuentro para no caer en el vacío y el sinsentido.

El marco emblemático de San Esteban ya merece por sí solo una visita pausada. Un marco que cuenta con unas instalacionestotalmente renovadas y con una sala de lectura bien acomodada en la que se puede disfrutar de la paz y el silencio aprovechando los servicios de una magnífica biblioteca.

DATOS DE CONTACTO DE LA FACULTAD

Para cualquier información pueden dirigirse a la Secretaría de la Facultad en el Convento de San Esteban: 923 26 29 79. Les ofrecerán un tríptico con todos los detalles.

Juan Antonio Mateos Pérez

Área Socioreligiosa de SALAMANCArtv AL DÍA

[Img #116871]

Comentarios...