Ciudad Rodrigo al día

 

El encierro a caballo recupera esplendor entrando en agujas incluso antes de hora

CIUDAD RODRIGO | Los seis astados de los Herederos de Santos Alcalde estaban en la Plaza Mayor a las 11.20 horas
[Img #232472]

Si el encierro a caballo del pasado Carnaval se convirtió en un suplicio de tres horas de duración –pese a que se recortó su recorrido-, en este 2015 ha sido todo lo contrario, disfrutando decenas de miles de mirobrigenses y forasteros de un espectáculo rápido y limpio.

Tanta rapidez tuvo el encierro que entró en agujas incluso antes de la hora prevista (las 11.00 horas), lo que provocó que numerosas personas que habían apurado para llegar a verlo se quedaran sin ver su paso, aunque la campana del Ayuntamiento ya les estaba avisando con su ritmo acelerado de que los toros venían con prisa.

Como el año pasado, el encierro contó con una zona de expansión, en la cual únicamente los caballistas acompañaron a los astados de los Herederos de Santos Alcalde. Esta zona de expansión fue de unos 2,5 kilómetros, desde el Centro Ecuestre Casasola –punto de arranque del encierro- hasta la Ermita del Alto de Valhondo.

[Img #229984]En ese lugar se iniciaron 3,5 kilómetros de recorrido hasta la Plaza Mayor en los cuales se procuró que los astados fueran lo más agrupados posible. Al paso por la Puentecilla –a donde se llegó a las 10.55 horas-, marchaba un toro por delante, yendo el resto de la manada compacta detrás.

A lo largo del recorrido por las calles mirobrigenses, los toros se fueron desperdigando, llegando poco a poco hasta la Plaza Mayor, aunque sin demasiada tardanza: a las 11.20 horas el encierro ya había concluido para respiro de la Comisión Taurina del Ayuntamiento, y del Centro Ecuestre Casasola, encargado de la organización del mismo –han trabajado intensamente durante las últimas semanas con el ganado para que diera los menores problemas posibles-.

Además de la rapidez, el encierro fue muy limpio, siendo la única incidencia destacada la caída de un caballo y su jinete cerca de la curva de la Avenida Conde de Foxá. Concluido el encierro, comenzó la capea en la Plaza Mayor, que también tuvo algún susto, como por ejemplo en el primer toro cuando un hombre entró de forma precipitada en un burladero.

Tras la capea, fue turno para el desencierro, que también se desarrolló con mucha rapidez, durando apenas 10 minutos, de tal forma que la mañana taurina concluyó a las 13.21 horas. Este desencierro contó con sólo dos astados, ya que el tercero que tendría que haber bajado se mató en la plaza. En lo que se refiere al desencierro, un hombre sufrió un golpe en la cabeza en la zona del Registro y tuvo que ser trasladado hasta la enfermería de la Plaza por los efectivos de la Cruz Roja.  

La celeridad de los eventos taurinos, así como la mejoría en las condiciones meteorológicas (a primera hora de la mañana cayó un chaparrón, así como justo a la hora de comenzar la capea) están haciendo que miles de personas estén repartidas desde media mañana por bares y peñas disfrutando del Carnaval

[Img #229887]


tbox" title="">